#AgricultoresAlLímite: miles de vehículos y agricultores se manifiestan por todo el país

Miles de agricultores y vehículos agrícolas volvieron a tomar hoy calles y vías de distintas provincias españolas para demostrar su descontento por la situación del sector agrario.

Así, varios miles de agricultores (10.000 según los organizadores, 3.500 según las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad) y alrededor de 400 tractores han colapsado el tráfico del centro de València con una multitudinaria protesta bajo el lema «Prou d’enganyar als agricultors» (Basta ya de engañar a los agricultores), convocada por Asaja, La Unió de Llauradors y UPA.

La mayoría de los asistentes a la protesta han sido pequeños propietarios, algunos de los cuales portaban cruces adornadas con naranjas y crespones negros, y pancartas con lemas como «La agricultura se va a la sepultura» o «Hemos perdido todo, hasta el miedo«.

Antes del inicio de la marcha, representantes de las organizaciones agrarias han reclamado «medidas inmediatas» para proteger al pequeño y mediano agricultor y frente al «dumping social» de terceros países.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, ha valorado la «histórica» movilización de este viernes con «más tractores y personas que nunca en València», además de contar con el respaldo y solidaridad del mundo cooperativo y de colectivos sociales, económicos y sindicatos.

El secretario general de La Unió de Llauradors y Ramaders, Carlos Peris, ha destacado que la «multitudinaria» protesta responde a que han llegado a «una situación límite. No somos capaces de tener un ingreso de nuestras explotaciones porque toda la cadena de valor se centra en grandes suministradores y los grandes supermercados están acaparando ese valor».

El secretario de UPA Comunitat Valenciana, Ricardo Bayo, ha asegurado que en los últimos 25 años han ido «de mal en peor y no se ha subido ni un céntimo» el valor de los productos agrarios, mientras gastos como la luz, el gas, los fertilizantes o el agua han subido. «Queremos precios justos para nuestro producto. Para ello hay que cambiar la ley de la cadena alimentaria, prohibir la venta a pérdidas y las prácticas abusivas».

Por su parte, en Lleida, más de 1.500 agricultores se han manifestado este viernes, muchos de ellos a bordo de sus tractores, para exigir precios justos en el campo.
Los organizadores de la protesta aseguran que han participado en ella alrededor de 3.000 agricultores y unos 500 tractores, mientras que la Guardia Urbana rebaja la cifra a 1.500 payeses y unos 420 vehículos.

Llegados desde diferentes puntos de las provincias de Lleida y Huesca y organizados en cinco columnas de tractores, los agricultores se han concentrado en la céntrica plaza de Sant Joan, donde han leído un manifiesto firmado por más de un centenar de pueblos de la zona.

Los agricultores han recordado que la crisis de la fruta dulce se arrastra desde hace más de cinco años con decisiones como el veto ruso o con los acuerdos bilaterales de libre comercio.

Además, han asegurado que el problema del sector ha agudizado la despoblación de pueblos y la falta de relevo generacional y, por ello, exigen que se tomen medidas de gestión para «paliar» esta crisis y detener «la sangría de ceses de actividades agrícolas».

Los payeses también han lanzado un «grito de ayuda y auxilio» a todas las administraciones para introducir en el debate la «necesidad de encaje de este tipo de explotaciones dentro de nuestros territorios para garantizar la supervivencia de nuestros pueblos».

La consellera de Agricultura de la Generalitat, Teresa Jordà, ha participado en la concentración, donde ha lamentado que la propuesta de modificación de la Ley de la cadena alimentaria anunciada ayer por el ministro de Agricultura, Luis Planas, «llega tardísimo».

En este sentido, la consellera ha exigido a la administración estatal que el abordaje de esta modificación de Ley debe ser rápido y que «si tiene que hacerlo mediante un decreto ley, que lo haya», ya que, ha añadido, «no hay tiempo para tener que esperar a un procedimiento parlamentario».

TAMBIÉN EN OVIEDO Y CÓRDOBA

Varios cientos de ganaderos y agricultores se han concentrado este viernes en el Paseo de Los Álamos de Oviedo para pedir unos precios dignos que garanticen la supervivencia del medio rural, alegando que el precio de sus productos está en los mismos niveles que hace 20 o 30 años mientras que los costes de producción se han disparado.

Los sindicatos COAG, Asaja y UCA, convocantes de la manifestación, han alertado de la importancia de defender el medio rural asturiano, necesario para frenar la despoblación, producir alimentos saludables y cuidar del territorio.

En Córdoba, cerca de 3.000 agricultores reclamaron ayer en Adamuz «medidas urgentes» para paliar la crisis de rentabilidad del sector agroganadero y ha pedido «unidad» a los profesionales ante un futuro que ven «muy negro».

Hoy las protestas del sector en la provincia han continuado con una gran movilización de tractores y otros vehículos agrícolas en la autovía A-45 a la altura de la localidad de Lucena.

También ayer el sector agrario malagueño realizó una concentración histórica en Antequera seguida de una tractorada, en la que han participado más de 3.000 vehículos agrícolas (2.000 tractores y 1.000 todoterrenos), desplazados desde todas las comarcas de la provincia.

