Hogan señala que la situación del mercado citrícola en la UE está mejorando

La Comisión Europea considera que la situación del mercado citrícola está mejorando, gracias a la buena calidad de los cítricos y al aumento del consumo, así como a la buena absorción de las piezas de menor tamaño por parte de la industria transformadora.

En una respuesta escrita a las eurodiputadas socialistas españolas, Inmaculada Rodríguez-Piñero y Clara Aguilera, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, reconoce que el arranque de la campaña citrícola  española en otoño de 2018 suscitó preocupaciones a los productores por los retrasos en la maduración  de las frutas, la persistencia de temperaturas elevada en gran parte de Europa y el aumento de los  volúmenes de cosecha.

Las europarlamentarias españolas preguntaban a Hogan sobre si la Comisión Europea podía aportar datos de cómo ha variado el volumen de las exportaciones citrícolas españolas y valencianas desde la aplicación del Acuerdo con Sudáfrica y, especialmente, en los meses de octubre y noviembre pasados.

Rodríguez-Piñero y Aguilera preguntaron a Hogan si tenía previsto aplicar las medidas contempladas en dicho Acuerdo para evitar que se comercialicen cítricos sudafricanos en periodos en los que ya se producen en la Unión Europea.

En su respuesta, Hogan señala que la CE puede aportar los siguientes datos en lo que se refiere al comercio de naranjas frescas con Sudáfrica: el volumen de importación en 2018 aumentó un  5% con respecto a 2017. Sin embargo, este aumento de las importaciones se produjo fuera de temporada (del 1 de junio al 15 de octubre) y no se vio afectado por la concesión otorgada a Sudáfrica en el marco del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) entre la UE y los Estados del AAE para el Desarrollo del África Meridional (SADC), es decir, Botsuana, Esuatini (Suazilandia),  Lesoto, Monzambique, Namibia y Sudáfrica.

Menos importaciones

Asimismo, en su escrito Hogan señala que las importaciones de naranjas frescas procedentes de Sudáfrica durante el periodo cubierto por la concesión del AAE (del 16 de octubre al 30 de noviembre) fueron significativamente más bajas que en el mismo periodo de 2017 (un39%) y representan  solo el 2% de las importaciones anuales.

Al respecto, indicó también que “a excepción de las naranjas frescas, ningún otro cítrico se ha visto afectado por la prórroga del periodo de liberalización, acordada tras la entrada en vigor del AAE de la SADC. Las importaciones citrícolas procedentes de Sudáfrica en 2018 han aumentado en un 9% del total respecto a las de 2017.”

En cualquier caso, concluye Hogan, “la Comisión Europea seguirá de cerca la evolución de las importaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica, con el fin de detectar cualquier posible perturbación en el mercado de la UE y responder adecuadamente.”

Las eurodiputadas españolas señalaron que el AAE entre la UE y Sudáfrica establece que la producción de cítricos del país africano debe limitarse a periodos determinados para no solaparse con la producción citrícola en la Unión y evitar así perjudicar a los productores comunitarios, especialmente a los españoles, al ser esta la principal región exportadora.

Las europarlamentarias socialistas consideran, no obstante, que el Acuerdo extendió su periodo de aplicación hasta el 30 de noviembre, lo que ha provocado que los productores españoles alerten de que las grandes cadenas europeas siguen adquiriendo las variedades tardías de Sudáfrica por sus bajos costes, frente a variedades de temporada producidas en la UE, que ya deberían estar en el mercado.

Mezcla egipcio-española

Por otro lado, según recoge en su edición de este lunes 28 de enero el diario “Las Provincias”,   exportadores valencianos han detectado que algunas cadenas europeas de supermercados  mezclan su fruta con la de Egipto para mejorar su aspecto y la venta de ésta a granel al consumidor, haciendo pasar todo el conjunto como de procedencia egipcia, una  práctica comercial irregular que debería cortarse, al perjudicar a los intereses naranjeros españoles y constituir un fraude. El vendedor final sabe que la naranja española es mejor, pero aún así no renuncia a la  más barata.

El comercio no se atreve a denunciarlo porque dudan que sirva para algo y que , por el contrario, solo derive a que no se les haga más pedidos.

Planas observa

Por otro lado, el ministro de Agricultura, Luis Planas, aseguró este lunes 28 de enero a la entrada a la reunión del Consejo de Ministros del ramo que el Gobierno y la CE observan la evolución del mercado y de las importaciones de cítricos, que pasa por una situación “complicada” en esta campaña, asegurando que, en su momento, se adoptarán las “medidas oportunas”.

Planas reiteró que la actual crisis del sector citrícola se debe a una serie de factores, empezando por una producción “récord” en España, con 7 millones de  toneladas, frente a la media de 6,6 millones en ejercicios anteriores. Además, añadió, “ha sido una producción tardía, muy influenciada por las lluvias del otoño, lo que ha afectado también a su calibrado y características de calidad. Y también las temperaturas suaves en la UE y en otros mercados han provocado una disminución del consumo de cítricos y, en particular, de naranjas.”

A todo esto, según Planas, se suman los datos de importaciones desde países terceros, que el Gobierno está siguiendo con la CE, así como el no funcionamiento de la organización interprofesional del sector citrícola, Intercitrus, “un factor muy importante”, junto con la baja organización de los productores, “pues solo el 34% de la oferta está sometida a las OPs”. En suma, “no hay automatismo, sino una serie de circunstancias y que trabajar en todas ellas”, añadió.

Para paliar los efectos adversos de la campaña, Planas recordó que “está abierto un cupo para transformar en zumo unas 50.000 t de naranjas, mandarinas y satsumas. Llevamos tres semanas y solo se han consumido 10.000 t de ese cupo, con lo cual aún queda margen ahí para continuar.”

Por último, el ministro se mostró convencido de que el sector citrícola español es el primero del mundo en producto  fresco “y pretende seguir siéndolo, porque tiene futuro”, pero advirtió también que “hacen falta acciones de promoción y de organización y tanto el Gobierno, como las CC.AA. productoras están dispuestas a trabajar en ese sentido.”

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018