New Holland PSH V semisuspendido de siete cuerpos, ajustes optimizados a cada terreno y cada tractor

Esta vez hemos evaluado la capacidad de trabajo, maniobrabilidad y calidad de la labor del arado de vertedera New Holland PSH V de siete cuerpos con regulación hidráulica tanto del ancho de trabajo como de la protección contra sobrecargas. Durante esta prueba se ha determinado asimismo la condición de mínimo consumo cuando se trabaja en combinación con un tractor New Holland T8.380, aunque este apero está también indicado para los tractores de la serie T7 . Por último, se hacen recomendaciones sobre las secuencias óptimas en cabeceras y se acota la duración óptima y el espacio requerido para las maniobras.
Miguel Garrido Izard, Pilar Barreiro, Belén Diezma y Constantino Valero. LPF_TAGRALIA, UPM_CEI Moncloa.

Se ha trabajado con un arado New Holland reversible semisuspendido de chasis reforzado y anchura variable, PSH V, equipado con sistema hidráulico de protección. La presión de liberación de cada cuerpo del arado se puede ajustar independientemente entre 950 y 1.500 kg, y la geometría del sistema de desplazamiento del cuerpo permite una altura de liberación de hasta 540 mm, para salvar grandes piedras aun en situaciones de labor profunda.

El ancho de trabajo se ajusta hidráulicamente pudiendo fijar cualquier valor intermedio entre 30 y 55 cm mediante un cilindro que desplaza lateralmente el conjunto de las vertederas. La facilidad de transporte hay que achacarla a su rueda de apoyo autodireccionable, un relativamente pequeño ancho de transporte, un bajo centro de gravedad, una buena distribución de pesos y las dimensiones de la rueda (420/70 R 25) a pesar de las dimensiones del arado. El ajuste del primer surco se realiza hidráulicamente.

La parcela de ensayo muestra una pendiente longitudinal del 6,6%, que se refleja en los trayectos ascendente y descendente, por ello se ha realizado un número par de pases de manera que la caracterización en promedio represente la parcela en su totalidad. La textura del terreno de la parcela es ligeramente arcillosa, y se encontraba en un estado de tempero óptimo. Con el fin de analizar las condiciones del terreno, se toma­ron nueve muestras, con una distribución que permitiese cubrir toda la va­­ria­bilidad espacial de la zona de ensayo. En cada uno de los puntos se realizó un ensayo de resistencia a la penetración, y se determinó la humedad y den­sidad aparente.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018