Agenda 

Más de 550 empresas vitivinícolas participaron en la Barcelona Wine Week

Barcelona Wine Week (BWW) cerró el pasado 5 de febrero su primera edición con excelentes cifras de participación: más de 550 empresas expositoras, 40 denominaciones de origen españolas presentes en el salón y cerca de 15.600 visitantes, que han asistido a alrededor de 3.200 reuniones de negocios y 50 actividades programadas.

Estos buenos resultados avalados y reconocidos unánimemente por los principales agentes del sector –bodegas, asociaciones, DOs y compradores, entre otros–, confirman el acierto del modelo ferial y le auguran un prometedor futuro como certamen de referencia del vino español.

Las 550 empresas expositoras de Barcelona Wine Week, procedentes de prácticamente todas las comunidades autónomas españolas, han presentado más de 600 referencias novedosas durante los tres días de salón, que ha ocupado íntegramente los 19.000 m2 del recinto Montjuïc de Fira Barcelona. Por superficie contratada y número de empresas expositoras, Catalunya ha sido la Comunidad Autónoma con mayor presencia, seguida de Castilla y León, La Rioja, Euskadi y Navarra.

Por otra parte –y a la espera de cifras definitivas– se han registrado la visita de cerca de 15.600 profesionales, un 13% procedentes de 54 países. También se ha contado con la presencia de más de 300 compradores internacionales de mercados estratégicos para la exportación de vino español invitados por la organización. Esta significativa representación operadores internacionales supondrá para un buen número de bodegas expositoras incrementar sus exportaciones. En total, se estima que se han celebrado unos 3.200 encuentros de negocios.

El presidente de Barcelona Wine Week y del Consejo Regulador de la DO Cava, Javier Pagés, ha destacado que “pretendíamos ser un verdadero escaparate para mostrar la excelencia del vino español en el mercado internacional, ese evento donde todo el mundo del vino quiere estar, y estamos en el buen camino para conseguirlo”. Así, Pagés ha hecho un primer balance “muy satisfactorio” de un salón que partía de “un concepto novedoso, de alguna forma rupturista, que suponía asumir riesgos”.

Por su parte, J. Antonio Valls, director general de Alimentaria Exhibitions, ha hecho hincapié en “la buena aceptación por parte de los profesionales del nuevo formato de salón, que recrea un recorrido por todos los territorios vitivinícolas de España y que da cabida tanto a grandes grupos como a pequeñas bodegas, dando todo el protagonismo al vino”.

La organización de Barcelona Wine Week estima que durante su celebración se han servido más de 130.000 copas de vino, entre las catas ofrecidas por los expositores, las autoguiadas de la barra Fabolours 50 by Woman –producidos e impulsados por mujeres como Mireia Torres (Jean Leon), Mariona Rendé (Rendé Masdéu) o Anne Cannan (Clos Figueras), entre otras– y las dirigidas, organizadas dentro del programa de actividades del salón.

El nuevo certamen ha contado con la participación de medio centenar de expertos de primer nivel, que han ofrecido distintas modalidades de catas y ponencias como el editor ejecutivo de Wine Spectator, Thomas Matthews; los sumilleres François Chartier y Ferran Centelles; el Master of Wine Pedro Ballesteros, los bodegueros Miguel y Mireia Torres y el enólogo Antonio Flores, entre otros muchos.

Además de impulsar el conocimiento en torno al vino en el espacio de actividades BWWHub, el salón ha puesto en valor sus vínculos con la cultura y la gastronomía en el área BWWGastronomy (que ha ofrecido siete maridajes a cargo de los restaurantes barceloneses 130, D’Aprop, Casa Xica, Monocrom, Xerta, Gresca y Oriol Balaguer) y también ha dado a conocer las últimas tendencias en coctelería y destilados en la zona Barcelona Cocktail Art.

El posicionamiento de cada vez más productores vinícolas por desarrollar un mayor cuidado en cuestiones medioambientales se ha plasmado tanto en las últimas propuestas de los expositores como en las ponencias ofrecidas en el extenso programa de actividades. Así, algunas de las referencias que más expectación han generado en BWW han sido los vinos con un probado arraigo ancestral al territorio, los de alta montaña –cultivados en alturas más elevadas de lo común a causa del calentamiento global–, así como los biodinámicos, naturales y ecológicos –donde el respeto a la naturaleza y a escala humana están en el centro de la producción–.

La organización del salón también ha apostado por un uso más racional de los recursos en el mismo, comprometiéndose a reciclar la mayor parte del mobiliario utilizado en su próxima edición. Asimismo, ha colaborado con Ecovidrio – que ha recogido más de 10.000 botellas durante la celebración del salón- para fomentar el reciclaje de botellas y ha reducido el uso de plásticos de un solo uso.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018