Agenda 

Proyecto Biela y Tierra llega a la meta: 3.000 Km en bicicleta por la soberanía alimentaria

El proyecto Biela y Tierra, liderado por Ana Santidrián y Edurne Caballero, llega a la meta en el municipio de Teruel el día 5 de octubre tras 2.830 km pedaleados en cuatro meses.  Biela y Tierra ha visitado 125 iniciativas de alimentación sostenible y han dejado de emitir 424,5 kg de CO2.

El éxito del proyecto se festejará en un encuentro final al que han invitado a quienes han ido conociendo durante el trayecto y las personas que han hecho posible el proyecto apoyando el crowdfunding o facilitando su ejecución. Una celebración en la que se generarán nuevas sinergias entre el sector productivo y habrá oportunidad de compartir saberes y sabores del mundo rural vivo.

Han documentado todo el viaje, en colaboración con LaDársena Estudio, a través de su Cuaderno de Campo con textos en profundidad sobre las personas y proyectos que han encontrado en su pedaleo. Muchas de estas experiencias las han compartido también en vídeo a través de YouTube, mientras además difundían el día a día del viaje en redes sociales y secciones fijas en diversos medios de comunicación.

Con este proyecto, han querido compartir que ya existen soluciones para los retos medioambientales a los que nos enfrentamos a nivel global, basándose en cuatro conceptos que son los pilares de Biela y Tierra, y por los que han pedaleado miles de kilómetros.

La agroecología, más allá de la agricultura ecológica, producción de alimentos teniendo en cuenta el medio ambiente, las personas que trabajan y la cultura campesina. La soberanía alimentaria, el poder de cada pueblo para decidir qué come, cómo ha sido cultivado, quién lo ha producido, quién controla las semillas y cómo se gestiona la producción en el territorio. Los ecofeminismos, aunar los valores de la ecología y el feminismo. Poner el foco no solo en la producción, sino también en los trabajos reproductivos. Y la movilidad sostenible: cómo nos desplazamos, qué implicaciones tiene en el espacio y qué alternativas hay. Mostrar que el cicloturismo es una forma única de viajar y transitar el territorio.

La ruta de Biela y Tierra finaliza en Alloza, Teruel, para visibilizar aquellos territorios menos conocidos y valorizados, partiendo de la reflexión de que si el 100% de las materias primas provienen del mundo rural, cómo puede ser que estos territorios se estén quedando despoblados. En el encuentro habrá tiempo de compartir las reflexiones de las diversas iniciativas y profundizar en el viaje de Ana y Edurne, sus aprendizajes, poner en valor al sector primario y hacer de nuestra alimentación el motor de cambio.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018