Perdue espera una resolución favorable para ambas partes en el contencioso de las aceitunas negras

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se reunió en la sede de este Departamento, con el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, con el que ha abordado asuntos de interés mutuo.

Perdue recalcó el papel de España como socio principal de Washington dentro de la Unión Europea. En esa línea de trabajo común, ambas Administraciones comparten su seguimiento sobre el litigio contra las exportaciones de aceitunas negras de mesa a Estados Unidos.

 Al respecto, Perdue espera que este conflicto comercial abierto contra las importaciones de aceitunas negras españolas se resuelva favorablemente para ambas partes, dentro de la esencia del libre comercio y de “nuestra maravillosa relación bilateral en muchos ámbitos agrícolas.”

El alto cargo del Gobierno Trump recordó que la investigación abierta sobre este producto corresponde al Departamento de Comercio de Estados Unidos, no al de Agricultura, y que no fue el Gobierno norteamericano quien inició el contencioso, sino un grupo de empresas de California, que presentó acusaciones de “dumping” por las ayudas que recibe la aceituna negara española.

Perdue indicó también que, según las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), si un país recibe una denuncia de este tipo está obligado a investigar. Y ahora el proceso, y hasta el 20 de noviembre, está en esa fase. Y, por ello, añadió, el Gobierno español, los productores y exportadores de aceituna de mesa deben demostrar que “no hay evidencias” de “dumping” o competencia desleal o de que no se están concediendo subsidios prohibidos por la OMC.

La decisión de Estados Unidos estará basada en si se encuentran o no tales evidencias y solo si se confirman, podrá pensarse en restricciones arancelarias o sanciones a través de un procedimiento en la OMC, aunque, insistió Perdue, “espera que el conflicto se solucione antes y de forma favorable para ambas partes.”

A pesar del proteccionismo del que hace gala la Administración Trump, Perdue señaló que Estados Unidos “es uno de los países comercialmente más abiertos del mundo y somos nosotros los que estamos preocupados por las restricciones, no basadas en la ciencia, que aplican en Europa a las importaciones de carne de vacuno o de ave, sino que se esconden detrás de argumentos sanitarios o fitosanitarios.”

El secretario de Agricultura norteamericano pidió ser “transparentes con el etiquetado y deja que el consumidor europeo sea el que elija.”

Sonny Perdue, que es el primer representante del Gobierno de Estados Unidos que viaja a España, se reunió también con la secretaria de Estado de Comercio del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Marisa Poncela.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018