Las ventas de antibióticos para uso veterinario disminuyeron un 32,4% en el último cuatrienio

El consumo de antibióticos se redujo un 7,2 % en hospitales y hogares en los últimos cuatro años, mientras que la venta de estos compuestos para uso veterinario disminuyó en un 32,4 % entre 2014 y 2017, de 418,8 a 283,1 mg/PCU.

La PCU es la unidad de corrección de la población y se calcula sumando el consumo total de antimicrobianos en miligramos en el periodo estudiado, dividiéndolo por el número de animales vivos y sacrificados por su peso teórico en el momento previsible del tratamiento. La unidad PCU permite estandarizar y hacer comparables los datos de ventas entre los diferentes países, aunque tengan distintos sistemas de producción con animales de diferentes pesos de sacrificio.

Son datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), incluidos en un estudio sobre el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) del Ministerio de Sanidad, al que se atribuye esta bajada del consumo que «confirma la tendencia decreciente registrada en los últimos años».

Según ha indicado la Agencia, el PRAN «trabaja con el objetivo de frenar el desarrollo y la diseminación de la resistencia bacteriana», y así, reducir el uso de estos medicamentos entre la población.

Por otra parte, respecto al trabajo de las empresas ganaderas adheridas a los «Programas REDUCE», creados en el marco del PRAN, la Agencia resalta que estos programas han contribuido a que las ventas hayan descendido en el ámbito veterinario, especialmente entre aquellas que trabajan en los subsectores ganaderos de porcino, avicultura de carne, cunicultura, bovino de carne, bovino lechero, ovino y caprino.

Esta iniciativa ya logró una reducción del consumo de colistina del 97,18% en porcino (2015-2018) y una reducción total del consumo de antibióticos del 71% en avicultura de carne (2015-2018)

En Sanidad Animal, la reducción registrada del 32,4% en las ventas de antibióticos veterinarios se ha calculado a través de los datos aportados por los laboratorios farmacéuticos.

Asimismo, según la AEMPS, los programas para la higiene de manos, las buenas prácticas empresariales, las actividades de formación entre los profesionales sanitarios y la concienciación de la población, también facilitaron un mejor uso de los antibióticos en los hospitales, centros de Atención Primaria y en el sector ganadero.

En cualquier caso, pese a haber disminuido, España sigue estando entre los países que más antibióticos consumen de la Unión Europea, tanto en medicina humana, como veterinaria.

La reducción del consumo registrada en los últimos años coincide con el desarrollo del primer PRAN (2014-2018), recientemente ampliado con una segunda etapa (2019-2021). Todas las CC.AA., ocho Ministerios y más de 300 expertos trabajan juntos en esta estrategia «One Health», que coordina la AEMPS, adscrita al Ministerio de Sanidad, junto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Desde 2014, el PRAN trabaja con el objetivo de frenar el desarrollo y la diseminación de la resistencia bacteriana y, con esa meta, enfoca sus medidas en la reducción del consumo de antibióticos. En este contexto, este plan nacional desarrolla y apoya iniciativas centradas en reducir la necesidad de uso de los antibióticos a través de la prevención de las infecciones, además de acciones encaminadas a mejorar el uso de antibióticos en diferentes ámbitos.

Para difundir todos estos proyectos de reducción de antimicrobianos, informar sobre sus avances y mejorar la concienciación sobre la resistencia se lanzó la web http://www.resistenciaantibioticos.es, en la que pueden consultarse en tiempo real todas las cifras de consumo y ventas de antibióticos a través de la aplicación Mapas de Consumo y los  Programas de reducción en sanidad animal . Se trata de la primera herramienta online en su género, que permite búsquedas por ámbito, año, tipo de antibiótico y comunidad autónoma.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018