Nueva rotoempacadora de cámara fija Claas Rollant 540 RC

La nueva rotoempacadora de cámara fija Rollant 540 incorpora rodillos nuevos y un bastidor más resistente. Además, ofrece la posibilidad de elegir entre encintado o enmallado, un sistema de accionamiento totalmente renovado y una extraordinaria facilidad de mantenimiento, todo ello para garantizar el máximo rendimiento.

La Rollant 540 hace pacas de 1,25 m de diámetro y 1,22 m de ancho. En el interior de la cámara dispone de 16 rodillos, fabricados en chapa de acero de 4 mm de grosor. Gracias a su perfil acanalado, la rotación de la paca es óptima incluso cuando el forraje está húmedo. Accionan los rodillos unos vástagos laterales endurecidos de 50 mm de diámetro, fijados a ellos mediante bridas, que pueden sustituirse en caso de ser necesario.

Los cilindros hidráulicos encargados de cerrar la compuerta trasera están dispuestos horizontalmente a los lados de ésta, lo que aumenta la presión de empacado. Otra ventaja del nuevo diseño es que se ejerce menos presión sobre la compuerta de descarga y sobre las estructuras que sujetan los cilindros hidráulicos. Estos últimos soportan fuerzas de hasta 180 bar, lo que garantiza la máxima densidad del empacado. La Rollant 540 puede complementarse opcionalmente con el sistema MPS II, que hace pivotar tres de los rodillos empacadores hacia el centro de la cámara para comprimir el rollo desde que empieza a formarse. De esta forma, la densidad es mayor y las pacas salen perfectamente uniformes.

Los rodillos empacadores se accionan desde el lado izquierdo de la máquina solamente. Todos ellos son de transmisión directa, por lo que el reparto de la fuerza motriz es uniforme, y el consumo de potencia, bajo.

Las cadenas se lubrican mediante una bomba excéntrica conectada a un depósito de aceite de 6,3 litros. Este se aplica, únicamente cuando se necesita, en el punto de rotación de cada eslabón. Todos los engrasadores, tanto del sistema MPS como de la compuerta de descarga, están agrupados en el lado derecho de la máquina, aunque también se ofrece la lubricación central como equipamiento opcional. La frecuencia de lubricación se configura desde el panel de control.

Un cilindro recogedor regulable de 2,10 m de ancho eleva el forraje con precisión y eficacia. Como equipamiento opcional, puede instalarse un rodillo doble aplanador, que mejora el flujo del forraje, sobre todo al recoger cordones especialmente voluminosos o, al contrario, pequeños, y favorece la uniformidad de las pacas. De conducir el cultivo al rotor se encargan dos sinfines alimentadores de disposición lateral. El mecanismo picador (opcional) lleva 15 cuchillas y su longitud de corte teórica es de 70 mm. El dispositivo retráctil de las cuchillas se maneja desde la cabina, y cada una de ellas está protegida contra el impacto con cuerpos extraños. Si se produce algún atasco, puede hacerse descender la cámara de picado desde la consola de mando, una función facilísima de utilizar que reduce al mínimo el tiempo de inactividad. Además, al volver a poner en marcha el mecanismo, el consumo de potencia es menor.

La Rollant 540 ofrece la posibilidad de escoger entre envolver las pacas con cinta plástica o con malla. Para pasar de un modo a otro no hacen falta herramientas: basta con cambiar la posición de los tornillos que tiene en su lateral el rodillo guía. El sistema de envoltura se introduce en el interior de la máquina fácilmente por la rampa de que dispone en su costado derecho. Hay sitio hasta para un rollo de repuesto, de cinta o de malla. Y, con el sistema opcional Confort, el proceso de envoltura se configura desde la cabina.

La empacadora se puede controlar mediante el Claas Communicator, la consola de mando Operator, o el terminal Isobus.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018