Pazo de Vilane gana una demanda por copiar su exitoso envase de huevos

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3 de Huesca ha condenado a Flumenali S.L., comercializadora de la marca de huevos camperos “Corral de Monegros”, por haber llevado a cabo conductas de competencia desleal.

Pazo de Vilane gana una demanda por copiar su exitoso envase de huevos

En esta sentencia, cuyo origen se remonta a la demanda que Pazo de Vilane interpuso contra esta empresa en mayo de 2019, y que supone un precedente en el sector, se considera  probado que la caja de los huevos camperos “Corral de Monegros”, con sede en Huesca,  es una copia, tanto en color como en diseño y tamaño de la caja original de Pazo de Vilane puesta en el mercado en 1997.

El fallo de la sentencia declara:se trata de embalajes que por sus características (estuche en caja rectangular de cartón marrón o verde, con la imagen de una gallina en la parte central de la parte superior de la caja, con tinta verde en la caja marrón y tinta blanca en la caja verde, letras en el lateral, con similar texto (huevos de gallinas en libertad) colocación, tamaño y tono de color) pueden inducir a error a los consumidores sobre la marca que están adquiriendo, sobre el origen empresarial de los huevos”.

Además añade que “el informe pericial sostiene que se obtiene un porcentaje de similitud de legibilidad de un 96% para las cajas marrones y un 95% para las cajas verdes; y una similitud de colores de un 85% para las muestras marrones y un 95% para las muestras verdes». El Juzgado concluye condenando a Flumenali a cesar en esta conducta y le prohíbe su reiteración futura, condenándole además al pago de las costas. La resolución no es firme y contra ella se puede interponer recurso de apelación para su resolución por la Audiencia Provincial de Huesca.

Desde Cajigas & Asociados, el despacho de abogados que ha llevado este caso para Pazo de Vilane, consideran que “la interpretación del Juzgado de Huesca en esta sentencia es coincidente en dos aspectos fundamentales de la jurisprudencia ya asentada en nuestro país. El primero, que la protección del consumidor ante productos que no se diferencian suficientemente debe ser un criterio de análisis de las semejanzas en los envases en los casos de competencia desleal y el segundo, que vulnera las reglas de competencia la empresa que se aprovecha del prestigio ajeno, imitando los envases de los productos y la imagen en las redes de otra empresa, que ha costado generar muchos recursos en tiempo, dinero y esfuerzo de innovación de su personal”.

En 1997 el artista y diseñador gallego Pepe Barro crea la caja de huevos camperos Pazo de Vilane. Una caja marrón cuadrada-rectangular, a diferencia de las habituales cajas de huevos alargadas, con una gallina dibujada en el frontal superior. Desde entonces ha sido reconocida a nivel nacional con diferentes premios y menciones como un caso de éxito de innovación empresarial y, desde 2.005 se encuentra dentro de la marca de garantía “Galicia Calidade”.