Más de 100.000 ha de cultivos gravemente afectadas en Castilla-La Mancha por la adversa meteorología de mayo

Un total de 49.539 parcelas de las cinco provincias de Castilla-La Mancha y casi 108.000 hectáreas afectadas de diversos cultivos (cereal, viñedo, hortícolas) es el balance que la empresa ACM ha realizado de las adversidades meteorológicas de mayo pasado en esta región

Las lluvias, tormentas y, fundamentalmente, el pedrisco, son las inclemencias meteorológicas que más temen los agricultores, por los devastadores daños que provocan y porque, en cuestión de pocos minutos, pueden echar a perder toda una cosecha.

ACM, Especialistas en Riesgos Agroalimentarios ha realizado una exhaustiva valoración de estos daños, ya que la climatología de estas últimas semanas, caracterizada por la inestabilidad, las lluvias y la sucesión de tormentas, ha provocado que la agricultura castellano-manchega se haya visto seriamente dañada, hasta el punto de que han sido 49.539 parcelas en total, en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, las afectadas sobre todo por exceso de lluvia y pedrisco.

Como explica el director de ACM, Pedro Leandro Mayorga, “fiel a su naturaleza, el pedrisco es un riesgo que afecta solo a zonas concretas en momentos determinados, pero sus consecuencias suelen oscilar entre graves y devastadoras. De hecho, a partir de la primavera, y más si ésta es revoltosa, como la que estamos sufriendo, y de verano, con sus calores y alta evaporación, las posibilidades de que arruine nuestra cosecha en unos minutos aumentan”.

Como ejemplo del efecto masivo y devastador del pedrisco, los datos de 2017 arrojaron un total de 46.263 ha afectadas por fenómenos asegurables y de estas, 27.360 ha fueron por el pedrisco.

Herbáceos, viñedo y hortícolas, los más dañados

En concreto en Castilla-La Mancha la superficie total afectada por las tormentas de lluvia y pedrisco alcanzó a unas  107.538,84 hectáreas. Los cultivos más dañados han sido los herbáceos, con 44.880,06 ha afectadas, seguido del viñedo, con 39.740,16 ha dañadas, y los cultivos hortícolas, con 14.538,96 ha afectadas.

Por provincias, la más afectada ha sido la de Albacete, que ha sufrido daños en un total de 39.044,78 ha; seguida de la provincia de Cuenca, con 27.539,47 ha dañadas; la provincia de Ciudad Real, con 21.184,54 ha; Toledo, con 14.725,88 ha dañadas y, finalmente, Guadalajara, con 5.044,17 ha dañadas.

Fechas para asegurar los cultivos

Ante estos datos, Pedro Leandro Mayorga recomienda a los agricultores “asegurar sus cultivos, ya que la variabilidad de la meteorología genera una enorme incertidumbre y está demostrado que puede provocar enormes daños”.

En este sentido, en Castilla-La Mancha aún está abierto el plazo para la suscripción de los seguros en algunos cultivos  hortícolas como el melón y sandía –hasta el 30 de junio-, o el tomate y el pimiento en las provincias de Albacete y Toledo – hasta el 15 de junio-. También se está a tiempo de garantizar la cosecha de  pistacho y nogal –hasta el 15 de junio-, y los cultivos de cereales de invierno, de leguminosas y oleaginosas – hasta el 15 de junio-. En el caso del cultivo de olivar, el periodo de suscripción finaliza el 30 de Junio.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018