Mucha incertidumbre para el sector hortofrutícola en aspectos básicos del acuerdo político CE-Mercosur

Responsables de la Subdirección General de Política Comercial de la UE del Ministerio de Industria informaron el 9 de julio de los aspectos más relevantes del acuerdo político, alcanzando entre la Comisión Europea y el bloque comercial de Mercosur el pasado 28 de junio, en un encuentro organizado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

No obstante, se desconoce aún gran parte de los textos que componen el acuerdo por lo que, para la Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX), integrada en la CEOE, se mantiene la incertidumbre sobre aspectos básicos como el desarme arancelario por productos.

Según esta Federación, la subdirectora General de Política Comercial de la Unión Europea del  Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Rocío Frutos, informó del calendario estimado para la aprobación del acuerdo entre la Comisión Europea y Mercosur, según el cual hasta verano de 2020 no será aprobado por el Consejo.

Posteriormente debe recibir el visto bueno del Parlamento Europeo, previsto para 2021 y además, una parte del acuerdo debe ser ratificado por los parlamentos nacionales de cada Estado miembro de la UE.

La subdirectora, que hizo especial hincapié en que el texto acordado es beneficioso para el conjunto de los sectores económicos y en el papel relevante que ha tenido España en su aprobación, informó también de los aspectos básicos del acuerdo político, destacando que aún quedan detalles técnicos que concretar.

Entre los aspectos generales conocidos y en el ámbito agroalimentario destaca que Mercosur liberalizará gradualmente el 93% de los aranceles de las exportaciones de la UE, entre las que se encuentran el vino, el aceite de oliva o la fruta fresca.

Explicó también que la UE liberalizará el 82% de las importaciones agroalimentarias del bloque de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), y se han aprobado contingentes para productos sensibles.

Incertidumbre y desequilibrios

No obstante, para FEPEX, se mantiene la incertidumbre sobre aspectos básicos que afectan al sector de frutas y hortalizas, como el desarme arancelario por productos, tanto en lo relativo a los derechos ad valorem, (es decir, según su valor» consisten en un porcentaje sobre el valor de la mercancía y es la forma de tipo impositivo más común), como a los precios de entrada, las condiciones sanitarias y fitosanitarias reciprocas de acceso al mercado y el proceso de aplicación de la cláusula de salvaguardia.

Para FEPEX preocupa también el fuerte desequilibrio que ya hay entre las exportaciones españolas y comunitarias de frutas y hortalizas a los países de Mercosur y las importaciones.

En 2018, las exportaciones españolas de frutas y hortalizas a los cuatro países de Mercosur se situaron en apenas 87,5 M€  mientras que las importaciones ascendieron a 287 millones de euros, según datos de la Dirección General de Aduanas

En cuanto las ventas de frutas y hortalizas de la UE a Mercosur se situaron en el mismo año en 218 millones de euros frente a unas importaciones de 1.363 millones de euros, según datos de Eurostat.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018