¿Se gastaron bien los casi 740 M€ de fondos públicos en la crisis láctea de la UE entre 2014 a y 2017?

El Tribunal de Cuentas Europeo examinará las medidas excepcionales adoptadas por la UE contra las perturbaciones del mercado de los lácteos entre 2014 y 2017.

Los auditores europeos evaluarán si estas medidas, que costaron a las arcas comunitarias aproximadamente 740 M€, estaban adecuadamente concebidas y mitigaban correctamente los efectos de las perturbaciones del mercado por la desaparición de las cuotas lácteas.

Los auditores comprobarán, asimismo, si la Comisión Europea y los Estados miembros están ahora mejor preparados para futuras perturbaciones del mercado de los productos lácteos.

La producción de leche es el principal sector productor agrario de la UE en valor (58.000 millones de euros en 2018) y actualmente representa alrededor del 14 % de la producción agraria total.

Para evitar que los precios de los productos lácteos cayesen hasta niveles insostenibles, se adoptaron medidas (conocidas como la «red de seguridad») para eliminar de forma temporal algunos excedentes de mercado.

Dichas medidas incluían la intervención pública y privada, así como el almacenamiento de mantequilla y leche desnatada en polvo.

En 2014 y 2015, los precios de los productores de leche de la UE sufrieron un descenso de entre 10  y 30 céntimos de euro por litro. La Comisión consideró entonces que el sector lácteo experimentaba perturbaciones del mercado, con precios de la leche fuertemente a la baja, debido a un desequilibrio mundial entre la oferta y la demanda, en el que la prohibición de Rusia a importar ciertos productos agrícolas y alimentarios de la UE estaba desempeñando también un papel importante.

En consecuencia, Bruselas adoptó una serie de medidas excepcionales para complementar la «red de seguridad», con el objetivo de proporcionar una ayuda temporal excepcional a los ganaderos y productores de leche de vaca más afectados por tales perturbaciones del mercado.  A su vez, los Estados miembros podían completar la financiación comunitaria con cargo a sus presupuestos nacionales.

Según Nikolaos Milionis, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo y responsable de la auditoría, «los productores de leche se vieron afectados por un significativo descenso de sus ingresos. Analizaremos si el presupuesto de la UE se gastó adecuadamente para ayudarles a superar la crisis y si la Comisión Europea está preparada para futuras perturbaciones del mercado lácteo».

PDF informativo adjunto [EN]: AP_milk_market_EN


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018