La CE establece una respuesta coordinada para contrarrestar el impacto económico del coronavirus

El COVID-19 plantea una grave emergencia de salud pública para los  ciudadanos, sociedades y economías, con personas infectadas en todos los Estados miembros de la UE. También supone una gran conmoción económic. Por consiguiente, la Comisión presetó el pasado viernes una reacción inmediata para mitigar el impacto socioeconómico del brote relacionado con el coronavirus, centrada en una respuesta coordinada europea.

Según un comunicado hecho público desde Bruselas, la Comisión utilizará todos los instrumentos de que dispone para mitigar las consecuencias de la pandemia, y en particular:

  • garantizar el abastecimiento necesario de nuestros sistemas sanitarios manteniendo la integridad del mercado único y de la producción y la distribución de las cadenas de valor;
  • apoyar a las personas para que los ingresos y el empleo no se vean afectados de manera desproporcionada y para evitar que esta crisis tenga un efecto permanente;
  • ayudar a las empresas y garantizar que la liquidez de nuestro sector financiero pueda seguir apoyando la economía,
  • y permitir a los Estados miembros actuar con decisión de forma coordinada, utilizando la plena flexibilidad de nuestros marcos de estabilidad y crecimiento y de ayudas estatales.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró al respecto: «La pandemia de coronavirus es la prueba para todos. Esto no es solo un desafío sin precedentes para nuestros sistemas sanitarios, sino también un gran impacto para nuestras economías. El importante paquete económico anunciado hace frente a la situación actual. Estamos dispuestos a hacer más en función de la evolución de la situación y haremos lo que sea necesario para apoyar a los europeos y a la economía europea».

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018