Las tormentas de pedrisco provocaron daños en unas 2.500 ha de cultivo asegurado en Aragón

La inestabilidad climática que volvió de nuevo el pasado fin de semana a buena parte de la Península llevaron a varias Comunidades Autónomas a alerta por chubascos y tormentas localmente fuertes, acompañadas de pedrisco.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, según Agroseguro, se registraron precipitaciones que causaron daños en cultivos asegurados, estimándose indemnización por siniestralidad de unos 8 millones de euros.

La superficie afectada por las tormentas de pedrisco puede superar, según esta entidad, las 2.500 hectáreas aseguradas de cultivos, de las cuales, más de 500 hectáreas corresponden a explotaciones de fruta que, junto a la uva de vino, son las producciones que presentan más daños, aunque también se registraron siniestros en hortalizas.

La fuerza con la que se produjeron las tormentas provocaron daños localmente intensos, que se vieron agravados, debido al avanzado estado en el que se encontraban los cultivos.

Las comarcas agrarias de La Almunia y Borja, en la provincia de Zaragoza, son las que más sufrieron las consecuencias de estas inclemencias climáticas.

Los daños ocasionados por este tipo de fenómenos están cubiertos por el sistema de Seguros Agrarios Combinados y ya se está trabajando en la planificación de las tasaciones, siendo importante que los asegurados remitan los partes de siniestro con la mayor celeridad posible, según Agroseguro.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018