Las nuevas tecnologías: la herramienta para atraer a mujeres y jóvenes al campo

Plumed Lucas. Zaragoza
Acercar la tecnología big data a agricultores y ganaderos con ejemplos teóricos y prácticos. Ese es el objetivo que, una vez más, ha cumplido el Foro #Datagri2019 organizado, en el pasado mes de noviembre, por la organización agraria COAG, Cooperativas Agroalimentarias de España, la compañía tecnológica Hispatec y la ETSIAM de la Universidad de Córdoba.

Ejemplos que, a medio y largo plazo, pueden llevar a conseguir otros fines, como mejorar la vida de los profesionales del campo o la incorporación de mujeres y jóvenes al sector agroalimentario. Así lo indicaron varios de los representantes institucionales que participaron en el evento.

“Los retos deben adoptarse desde la digitalización para conseguir un medio rural vivo y con empleo de calidad”, afirmó el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, en la inauguración de Datagri, para posteriormente añadir que “las nuevas tecnologías son una opción más atractiva para incorporar mujeres y jóvenes al sector agroalimentario”.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, apuntó que “el reto es incorporar las nuevas tecnologías al modelo de la agricultura familiar”, algo en lo que también insistió el secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG, Miguel Blanco. “Esta nueva era digital debe democratizarse, debe ser inclusiva, evitando que se produzca la enésima reconversión brutal en el campo. Los agricultores y nuestras cooperativas queremos y debemos ser protagonistas del proceso”.

Por eso, en Datagri se hizo hincapié en la idoneidad de compartir los datos que proporcionen las explotaciones agrarias. Frente a modelos como el de EE.UU. (oligopolios de grandes plataformas) o el de China (monopolio gubernamental), desde COAG se animó a que la Unión Europea apueste por un modelo inclusivo que evite posiciones de dominio.

La innovación es un estado mental

La ponencia inaugural estuvo a cargo del experto en tecnología digital Enrique Dans, quien realizó una aproximación a la digitalización en el sector agroalimentario –para algunos suficiente mientras que para otros estuvo por debajo de las expectativas generadas–. Una de sus frases que más caló entre el público fue la de que “la innovación es un estado mental” y, en este sentido, apostó por mantener siempre viva la curiosidad.

Técnicamente, Dans señaló dos puntos básicos: generar datos con calidad y obtener datos en código abierto, puesto que “los ecosistemas abiertos son los que mejor innovan”. En este sentido, destacó el empoderamiento que pueden alcanzar las cooperativas agroalimentarias a la hora de gestionar y compartir sus datos para mejorar la actividad y los rendimientos de los profesionales del sector agrario.

Dans anunció que la incorporación del big data y de las nuevas tecnologías va a romper o hackear la cadena agroalimentaria y la va a convertir en una red agroalimentaria, puesto que se van a perder parte de los intermediarios que actualmente existen.

Inversión económica y formativa

Al igual que ocurrió en 2018, Datagri 2019 se organizó en dos días: uno denominado Forum Day donde las exposiciones fueron teóricas, y otro llamado Farming Day, en el que hubo demostraciones en campo de la nueva tecnología basada en big data.

El director general de Hispatec, José Luis Molina, reconoció que la incorporación de estas nuevas herramientas de trabajo basadas en la creación y tratamiento de datos precisan de una inversión económica importante, pero que a los dos años ya se empieza a recuperar. En este sentido, varios de los ejemplos expuestos en el Forum Day así lo mostraron: la inversión tecnológica es costosa al inicio, pero los rendimientos agrarios y ganaderos aumentan a corto o medio plazo.

Por su parte, la directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal, Isabel Bombal, señaló que la inversión no tiene que ser solamente económica, sino también en formación. “El talento es necesario para la digitalización, pero no suficiente. Hay que formarlo”, sentenció.

En este sentido, Bombal aprovechó el auditorio de Datagri 2019 para anunciar la creación del Centro Nacional de Capacitación en Competencias digitales en el ámbito agrario, forestal y rural. Esta iniciativa incluye un curso piloto inicial que se incorpora al Primer Plan de Acción Bienal 2019-2020 con el que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación comenzará a desarrollar la Estrategia de Digitalización del sector agroalimentario, forestal y del medio rural.

Según el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, esta estrategia de digitalización es la primera a escala europea y de momento cuenta con una previsión de 40 actuaciones y un presupuesto de 16 millones de euros.

Impacto social de la tecnología

La aplicación y uso de nuevas tecnologías también tiene su impacto social y laboral. Por ello, en la última mesa redonda del Forum Day se planteó el dilema “¿Y si mi jefa fuera un robot? El impacto social de la digitalización”, a lo que se dió respuesta insistiendo en que el uso de las nuevas tecnologías tienen que tener como centro el beneficio de las personas.

Asimismo, durante toda la jornada también se repitió la importancia de la digitalización para hacer un producción agraria ambientalmente más sostenible, así como para conseguir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, establecidos en la Agenda 2030.

Los políticos y sus cambios de agenda tras el 10-N

Tras las exitosas ediciones de Madrid en 2017 y Córdoba en 2018, Zaragoza fue la ciudad elegida para celebrar la tercera edición del Foro para el impulso de la transformación digital en el sector agroalimentario, #Datagri 2019. Alrededor de mil personas procedentes de 15 países diferentes, muchos de ellos jóvenes y estudiantes, se desplazaron hasta la capital aragonesa para, durante dos días, conocer de cerca diferentes proyectos de digitalización agraria como: mapeos y escaneos de suelo; uso de cámaras multiespectrales en drones; sensores de humedad inalámbricos para mejorar el riego deficitario; localizador digital de cabezas de ganado y báscula inteligente para controlar su evolución de crecimiento en extensivo, y métodos de prevención y monitorización para establecer posibles escenarios de propagación de plagas…

Quienes fallaron a última hora fueron los políticos. El ministro de Agricultura que más ha abogado por la digitalización en el campo, Luis Planas, no pudo presidir el evento, al igual que el de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque. Aunque ambas autoridades habían confirmado su presencia, según explicó la organización de Datagri. Órdenes de Moncloa les recomendaban no alejarse de Madrid en los días posteriores a las elecciones generales (aunque finalmente Planas viajó el miércoles a Córdoba y Duque asistió el jueves por la noche a la entrega de los Premios Ondas).

Algo similar ocurrió con el presidente de Aragón, Javier Lambán, y con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, quienes, terminada la campaña electoral, cambiaron sus agendas a ultimísima hora y tampoco acudieron a uno de los eventos agroalimentarios más importantes que ha acogido Zaragoza y Aragón en los últimos meses. Aunque la fecha de #Datagri2019 estaban marcada en el calendario mucho antes que la de las elecciones del 10-N, resulta obvio que la convocatoria a las urnas le jugaron una mala pasada.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018