El BOE publica el acuerdo de trasvase condicionado de 60 Hm3 de agua del Tajo al Segura

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este 5 de abril la autorización del Ministerrio de Agricultura del acuerdo de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura de 3 de abril  de transferencia de 60 Hm3 de agua durante en tres meses (abril-junio) , a razón de 20 Hm3 por mes, a la «huerta del Levante», tras constatar que los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía superan ya, con un volumen de unos 472 Hm3, el umbral mínimo de 400 Hm3 que permite el envío de caudales, según la legislación vigente.

Según el texto de la Orden APM/345/2018 (www.boe.es), «si durante los meses de mayo y/0 junio de 2018 se constatase modificación de la situación de nivel 3, se procedería a la convocatoria de la Comisión Central de Explotación para revisar los acuerdos adoptados.». En otros términos, si en esos meses el nivel de agua de ambos embalses bajase del mínimo trasvasable de 400 Hm3, se revocaría el citado acuerdo.

Once meses después del último trasvase, este órgano se mostró a favor de una transferencia de 20 Hm3  en el mes de abril y de la misma cantidad de agua en cada uno de los dos siguientes meses, mayo y junio, siempre y cuando los embalses de cabecera se encuentren en la misma situación y acumulen similares reservas.

Tras conocer la posición de esa Comisión y su publicación en el BOE, será el Gobierno el que adopte en Consejo de Ministros la decisión definitiva sobre el trasvase, aunque la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, dejó claro ya que «todo lo que hay que hacer» es cumplir con lo establecido en la ley.

Y en el Memorando legislativo se establece la posibilidad de realizar trasvases de agua cuando los embalses de Entrepeñas y Buendía sumen 400 Hm3, cantidad mínima que se ha sobrepasado con las lluvias caídas las últimas semanas.

Como era de esperar, los datos y las decisiones políticas que se han de tomar han propiciado que se reabran las fisuras políticas y territoriales en torno a la guerra del agua y a los trasvases.

Reacciones

La ministra García Tejerina subrayó en Vigo que, «de los muchos trasvases que hay en España», el del Tajo-Segura es «el que mejores normas y reglas de funcionamiento tiene» y ha incidido en que esas normas están «absolutamente objetivadas».

En el mismo sentido, el presidente del Gobierno de Murcia, el popular Fernando López Miras, señaló que «ya no estamos en manos de decisiones políticas ni de intereses particulares, sino en manos de la ley, y eso nos debe tranquilizar a todos los del Sureste.».

También el presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, señaló que ve «absolutamente exigible» que se autorice el trasvase Tajo-Segura once meses después del último y añadió que en estos momentos se dan las «condiciones técnicas» para realizarlo y poder salvaguardar así «los intereses de los regantes valencianos».

«Lo que queremos exigir al Ministerio que, por supuesto, se asuma esta necesidad urgente que tiene el sur de la Comunitat Valenciana y Murcia, y tal como está contemplado en el memorándum y en la ley es posible y lo exigimos», señaló Puig, quien añadió también que entiende que otras Comunidades Autónomas, como Castilla-La Mancha, tienen legitimidad para defender otros intereses, «pero nosotros defendemos, como siempre hemos hecho, los intereses de los regantes de la Comunidad Valenciana».

El Gobierno de Castilla-La Mancha ya advirtió que recurrirá en contencioso-administrativo la aprobación de un trasvase del Tajo al Segura si se tiene «la más mínima sospecha de que el acuerdo puede ser ilegal.» El presidente de esa Comunidad, Emiliano García-Page calificó de «insultante que seapruebe un trasvase tiple a la primera gota que ha caído tras meses de  sequía.» Y señaló que su Comunidad llevará al Congreso de los Diputados una enmienda para que las desaladoras del Levante funcionen al 100% y los regantes de esa zona pague menos por ella.

Días pasados, García-Pague llegó a plantear incluso que se elevara a 510 Hm3, en vez del mínimo para trasvasar a partir de los 400 Hm3, la «línea roja» para llevar a cabo esa medida. A 5 de abril, el nivel de ambos embalses de la cabecera del Tajo alcanzaban ya los 477 Hm3 de agua en reserva.

En declaraciones a la Cadena Ser, el vicepresidente primero del Ejecutivo castellanomanchego, José Luis Martínez Guijarro, adelantó este posible recurso, al asegurar que elmemorándum que regula los trasvases «fue una traición al Tajo» por parte de la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que rubricó dicho acuerdo.

Es más, tras conocerse la decisión de la Comisión de Explotación del trasvase, la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, la tachó de «despropósito», ya que «no solo se confirma un nuevo trasvase, sino un triple trasvase del Tajo al Segura», añadiendo que “esto es de nuevo un ataque al río Tajo y a los intereses de Castilla-La Mancha.»

Por su parte,  presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, señaló a la agencia EFE, ante la propuesta citada que el Ministerio ha tomado una decisión «muy acertada», que «da tranquilidad a los regantes y a la población» del Sureste peninsular.

Jiménez insistió en que, de confirmarse estos envíos con su aprobación por el Gobierno, los usuarios del trasvase ganarían «tranquilidad» para planificar sus campañas, en el caso de los regantes, y para conocer la disponibilidad del agua que irá a abastecimiento humano.

Recordó también que de cada 20 Hm3 de agua trasvasable  del Tajo, unos 7,5 Hm3 van destinados al consumo humano, por lo subrayó el acierto de la decisión adoptada para toda la sociedad de Almería, Murcia y Alicante, y no sólo para el sector agrario.

BOE-A-2018-4628


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018