Parlamento Europeo y Consejo de la UE dicen adiós (o hasta luego) al Reino Unido

El acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE recibió el miércoles la luz verde del Parlamento Europeo, que lo aprobó con 621 votos a favor, 49 en contra y 13 abstenciones.
Por otro  lado, el Consejo de la UE adoptó este jueves 30 de enero, mediante procedimiento escrito, la  decisión sobre  el acuerdo de  retirada de  este país,  que pasará a ser país tercero desde el 1 de febrero, en nombre de la Unión Europea.

Los eurodiputados analizaron el camino recorrido y los desafíos pendientes en un debate con la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, y la presidencia croata del Consejo.

Durante el debate, la mayoría de eurodiputados destacaron que la retirada del Reino Unido no supone el final de la relación bilateral e incidieron en que los vínculos entre los pueblos de Europa son sólidos y se mantendrán.

Señalaron que la UE debe extraer lecciones de este proceso útiles para su futuro y agradecieron al Reino Unido y a uss representantes la contribución en sus décadas de pertenencia al club.

Muchos oradores advirtieron de que las negociaciones sobre la futura relación serán difíciles, sobre todo teniendo en cuenta los plazos previstos en el acuerdo de salida.

Participación del PE en la definición de la relación futura

El grupo de coordinación para Reino Unido, que liderará el presidente de la comisión de Exteriores, David McAllister (PPE, Alemania), trabajará estrechamente con el grupo de trabajo (“task force”) para las relaciones con el Reino Unido y se coordinará con las comisiones parlamentarias de Exteriores y Comercio Internacional.

El Parlamento Europeo seguirá atentamente los avances del negociador jefe de la UE, Michel Barnier, y continuará influenciando las negociaciones a través de resoluciones. El acuerdo final deberá recibir el visto bueno de la Cámara.

Declaración del presidente Sassoli

Tras la histórica votación, el presidente dijo: “Me entristece profundamente pensar que hemos llegado a este punto. (…) cincuenta años de integración no pueden disolverse fácilmente. Tendremos que trabajar duro para construir una nueva relación, centrada en los intereses y la protección de los derechos de los ciudadanos. No será sencillo. Habrá momentos complicados que pondrán a prueba nuestra relación. Ya lo sabíamos desde que comenzó el bréxit. Pero estoy seguro de que lograremos superar las diferencias y encontrar un punto de encuentro”.

Próximos pasos

Es el penúltimo paso, ya que acuerdo de retirada será ahora sometido a votación en el Consejo, que debe respaldarlo por mayoría cualificada.

El periodo transitorio que comienza el 1 de febrero terminará al final de diciembre de 2020. Cualquier acuerdo sobre la relación futura deberá estar listo para entonces si debe entrar en vigor el 1 de enero de 2021.

El periodo transitorio podrá alargarse una vez por un plazo de uno o dos años, pero la decisión debe adoptarse en la Comisión Mixta UE-Reino Unido creada en el acuerdo de salida antes del 1 de julio

El Parlamento Europeo tendrá que pronunciarse sobre la relación futura. Si el acuerdo alcanzado también afecta a competencias que la UE comparte con los Estados miembros también deberá ser ratificado por los parlamentos de los países.

 

El Consejo también

Por su parte, el Consejo de la UE adoptó este jueves 30 de enero, mediante procedimiento escrito, la decisión relativa a la celebración del acuerdo de retirada del Reino Unido (Brexit) en nombre de la Unión Europea.

Dicha adopción tiene lugar tras la votación de aprobación del Parlamento Europeo este miércoles 29 de enero, y tras la firma del acuerdo de retirada por la UE y el Reino Unido, el pasado 24 de enero.

El acuerdo de retirada entrará en vigor en el momento en que el Reino Unido salga de la UE, el 31 de enero de 2020 a medianoche, hora central europea.

A partir de ese momento, el Reino Unido dejará de ser Estado miembro de la UE y tendrá la consideración de tercer país.

El acuerdo de retirada garantiza la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión.

Abarca los derechos de los ciudadanos, la liquidación financiera, un período transitorio, sendos protocolos sobre Irlanda e Irlanda del Norte, Chipre y Gibraltar, la gobernanza y otras cuestiones relativas a la separación.

Período transitorio

La entrada en vigor del acuerdo de retirada marca el fin del plazo establecido en el artículo 50 del Tratado de la  Unión Europea (TUE) y el inicio de un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020.

Dicho período transitorio, previsto en el acuerdo de retirada, tiene por objeto conceder más tiempo a los ciudadanos y las empresas para que se adapten.

Durante el período transitorio, el Reino Unido seguirá aplicando la legislación de la Unión, pero dejará de estar representado en las instituciones de la UE.

El período transitorio podrá prorrogarse una vez por un período máximo de uno o dos años, si ambas partes lo acuerdan antes del 1 de julio de 2020.

Las negociaciones sobre la futura asociación entre la UE y el Reino Unido comenzarán una vez el Reino Unido haya abandonado la UE. El marco de esta relación futura quedó expuesto en la declaración política acordada por ambas partes en octubre de 2019.

Antecedentes

El 23 de junio de 2016, los ciudadanos del Reino Unido votaron a favor de abandonar la UE. El 29 de marzo de 2017, el Reino Unido notificó oficialmente al Consejo Europeo su intención de abandonar la UE.

El 17 de octubre de 2019, el Consejo Europeo (Art. 50) aprobó el acuerdo de retirada acordado por los negociadores de ambas partes. Asimismo aprobó la declaración política revisada sobre el marco de las relaciones futuras entre la Unión Europea y el Reino Unido.

Fotos: Parlamento Europeo.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018