El sector agrario de la UE defiende que haya más presupuesto comunitario para mantener la PAC

Las organizaciones que defienden los intereses de los agricultores europeos y de sus cooperativas (COPA-Cogeca) apoyan abiertamente la declaración del presidente de la Comisión Europea de la UE, Jean-Claude Juncker para que los Estados miembros incrementen su contribución al presupuesto comunitario más allá del actual 1% de Producto Interior Bruto (PIB) de cada país.

En este sentido, el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, afirmó que son buenas noticias que el comisario de Presupuestos, Günther Oettinger y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker apoyen la idea de la necesidad de “dinero fresco” para financiar los nuevos desafíos a los que se enfrenta la Unión Europea, compensando así el déficit presupuestario –unos 12.000 M€ anuales, que causaría la salida del Reino Unido (brexit).

El reconocimiento del impacto positivo y del valor añadido de la Política de Cohesión de la UE y de la PAC debe ir acompañado de una financiación adecuada”.

“Consideramos que la PAC es una excelente inversión, puesto que no solo provee alimentos de calidad, sino que mantiene las zonas rurales vivas, estimulando el crecimiento y el empleo y preservando el medio ambiente”, afirmó Pesonen.

“Así, añadió, se reconoce también en un estudio reciente del Banco Mundial, donde se demuestra el impacto positivo de la PAC para atajar la pobreza y crear mejores empleos para los agricultores en toda la UE.”

“Creemos que la PAC cuenta con una muy buena relación calidad-precio, ya que no solo aporta alimentos de calidad, sino que mantiene vivas las zonas rurales al impulsar el crecimiento y el empleo, y mantener el medio ambiente en las mismas”, añadió Pesonen”

Esto también fue reconocido en un estudio reciente del Banco Mundial, que muestra el impacto positivo de la PAC en la lucha contra la pobreza y la creación de mejores empleos para los agricultores comunitarios”, agregó el secretario general del COPA-Cogeca.

“Es importante defender los beneficios del Mercado Único y mantener normas comunes en toda la UE bajo la futura PAC, con un gasto común. Es evidente que la PAC constituye una forma más adecuada y eficiente de gasto de lo que sería una mera suma de los gastos nacionales sería”, declaró el Pesonen, quien añadió que, en consecuencia, nos oponemos a cualquier cofinanciación de los pagos directos a los agricultores en el primer pilar de la PAC.”

Aportación financiera

La actual aportación del 1% del PIB de los 28 Estados miembros al presupuesto comunitario equivale a unos 150.000 millones de euros anuales,  con lo que la salida del Reino Unido –contribuyente neto- dejaría la misma en unos 12.000-13.000 millones menos anuales y en unos 84.000 millones en el nuevo periodo-, cuando, además, la Comisión Europea encara nuevas competencias para hacer frente a las políticas migratorias o a una coordinación reforzada en materia de Defensa y seguridad de las fronteras exteriores de la UE, que demandarán nuevos recursos económicos.

Se está hablando ya del nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027, el primero en que faltaría ya la contribución del Reino Unido, y para el cual el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, ha planteado dos alternativas: reducir la aportación a la actuales políticas europeas (PAC y Cohesión) para contar con recursos adicionales o elevar la aportación sobre el PIB nacional de los Estados miembros, hasta el 1,1 o 1,2% del PIB.

En la Conferencia de Alto Nivel “Definiendo nuestro futuro. Diseñando el próximo Marco Financiero Plurianual”, celebrada en Bruselas los días 8 y 9 de enero, Juncker se posicionó claramente a elevar la aportación del 1% del PIB europeo si se quiere proseguir con las políticas europeas y financiarlas adecuadamente, así como a asumir la financiación de los nuevos retos (seguridad interna y externa, transición hacia una economía verde, políticas de empleo, en especial para jóvenes, migración y nueva política de Defensa).

Sobre la PAC y la política de Cohesión, que beneficia especialmente a las regiones menos desarrolladas, el presidente de la CE aseguró que, en todo caso, deber ser simplificadas y modernizadas, pero que “no está a favor de recortes drásticos.”

Juncker se mostró a favor de organizar un debate que se centre en el contenido para después organizar los recursos financieros de forma acorde, rechazando fijar de antemano un tope máximo de presupuesto, antes de pensar en las prioridades de gasto

La Comisión Europea tiene previsto presentar su propuesta sobre el nuevo MFP 2021-2027 en el próximo mes de mayo para luego dar cuenta de las propuestas concretas para la reforma de la Política Agrícola Común (PAC).

Para el comisario de Presupuestos. Günther Oettinger, la CE baraja que la mitad del “agujero” británico se pueda rellenar con ahorros presupuestarios del actual MFP, mientras que el 50% restante tendría que proceder de nuevas aportaciones de los Estados miembros. Y ésta, añadió, sería sin duda la opción más favorable para lograr cerrar totalmente la “brecha” que dejará el Reino Unido.

Según Oettinger, “si queremos rellenar estas dos lagunas –mantener los programas actuales y hacer frente a los nuevos retos- tenemos que trabajar duro y reducir –ahorrar en- grandes programas sin dañarlos significativamente, porque toda la PAC y la política de Cohesión siguen siendo importantes y, además, hay dos programas, el Erasmus Plus y el sucesor de Horizonte 2020 (I+D+i), en los que no puede haber recortes.

PAC, pilar básico de la UE

Durante la Conferencia participó también el secretario de Estado de Presupuestos del Gobierno español, Álvaro Nadal, que afirmó que nuestro país defenderá en el nuevo MFP 2021-2027 mantener como pilares básicos las ayudas a la agricultura (PAC) y la política de Cohesión, siendo también fundamentales las políticas de creación de empleo y la lucha contra el paro juvenil, iniciadas en los últimos años, compatibles con hacer esfuerzos en investigación y desarrollo (I+D+i) y políticas con dimensión europea, como el control de fronteras o Defensa.

Para Nadal, la salida del Reino Unido, un miembro importante de la UE y contribuidor neto al presupuesto comunitario, no debe ser excusa para reducir el tamaño del mismo, que hoy se sitúa en torno al 1% del PIB del conjunto de los 28 Estados miembros, sino que debe ser suficiente para cumplir con sus funciones, sin estar muy lejos de la cifra actual.

El volumen exacto del MFP dependerá de unas negociaciones que se prolongarán durante todo 2018 y en 2019, y que aún están en sus primera etapa, fijando las posiciones iniciales de los Estados miembros y de la Comisión Europea.

Nadal consideró que España va a ser un país importante a la hora de configurar un consenso “equilibrado y justo” en este ámbito negociador, tras la salida del Reino Unido, puesto que ocupa una posición intermedia en cuanto a su nivel de renta con respecto a otros países comunitarios y porque, aunque aún es por poco receptora neta de fondos comunitarios, si prosiguen el crecimiento y la creación de empleo, en algún momento pasará a ser contribuyente neto.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018