Lemken presenta su pulverizador autopropulsado Nova 14

Equipado con una amplia cabina, un chasis con múltiples ajustes posibles y un nuevo sistema de guiado de brazos automático, el nuevo pulverizador autopropulsado de Lemken, con tanques de 4.800 y 7.200 litros de capacidad y anchos de trabajo de 24 a 39 metros, satisface las mayores exigencias en cuanto a confort y eficacia.

Su principal característica es la comodidad de la cabina, fundamental en las largas jornadas de trabajo. Su aislamiento acústico garantiza la concentración durante la conducción. Opcionalmente, el Nova está disponible con un sistema de filtrado de aire de tres niveles según la categoría 4. Además, en la cabina hay una sobrepresión permanente que evita la penetración de vapores. Un climatizador automático, una radio Bluetooth y numerosos compartimentos hacen aún más cómodo el trabajo.

Desde el asiento con suspensión neumática, el conductor tiene una amplia perspectiva. Todos los dispositivos de mando están alojados en el reposabrazos de forma ergonómica. El innovador joystick con numerosos botones de libre configuración puede adaptarse a las necesidades específicas.

El control de la tecnología de aplicación se realiza mediante el sistema MegaSpray de Lemken con los terminales CCI 800 o CCI 1200. Este incluye un control de los anchos de sección y de las cantidades de aplicación, un sistema de seguimiento de la huella por GPS y un sistema de gestión de tareas. El agrirouter, la plataforma de intercambio de datos estándar para todos los fabricantes, se encarga de la comunicación con el sistema de gestión de explotaciones agrarias de la oficina.

En el chasis del Nova, los ejes telescópicos garantizan unos anchos de vía flexibles de 1,8 a 2,3 metros. De forma opcional, hay disponible un sistema de ajuste hidráulico del ancho de vía. Pueden utilizarse neumáticos de 300 a 650 milímetros de ancho. Gracias a la dirección a las cuatro ruedas, el eje trasero sigue perfectamente el trazado del eje delantero. Esta característica, junto con el gran despeje al suelo de 1,2 m, permite proteger los cultivos.

Para cultivos especialmente altos, existe un sistema hidráulico de elevación del chasis de hasta 1,60 metros. La suspensión independiente con amortiguación hidroneumática proporciona una marcha sumamente suave y mantiene equilibrados los brazos en terrenos irregulares.

Los brazos de aluminio son robustos y ligeros. El sistema Adaptive Balancing Control de Lemken, con guiado proactivo automático, garantiza una posición óptima de los brazos y la distancia adecuada a la superficie de trabajo. Hasta cinco sensores permiten ajustar directamente cada uno de los brazos a los cambios de los cultivos o del terreno. En los brazos, una tubería de circulación con conexión individualizada de cada inyector garantiza una aplicación precisa y mínimas cantidades residuales.

El inductor de productos químicos de 55 litros de capacidad incluye un sistema de humectación de bordes sin efecto de neblina y es compatible con un Closed Transfer System (CTS). Además, puede ajustarse en altura para mejorar la ergonomía. El sistema hidráulico de agua puede manejarse fácilmente mediante una pantalla en color montada en la parte superior. El tanque de agua limpia tiene una capacidad de 660 litros. Un agitador de inyección regulado eléctricamente con conexión según el nivel de llenado mantiene la homogeneidad de la mezcla del tanque. Los restos de líquido se acumulan en el colector inferior, que puede drenarse por completo.

Este pulverizador estará disponible a partir de mediados de 2020.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018