El sector agrario comunitario deplora las nuevas concesiones agrícolas al bloque de Mercosur

Conforme la UE se prepara para incrementar su oferta al bloque comercial latinoamericano Mercosur, el COPA-Cogeca, que representa los intereses del sector productor agrícola y cooperativo, denuncia la decisión de mejorar la oferta en vacuno y advierte que se está poniendo en jaque la salud pública y los objetivos en materia de cambio climático.

Jean-Pierre Fleury, presidente del Grupo de Trabajo “Carne de vacuno” del COPA-Cogeca, declaró que “la UE ya avanzó al bloque comercial de Mercosur una propuesta demasiado generosa en vacuno en su oferta de acceso al mercado, pero ahora considerando incrementar dicha oferta para incluir volúmenes de vacuno superiores.

Para Fleury, “resulta escandaloso servir a los consumidores europeos más carne procedente de estos países, a sabiendas de que las exigencias de seguridad no son equivalentes. El 86 % de nuestras importaciones de carne de vacuno procede ya de estos países, que no cumplen con las mismas normas de calidad o de trazabilidad que nosotros”.

Este posible aumento de las exportaciones de vacuno de Brasil a la UE es una mala noticia no solo para el sector productor comunitario, según el presidente del GT “Carne de vacuno” del COPA-Cogeca, sino también para los consumidores europeos, que no quieren verse expuestos a la presencia de residuos de antibióticos, que se emplean allí y que están prohibidos en la UE.

Desde que se reinstauraran los análisis microbiológicos, según el COPA-Cogeca, se han interceptado recientemente en frontera un total de 22 lotes de carne de vacuno procedentes de Brasil que no cumplían con los requisitos sanitarios impuestos por la UE. Y, además, añadió Fleury, el último fraude alimentario descubierto allí apunta a la falsificación de certificados de exportaciones durante por los menos diez años”.

El COPA-Cogeca ha  presentado una serie de recomendaciones a la Comisión Europea para mejorar y ampliar el alcance de las inspecciones y para que se publique toda la información relacionada con el sector vacuno de carne que se recopile durante la próxima misión a Brasil. “Los eurodiputados deben participar en dicha misión”, añadió Fleury.

Por su parte, el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, afirmó que “estamos volviendo a cerrar acuerdos comerciales a la antigua, haciendo que el sector de las materias primas agrícolas sea moneda de cambio en beneficio de otros sectores económicos de la UE.

Acuerdos equitativos

Necesitamos acuerdos comerciales equitativos y ponderados, que garanticen también que nuestro mercado no deba sufrir un exceso de oferta, añadió Pesonen, para quien “es absurdo que la UE presente concesiones sustanciales en vacuno, azúcar y etanol cuando el mercado comunitario no precisa de estas materias primas agrícolas y ni siquiera conocemos los resultados de las negociaciones en torno al Brexit”.

Igualmente, apuntó el responsable agrario, “nos preocupa, y mucho, que se vaya a incluir el zumo de naranja. A día de hoy ya se importan cantidades ingentes de dichos países, sin obtener ningún tipo de reciprocidad. La UE no puede sacrificar los beneficios obtenidos del comercio agrícola, en particular considerando que los agricultores no han obtenido un precio en origen superior gracias a ello.  No podemos permitir que haya dobles estándares en el Mercado Único”.

Pesonen concluyó que, a pesar de la voluntad de la UE de ejercer de líder en el ámbito del cambio climático, un posible acuerdo con Mercosur tendría consecuencias negativas para el clima. La comparación de un mapa actual de Brasil con uno de hace 20 años atestigua el alcance de la deforestación en la zona, debido al fuerte incremento de la producción agrícola. Todo ello dispara las emisiones de gases de efecto invernadero mientras que la UE, por su parte, ha reducido sus emisiones en un 20 % desde 1990″.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018