Puntos clave para garantizar el abastecimiento y la seguridad alimentaria en la Unión Europea

Varias organizaciones europeas de la cadena alimentaria han emitido una declaración conjunta, en la que asumen el compromiso de garantizar el abastecimiento de alimentos y bebidas a la población europea en la crítica situación actual por la expansión del coronavirus.

El COPA-COGECA, FoodDrinkEurope y CELCAA (European Liaison Committee for Agricultural and Agri-Food Trade), que representan a los actores de la cadena europea de suministro alimentario, trabajarán mano a mano para garantizar que todo el mundo en Europa sigue teniendo acceso a productos alimenticios y bebidas seguros, de calidad y a precios asequibles durante la pandemia de coronavirus.

En estos tiempos difíciles, añaden estas organizaciones, nos comprometemos a ayudar a nuestras comunidades, haciendo uso de nuestros recursos colectivos, de nuestro ingenio y de la dedicación de nuestros trabajadores.

De forma conjunta, deseamos recalcar la importancia de un buen funcionamiento de la cadena de suministro alimentario para ayudar a combatir la COVID-19 y garantizar la seguridad alimentaria de todos nuestros conciudadanos.

«La salud humana es nuestra mayor preocupación. Por ello, nuestros miembros han dado las instrucciones necesarias a sus trabajadores para que respeten las medidas apropiadas, de acuerdo con el asesoramiento oficial de las autoridades pertinentes, a fin de protegerlos a ellos y a los demás del coronavirus», señalan..

Como consecuencia de las medidas de emergencia importantes y necesarias adoptadas por los Estados miembros de la UE, nuestros asociados están experimentando dificultades crecientes en sus actividades empresariales. De hecho, se observan retrasos y perturbaciones en las fronteras, que están afectando el suministro de ciertos productos agrícolas y manufacturados, así como de materiales de embalaje.

La circulación de los trabajadores también constituye una preocupación, especialmente en vista del cierre de algunas fronteras y las restricciones de los desplazamientos, así como de la posible escasez de mano de obra debido a las restricciones de circulación aplicadas a nivel nacional para aplacar la crisis.

Estas organizaciones afirman también que, «dado el alto grado de integración de la cadena de suministro agroalimentario y su actividad transfronteriza, todo bloqueo del suministro y de los trabajadores alterará inevitablemente la actividad en las empresas. Nuestra capacidad para suministrar alimentos a todo el mundo dependerá del mantenimiento del Mercado Único de la Unión Europea.»

Al respecto, instan a la Comisión Europea «a colaborar con nosotros y hacer todo lo que esté en su mano, partiendo de una estrategia coherente y clara, para evitar cualquier interrupción en el flujo de producción agraria, de alimentos y bebidas y de materiales de embalaje (por ejemplo, a través de vías prioritarias).

Además, instan «a adoptar soluciones para prevenir y gestionar la carestía de mano de obra, a fin de garantizar el funcionamiento efectivo de la cadena de suministro alimentario.»

Puntos clave:
– Preservar el mercado único es la mejor opción para asegurar la estabilidad e inocuidad de la cadena de suministro de alimentos, así como el abastecimiento alimentario para toda la ciudadanía en Europa y el resto del mundo. Consideramos que las líneas directrices de la Comisión relativas a la gestión de las fronteras son un primer paso positivo. Sin embargo, a pesar de ello, seguimos sufriendo graves perturbaciones.

– Instamos a la Comisión a trabajar con los Estados miembros para explorar las vías de apoyo para el sector agroalimentario; un sector que sufre desde hace tiempo, y seguirá sufriendo, una presión financiera ingente. En concreto, instamos a la Comisión a tener presentes en las semanas y meses por venir, a los 11 millones de agricultores, a los 4,7 millones de trabajadores de la industria manufacturera, a las 294.000 empresas de alimentación y bebidas (incluidas las 22.000 cooperativas agrarias) y a las 35.000 empresas de Europa.

– Instamos a la Comisión a trabajar con los Estados miembros para seguir de cerca la posible escasez de trabajadores (incluidos los temporeros) y el posible bloqueo de la producción, y consecuentemente, a preparar planes de contingencia. En todos los Estados miembros de la UE se debería considerar a la cadena de suministro alimentario un sector fundamental.

– Instamos a la Comisión a monitorear el precio de las materias primas y la situación del transporte y a no perder de vista las prácticas comerciales desleales.

– Instamos a la Comisión a asegurarse de que todas las medidas están basadas en la ciencia. Además, la Comisión debería informar acerca del dictamen de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, según el cual actualmente no existe evidencia alguna de que los alimentos sean una posible fuente o vía de transmisión del virus. Por consiguiente, y a pesar de la pandemia de COVID-19, todo el sector agroalimentario mantiene su compromiso de suministrar a todos los ciudadanos de la UE alimentos seguros, nutritivos, de alta calidad y a precios asequibles.

– Habida cuenta del grado de integración de los mercados europeos de los sectores de la alimentación humana y del ganado, resulta fundamental mantener una coordinación continua y reforzada a nivel europeo. En este sentido, manifestamos nuestro respaldo total al trabajo que han desempeñado hasta ahora las instituciones europeas, desde donde se ha enfatizado también el papel crucial de la cadena de suministro alimentario.

FoodDrinkEurope representa a la industria de la transformación alimentaria. Con 294.000 empresas y 4,7 millones de trabajadores, la industria alimentaria y de bebidas adquiere el 70% de la producción agrícola de la UE y constituye la mayor industria manufacturera de Europa.

El COPA-Cogeca representan la voz unida de los agricultores y de las cooperativas agrarias en la UE. Juntos, se aseguran de que la agricultura de la UE sea sostenible, innovadora y competitiva, y garantice la seguridad alimentaria de 500 millones de personas en toda Europa.
El COPA representa a más de 23 millones de agricultores y sus familias, mientras que la Cogeca representa los intereses de 22.000 cooperativas agrarias. Reúnen a 66 organizaciones miembros procedentes de los Estados miembros de la UE. Juntos, conforman una de las organizaciones de lobby más grandes y activas de Bruselas.

CELCAA es la asociación cumbre a nivel de la UE que representa a más de 35.000 compañías mercantiles activas en el comercio agroalimentario y de productos alimentarios básicos ante las instituciones y partes interesadas de la UE. Representamos el comercio de los cereales, el grano, los aceites, el azúcar, los piensos, el vino, la carne y los productos cárnicos, la leche y los productos lácteos, las frutas y hortalizas frescas, los huevos, el tabaco, las especias y los frutos de cáscara, las flores cortadas y las plantas, y demás productos en general.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018