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias salieron a la calle para defender el futuro del sector agrario, un sector estratégico para la economía de la provincia y que presenta problemas de tipo estructural que deben ser atajados de forma coordinada y con la colaboración de las diferentes administraciones.

Estas protestas se enmarca en la campaña nacional de movilizaciones en la que está inmersa el campo desde el pasado 28 de enero. Son ya más de una treintena las protestas que ha convocado el campo español durante los dos primeros meses del año. Los actos reivindicativos se extenderán aún durante todo el primer trimestre de 2020.

Próximas movilizaciones #AgricultoresAlLímite confirmadas

18 febrero

-ANDALUCÍA. Cádiz y Almería

-EXTREMADURA. Cáceres y Badajoz

 19 de febrero

-ANDALUCÍA. Granada

-NAVARRA

21 de febrero

-MURCIA

-CATALUÑA. Tarragona

24 de febrero

-ANDALUCIA. Jaén

25 de febrero

-ANDALUCÍA. Sevilla

5 de marzo

-ANDALUCÍA. Huelva

 

REIVINDICACIONES SECTORIALES EXPUESTAS EN MÁLAGA:

1º.- RECONOCIMIENTO DEL SECTOR AGRARIO COMO SECTOR ESTRATEGICO PARA NUESTRO PAIS.
El Gobierno debe tomas medidas para la dignificación de la figura del agricultor y ganadero como empresario; en la actualidad estamos recibiendo ataques por parte de una parte de la sociedad contra nuestro modelo de producción cuando con el trabajo y con nuestro esfuerzo lo único que hacemos generar empleo estable en las zonas rurales, proporcionar alimentos sanos y de calidad a toda la sociedad siendo la agricultura y la ganadería la única garantía de supervivencia del mundo rural y que contribuye de forma muy decisiva a la sostenibilidad y al medio ambiente. Los agricultores y los ganaderos no somos el problema, hemos sido, somos y seremos la solución.

2º.- PRECIOS JUSTOS.
Solicitamos una política de precios justos que garantice la rentabilidad de nuestras explotaciones y el mantenimiento del empleo.

-LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA: Existen enormes desequilibrios entre los distintos eslabones de la cadena alimentaria en lo que afecta a la conformación de los precios de tal forma que el productor sigue siendo el eslabón más débil teniendo que soportar bajos precios en origen no siendo proporcionales a los pagados por el consumidor final. La Ley de la Cadena Alimentaria de un vez por todas tiene que ser operativa y eficaz.

– ACEITE DE OLIVA: Se deben poner en marcha auténticas medidas de regulación de mercados de forma que cualquiera que se utilice como es el almacenamiento privado se haga con cantidades que realmente influyan en el mercado no como se ha hecho hasta ahora.

3º.- ARANCELES USA Y TERCEROS PAISES.
Exigimos la contundente defensa por parte del Gobierno central de nuestros intereses ya que es inadmisible que en la Unión Europea se consienta todo lo contrario a lo que su propio nombre indica admitiendo por un lado aranceles que lo único que traen es ruina para nuestras explotaciones y por otro permitiendo que estos mismos aranceles se apliquen de forma discriminatoria por país y producto. Del mismo modo reclamamos que las políticas llevadas a cabo frente a los terceros países impidan la competencia desleal que suponen.

4º.- AGUA.
Es inadmisible que las aguas de nuestros ríos y de nuestros arroyos, ya sean superficiales o subterráneos, se sigan yendo al mar y que para cualquier concesión u obra para almacenarla la tramitación sea interminable, se sigan criterios obsoletos, lentos y que lo único que garantizan es sequia para nuestros campos. Exigimos una planificación hidrológica seria y compatible con la rentabilidad de nuestras explotaciones; no es posible que no se permitan cambios en las concesiones en las que aun manteniendo las cantidades de agua no se permiten ampliaciones de superficie regada aún amparadas por cambios de cultivo con menor demanda de agua o por la implantación de sistemas de riego más eficientes. Por otro lado exigimos una mejora de las infraestructuras hidráulicas que nos permitan el máximo aprovechamiento de nuestras aguas.

5º.- REFORMA PAC (2021-2027).
-Defensa del incremento del 1,3% de la RNB.

6º.- OTRAS MEDIDAS AÑO EN CURSO:

-FISCAL.
o Rebaja de coeficientes de módulos.
o Condonación IBI.

-SEGUROS AGRARIOS.
o Mantenimiento o rebaja de las primas, en ningún caso subida de las mismas con incluso menores coberturas.

– REGISTRO JORNADA LABORAL.
o Es inviable por lo que se debería arbitrar otro sistema.

– PER – AEPSA:
o Proponemos la eliminación del número de peonadas para evitar los problemas que se generan con el actual sistema ya que por un lado una vez que se completan el número mínimo de peonadas, por problemas fiscales e incompatibilidades, no es posible contratar a la mayoría de los desempleados y por otro lado aquellos que no han completado todas las peonadas buscan ser contratados por los ayuntamientos (mediante AEPSA) circunstancia que se produce sobre todo en los meses de máxima demanda por parte de nuestras explotaciones como son los meses de noviembre y diciembre.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018