Reembolso de 58,2 M€ de la PAC a los agricultores españoles de la reserva de crisis de 2019

La Comisión Europea reembolsará 467 M€ de pagos  directos de la PAC a los agricultores europeos. Unos 58,2 millones (12,5% del total) corresponden a lo que se devolverá a los agricultores españoles, solo por detrás de Francia  (87,87 M€) y Alemania (59,99 M€).

Esto es así, de acuerdo con la regulación publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) este 27 de noviembre.

Este importe de pagos director fue inicialmente deducido del presupuesto de la PAC del ejercicio de 2019 para nutrir la denominada «reserva de  crisis», con el fin de apoyar, en su caso y de haberse visto necesario, los ingresos de los agricultores afectados.

Los fondos de esta reserva no fueron necesarios en 2019, a pesar de que el sector agrícola enfrentó a situaciones desafiantes, como las que dieron lugar a medidas de apoyo adicionales para ayudar a los agricultores afectados por la sequía extrema del pasado verano.

La decisión adoptada significa que las cantidades de los pagos  directos que fueron deducidas en el pasado ejercicio financiero pueden ser reembolsadas a los agricultores por los Estados miembros a partir de este 1 de diciembre de 2019.

El concepto de reserva de crisis agrícola y su mecanismo de reembolso se acordaron en la reforma de la PAC de 2013. Se aplicó por primera vez en el año presupuestario 2014.

La deducción solo se aplica a los agricultores que perciben pagos directos  de la PAC por encima de los 2.000 euros, y aún no se aplicó a Croacia en 2019, debido al proceso de introducción gradual de los niveles de apoyo posteriores a su adhesión a la Unión Europea.

Para la constitución de la reserva de crisis agrícola se aplicó en el pasado ejercicio financiero un recorte de alrededor del  1,42% de los pagos directos a los  agricultores con más de 2.000 € de ayuda por beneficiario.

El procedimiento administrativo se prevé que se simplifique y que cambie en la PAC post 2020, debido a que la Comisión Europea planteó ya en su día cambios en su propuesta de reforma.

Así, desde el primer año en que se ponga en marcha la nueva PAC se constituirá la reserva de crisis, con un importe fijo de 400 millones de euros, que no cambiará en los años posteriores.

En caso  de que no se utilice ese importe, pasará al ejercicio siguiente y si tampoco al siguiente, sin aplicarse el mecanismo de «disciplina financiera». De hecho, esto supondrá ya una importante simplificación tanto para las Administraciones nacionales y autonómicas de gestión,  como para los propios agricultores.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018