Octavo foco de Xylella y salto a especies arbustivas en la zona demarcada del interior Norte de Alicante

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, informó este  jueves 19  de julio a las organizaciones agrarias y cooperativistas de la Comunitat Valenciana de la aparición de un octavo foco de Xylella fastidiosa en la provincia de Alicante, así como de las medidas adoptadas como consecuencia de los nuevos positivos, que se mantienen en el área acotada.

Fue en el curso de una reunión con el sector en el que han participado AVA, La Unió, ASAJA Alicante, FEPAC, UPA, COAG, Cooperatives Agroalimentàries, Ailimpo, Comité de Gestión de Cítricos y Asfplant, y en la que han participado el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, y el director general de Agricultura, Roger Llanes.

Los responsables de la Conselleria explicaron que ha habido detecciones de Xylella fastidiosa en material vegetal de la especie Prunus dulcis (almendro), como en ocasiones anteriores.

En esta ocasión, además, se observó en las siguientes especies forestales: arbustos Calicotome spinosa y Phagnalon saxatile, el arbusto floral ornamental Polygala myrtifolia, así como Helichrysum italicum (Siempreviva del Monte), Rhamnus alternus (Aladierno) y Rosmaninus Officinalis (Romero).

Los últimos positivos se encuentran dentro de la actual zona demarcada y son de la misma subespecie múltiplex. En concreto, se han detectado ya 23 parcelas con almendros infectados en Altea, Benissa, Famorca, Gata de Gorgos y, Tàrbena.

Respecto de las especies forestales, se han detectado afecciones en Calicotome spinosa y Helichrysum italicum en Beniardà, Phagnalon saxatile, Polygala myrtifolia y Rosmaninus Officinalis en Benissa y Phagnalon saxatile y Rhamnus alternus en Callosa d’en Sarrià.

La declaración se ha efectuado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana mediante una resolución de la Conselleria, que puede consultarse en el siguiente enlace: consultar aquí .

En torno a las nuevas parcelas infectadas por la bacteria, la Conselleria ha adoptado unas medidas fitosanitarias de erradicación y control, en aplicación de la Ley 43/2002 de Sanidad Vegetal, las medidas fitosanitarias de erradicación y control que establece la Decisión de ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión. Asimismo, la Conselleria ha comunicado al Ministerio la nueva situación.

Erradicación necesaria

En la reunión se puso de relieve que el paso de la enfermedad a especies forestales refuerza la necesidad de las medidas de erradicación que eviten la expansión.

También, que la falta de colaboración en la zona está dificultando la contundencia necesaria en las actuaciones de la Conselleria, que impidan el avance de la enfermedad dentro de la zona demarcada y un mayor control.

Además, la consellera, Elena Cebrían, trasladó a los representantes de las organizaciones agrarias que recientemente ha planteado al Gobierno de España la insuficiencia de los fondos asignados a la Comunitat Valenciana para la lucha contra plagas, y en particular la Xylella fastidiosa.

Cabe recordar que la Conselleria tiene convocadas las ayudas indemnizatorias a los propietarios de las parcelas agrícolas y proveedores de material vegetal afectados por la Xylella fastidiosa, que regirán desde el día siguiente a la destrucción del material vegetal afectado hasta el 15 de noviembre de 2018.

Plan de reestructuración

Para la  Asociación  Valenciana de  Agricultores (AVA-ASAJA), “en este nuevo brote, la novedad, que está incrementando la inquietud del sector agrario, radica en el hecho de que la bacteria se ha manifestado por primera vez en plantas arbustivas, cuando hasta la fecha sólo había atacado a los almendros.”

La relación de casos positivos localizados en esta ocasión asciende a un total de 30, algunos de ellos en plantas como la aliaga, la siempreviva, la manzanilla, el romero o el aladierno, y la mayoría de los mismos en el almendro.

De las 6.008 muestras tomadas a lo largo de este año, todavía quedan pendientes de análisis más de 2.000, por lo que no sería improbable que apareciesen nuevos casos.

“La Xylella se está convirtiendo en una verdadera epidemia para toda el área afectada -lamenta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado- y en una amenaza potencial para el conjunto de la agricultura valenciana, ante la que la Administración en general, y más concretamente la Conselleria de Agricultura en el ejercicio de sus competencias, debe actuar con firmeza y contundencia”.

La organización agraria reclama el establecimiento de una ayuda a la superficie para laboreo de conservación en aquellas parcelas cuyos almendros hayan sido arrancados.

También demanda que se elabore un plan de reestructuración para la zona donde la Xylella está causando estragos a fin de poder ofrecer alternativas de futuro a los agricultores obligados a arrancar sus almendros en cumplimiento del plan de erradicación elaborado por Bruselas.

 Asimismo, el pago de las indemnizaciones contempladas por el arranque del arbolado debe realizarse con la máxima celeridad, puesto que se trata de una medida extrema y traumática.

“Estamos ante una situación cada vez más grave -afirmó Cristóbal Aguado- y la Conselleria tiene que dar un paso al frente y tomar la iniciativa en la búsqueda de opciones viables, no puede limitarse a aplicar los protocolos. Hace falta imaginación y compromiso”.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018