¿Qué pasará con el “Queso Manchego” en México?

La modernización del acuerdo comercial entre la UE y México hará que la indicación geográfica protegida la DOP «Queso Manchego» coexista en este país con un producto lácteo llamado igual, pero de características diferentes, si bien el queso español será protegido en México por primera vez.

«El ‘Queso manchego’ será reconocido por primera vez (en México) como una indicación geográfica (IG) internacional. Sin embargo, coexistirá con usos previos del término ‘manchego'», afirmó en rueda de prensa el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan.

Hogan especificó que se trata de un queso que, pese a producirse en México y con leche de vaca, comparte el mismo nombre que el tradicional producto lácteo español, que está protegido en la UE-28, una situación que afecta también a quesos de origen europeo como el Parmesano o el Feta.

«El etiquetado específico asegurará que no hay confusión para los consumidores sobre el origen o la composición del producto. Cualquier referencia al producto original español no estará permitida», agregó Hogan.

Fuentes comunitarias subrayaron que no habrá «tentativas de copia» del producto español, y que el «manchego» mexicano no podrá usar ningún tipo de «símbolo o bandera» que puedan confundir al consumidor y hacerle pensar que está adquiriendo el queso de origen español.

El reconocimiento en México de ciertas denominaciones de origen, en particular las de varios quesos, ha sido uno de los asuntos más espinosos durante el año y medio de negociaciones para la modernización de este acuerdo.

El eurocomisario consideró que esta solución será satisfactoria tanto para los agricultores en México como para los de España.

¿Buena noticia?

Por su parte, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, calificó de «buena noticia» el acuerdo político alcanzado el sábado entre la UE y México para modernizar el tratado comercial entre ambos bloques porque mejorará las posibilidades de exportación agroalimentaria desde España.

Según indicó, la valoración del acuerdo político «es muy positiva» aunque deben cerrarse los «flecos» técnicos y ser aprobado por cada uno de los Parlamentos nacionales y regionales de la UE antes de su entrada en vigor, que se espera para finales del año que viene.

«Es una buena noticia, señaló Cabanas, porque seguirá ampliando las posibilidades comerciales para sectores tan emblemáticos de nuestro país como el vino, los quesos o los cárnicos». En su opinión, «todo lo que sea facilitar el comercio exterior es una buena noticia para nuestra agricultura y sector agroalimentario», más aún para un país como España que exporta más de 50.000 millones de euros anuales en este tipo de productos.

No  obstante, en el caso particular de la DOP «Queso Manchego»,  hay quien considera que se la UE ha cedido en  la batalla con México, al poder conteinuar los mexicanos con la posibilidad de seguir utilizando en su propia etiqueta el nombre de «manchego», a pesar de que se trate de un queso o producto  lácteo muy diferente al español, de mucho menor precio y de valor añadido. Para el portavoz de los productores de ASAJA Casilla-La Mancha en la citada DOP, Martín Esteso, el acuerdo es una «brutalidad», porque «hemos sido utilizados como «moneda de cambio por otros productos». El acuerdo,  según Esteso, «va a dañar enormemente a las exportaciones de queso con la DOP «Queso Manchego» en el mundo, dado que los mexicanos  van a poder seguir utilizando en sus etiqtas la palabra «manchego» con unos consumidores que, en caso de confusión, optarán por no comprar.»

Reforzar la identificación

En medio de la noticia de la modernización del Acuerdo UE-México, la Denominación de Origen Protegida (DOP) “Queso Manchego” informó que sustituirá la placa de caseína que implantó en 1985 por otra nueva que tiene forma de corona circular que refuerza la identificación y certificación de cada pieza.

La utilización de esta nueva placa permitirá que «cualquier porción de queso manchego, por pequeña que sea, esté identificada por las preceptivas marcas de conformidad del queso manchego». Esta nueva placa fue presentada en Barcelona, coincidiendo con la celebración de Alimentaria, en el transcurso de un acto en el que intervino el presidente de la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego, Antonio Martínez, y en el que el director de certificación, Santiago Altares, explicó los detalles del nuevo elemento de identificación.

Ventajas comerciales

Asimismo, las organizaciones agrarias ASAJA y UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias manifestaron en en declaraciones a la Agencia Efeagro, que el nuevo acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y México ofrece ventajas para sectores como el porcino, avícola, vino o aceite de oliva.

Cooperativas Agrarias y ASAJA coincidieron en que es un «buen acuerdo», mientras que desde UPA reconoció que tiene aspectos positivos, aunque de forma más matizada.

El director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, señaló que el pacto, que moderniza el Tratado Comercial entre la UE y México, es «bueno» porque suprime aranceles, como los aplicados al porcino comunitario, y otras «trabas» aduaneras.

Ofrece oportunidades para las exportaciones de porcino -que ya no dependerán solo de China-, vino, aceite de oliva, frutas y hortalizas a un mercado, como el mexicano, con 127 millones de consumidores, según Trenzado.

Detalló también que supone el reconocimiento de «entidad única» (lo que significa que se considera a la UE un solo bloque) y la protección de más de 300 denominaciones de origen comunitarias de alimentos y bebidas, muchas españolas.

Desde Cooperativas señalaron que el acuerdo supone una «apertura de puertas» a un mercado estratégico, frente a la política de Administración de Donald Trump en EEUU y a sus obstáculos al «Tratado de Libre Comercio de América del Norte» (TLCAN o NAFTA) con México y Canadá.

Tras el cierre de la negociación, falta la ratificación y su entrada en vigor, lo que tardará un año.

Por su parte, El director de la oficina de ASAJA en Bruselas, José María Castilla, subrayó que «a priori» es un acuerdo satisfactorio, por ejemplo por el reconocimiento de las Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, porque el sector español exporta «alimentos de calidad».

ASAJA apuntó que incluso desde el Comité de Organizaciones Agrarias y Cooperativas Comunitarias (Copa-Cogeca) se ha apoyado la negociación entre Bruselas y México y no ha habido «los movimientos en contra» que suscitaron otras conversaciones, como las de la UE con Mercosur o con EEUU para el TTIP (ahora suspendidas).

Castilla comparó el acuerdo con México con el firmado entre la UE y Japón, por sus ventajas para el sector agroalimentario.

Por último, el responsable de relaciones internacionales de UPA, José Manuel Roche, admitió que el pacto con México «quizá sea más equilibrado» que el que Bruselas y Mercosur negocian, el TTIP o el protocolo con «Marruecos y sus concesiones hortofrutícolas, como en el tomate».

Roche afirmó que para las ganaderías porcina y avícola y para los núcleos rurales que dependen de estas producciones se abren oportunidades, y demandó que se propicie un mayor acceso de la UE al mercado mexicano en frutas y hortalizas, para paliar el veto ruso.

No obstante, Roche recalcó que los agricultores estarán «ojo avizor», porque hay que «leer la letra pequeña», y porque «la experiencia muestra que en los acuerdos comerciales de la UE la agricultura se usa como moneda de cambio».

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018