MAPA y sector analizan el problema de los bajos precios en las hortalizas de invernadero al inicio de 2019/20

El Ministerio reconoce que los precios en origen de inicio de campaña de algunas hortalizas de invierno han sido inferiores a los de otras campañas.

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA, Esperanza Orellana, presidió este lunes 16  de diciembre la reunión con representantes del sector de las hortalizas de invernadero para analizar  la situación de mercado y examinar los instrumentos disponibles para actuar en la actual situación de bajos precios y exceso de oferta.

Una reunión que responde al compromiso del Ministerio con el sector productor para realizar un seguimiento de la situación y valorar conjuntamente los instrumentos y posibilidades de actuación en el mercado.

A la misma, además de representantes de la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria del  MAPA, de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) y del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA),  asistieron representantes del sector productor (UPA, ASAJA, COAG y Cooperativas Agro-alimentarias), exportadores (FEPEX), de semillas vegetales (ANOVE) y de la interprofesional Hortiespaña, a los que se facilitó información sectorial sobre superficies, producciones, consumo, comercio exterior y precios registrados en este inicio de campaña 2019/2020.

Así, se observó que los precios de inicio de campaña de hortalizas de invierno están siendo inferiores a los de otras campañas, según el MAPA, debido principalmente a dos cuestiones fundamentales: las buenas temperaturas de los meses de septiembre y octubre y la sustitución de hortalizas más dependientes en mano de obra, como el tomate, por otras, como berenjena, pepino o calabacín, menos demandantes, lo que se ha traducido en un aumento de la producción de estos últimos cultivos.

Por una parte, las buenas temperaturas permitieron alargar la campaña de hortalizas al aire libre, y en Europa, particularmente Países Bajos, llevó aparejado el consiguiente solapamiento en las producciones, lo que retrasó también el cierre de contratos con la distribución europea,  que continuaron abasteciéndose de producciones de los países productores del Norte de Europa.

Precios de entrada

Asimismo, se examinó el funcionamiento del mecanismo de los precios de entrada, que dispone la Unión Europea para gravar, en su caso, con aranceles a los productos procedentes de países terceros, cuando éstos acceden al mercado de la UE por debajo de los umbrales fijados al respecto.

En este sentido el MAPA informó del seguimiento que se viene realizando por el Departamento de este mecanismo y de las demandas que España ha realizado a la Comisión Europea para que vigile el cumplimiento de este dispositivo, la última vez en el Consejo de Ministros de Agricultura del pasado 18 de noviembre.

Retirada de oferta

Por otro lado, en la reunión se repasó igualmente el funcionamiento de los mecanismos reguladores del mercado, a través de las Organizaciones de Productores (OPFH) y sus Asociaciones, que cuentan con la capacidad de retirar los excedentes con apoyo de los fondos europeos disponibles para ello.

Desde el inicio de la actual campaña 2019/2020, se llevan retirados 2.754.600 kg, con apoyo de de unas ayudas por importe de 721.892 euros, frente a los 2.011.024kg (+37%) que fueron retirados por estas mismas fechas en la campaña 2018/2019, con una ayuda de 558.323 euros.

En este sentido, el MAPA recalcó la necesidad de avanzar no sólo en la utilidad de los mecanismos de retirada por parte de las OPFH, sino, sobre todo, de contar con una planificación conjunta de la oferta productiva por parte de estas organizaciones y sus asociaciones, así como de impulsar, por ejemplo, la actividad de la Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (Hortiespaña) en el ámbito de la calidad.

Al respecto, el Ministerio se brindó a impulsar y facilitar especialmente la creación de Asociaciones de Organizaciones de Productores (AOPs), como instrumento esencial para la regulación del mercado.

Por último, en la reunión hubo coincidencia entre los presentes en la necesidad de mejorar la rentabilidad y la competitividad de las explotaciones hortícolas. Así, la directora general de Producciones y Mercados  Agrarios hizo referencia a los trabajos que ya se vienen desarrollando en el marco de la planificación estratégica de la nueva PAC.

Esperanza Orellana reiteró también su compromiso de apoyar al sector en la necesaria reestructuración para afrontar los retos de la competitividad y la sostenibilidad, que permitan mantener el tejido productivo esencial en amplias zonas de España de estos cultivos.

El Ministerio emplazó a los asistentes a una nueva reunión en las próximas semanas para continuar el seguimiento de la situación e ir avanzando en la búsqueda de los mecanismos necesarios con los que dotar de una mayor estabilidad a este sector.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018