Más de 100.000 ha de cultivos agrícolas dañadas por las últimas tormentas de granizo

El «pool » de empresas privadas del seguro agrario, Agroseguro estima daños en más de 100.000 hectáreas de distintos cultivos agrícolas por las intensas tormentas, acompañadas de pedrisco, registradas en los últimos dos días en amplias zonas de la geografía española y que se han producido tras una sequía y una ola de calor extremas.

Durante la tarde de ayer, la gota fría que está afectando al Norte y Este peninsular provocó importantes daños en numerosas zonas y cultivos, sobre todo en Navarra y La Rioja, donde las precipitaciones provocaron el desbordamiento de algunos ríos.

En la Comunidad Foral de Navarra, los mayores daños se concentraron en la Ribera y en la comarca Media, mientras en La Rioja, las comarcas de la Rioja Baja y la Rioja Media han resultado las más afectadas, con daños en cereal, uva de vinificación, hortalizas y frutales.

En Aragón, la provincia de Zaragoza fue la más afectada, especialmente las comarcas de La Almunia, Daroca o Calatayud. Los pedriscos –de gran tamaño en algunas localidades- afectaron a los cultivos de cereal, frutales, viña y hortalizas. También se registraron tormentas en Teruel y Huesca, aunque de menor intensidad.

En Castilla y León, los daños han sido especialmente intensos en Burgos y Soria, aunque también se declararon siniestros en cereales de invierno, maíz, colza, judías secas y patatas de las zonas del Páramo, La Cepeda y Los Oteros, en la provincia de León,  con cuantiosas pérdidas en estos cultivos, según denunció la organización agraria UCCL, que lo calificó de «nuevo desastre climatológico.»

Por último, en Galicia, las tormentas afectaron, principalmente, al viñedo de Barco de Valdeorras y Verín-Monterrey, en Ourense, con más de 300 ha afectadas de viñedos, según los primeros cálculos del sindicato Uniós Agrarias (UU.AA.).

Además, el pasado domingo 7 de julio, los pedriscos fueron intensos en la Comunidad Valenciana, con daños sobre todo el viñedo de Requena y Utiel. Según AVA-ASAJA y La Unió, la superficie agrícola afectada por el temporal alcanza las 18.000 hectáreas, y de Castilla-La Mancha (Manchuela de Cuenca y de Albacete), donde resultaron afectados, además de la viña, los cereales y el ajo.

Antonio Martínez, alcalde de Casas Ibáñez (Albacete) informó que se ha destrozado el cereal que aún estaba por recoger, así como hasta en un 70% de la superficie de viñedo de este municipio.

En Extremadura,  la organización agraria UPA-UCE pidió la declaración de zona catastrófica en el municipio de Tornavacas, donde el granizo causó graves daños en unas 200 explotaciones familiares de cerezas, con pérdidas de un volumen superior a las 700 toneladas.

Los pedriscos de los últimos días afectaron a zonas con altos niveles de implantación del seguro agrario, según Agroseguro.

Desde el «pool» asegurador se ha iniciado ya la planificación de las tasaciones, con una amplia red de peritos disponible, por lo que es importante que los asegurados remitan los partes de siniestro con la mayor celeridad posible.

Foto: UPA-UCE.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018