Las salidas de aceite de oliva al mercado rondaron las 134.000 t en junio pasado

Las salidas al mercado de aceite de oliva durante el pasado mes de junio podrían haber rondado las 134.000 toneladas, según el avance muy provisional de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) y teniendo en cuenta una estimación de 8.000 t importadas.

Aunque el sector podría esperar mucho más, se trata de la segunda cifra de salidas más alta para este mes en las últimas campañas, solo superada por las 140.100 t que se lograron comercializar en la anterior campaña de producción récord 2013/14, con una media mensual acumulada de 128.259 toneladas.

De este volumen, se estima que unas 87.000 t podrían haber ido a la exportación y algo más de 47.000 t a atender la demanda del mercado interior español.

Teniendo en cuenta estos datos, aún muy provisionales del pasado mes, las existencias totales a 30 de junio, habrían quedado aún en 1.118.700 toneladas, una cifra bastante importante. De este volumen, unas 829.600 t estarían en almazaras, y bajan 96.600 t en junio; alrededor de 242.000 t en manos de envasadores y otros operadores del comercio, y solo 47.000 t, unas 8.200 t menos que en el mes anterior, en los depósitos del Fondo Patrimonio Comunal Olivarero (FPCO) , pese a que cuenta con una capacidad instalada de almacenamiento superior a los 350.000 toneladas.

Así las cosas, tras el récord de producción de aceite de oliva en la campaña 2018/19, con una última cifra de 1.786.890 toneladas, desde Cooperativas se prevé acabar la campaña con un stock de enlace de 736.910 t, un 96,2% más alto que al final de la campaña anterior, que fue de 375.600 t, aunque con la diferencia sobre la misma de que el resto de principales países productores tendrán «vacíos» sus almacenes y deberían necesitar de la oferta española para cubrir el «hueco» de ese par de meses antes de que llegue la nueva cosecha.

Las importaciones de la campaña podrían alcanzar las 135.000 t, un 17,7% menos que en la anterior (164.000 t), pero una cifra bastante importante que el MAPA y el propio sector deberían analizar con mucha más profundidad y reflexionar sobre la misma (sobre todo respecto a los altos volúmenes que se compraron fuera al inicio de la campaña), puesto que en la anterior campaña récord 2013/14 entraron a nuestro país menos de la mitad (un 42,7%) de la cifra estimada ahora, apenas 57.600 toneladas.

Por tanto, la oferta total disponible de aceite de oliva de la campaña 2018/19 será récord también, rozando casi los 2,3 millones de toneladas, un 32,7% más que en la campaña anterior.

Las salidas, en cambio, con una previsión de 1,56 Mt, no superarán las de la campaña 2013/14, que fueron de casi 1,64 millones, con una previsión de demanda interna (consumo + pérdidas) bastante aceptable de 560.000 toneladas (es una buena noticia que de nuevo vuelva a superarse el medio millón de toneladas de consumo, en gran parte gracias a la fuerte contención de precios en origen), con un alza del 18,7% sobre 2017/18, y que las exportaciones puedan alcanzar el millón de toneladas, un 13,1% más, quedándose atrás, según la estimación del momento actual, no obstante, de los 1,1 Mt de la campaña 2013/14, cuando hace unos meses el sector estaba bastante seguro de que podría llegarse a lograr un nuevo récord histórico.

La «anómala » situación de los precios en origen a lo largo de lo que llevamos de campaña no hará posible, por ahora, que un mayor volumen de producción compense el fuerte descenso de las cotizaciones.

Desde el sector se espera que el valor de la comercialización total del aceite de oliva salida almazara esté incluso en torno a un 5% por debajo del valor de la campaña anterior, y sea de algo más de 3.400 M€, unos 1.300 millones menos que en la campaña récord de facturación de 2016/17, en la que se llegó a alcanzar casi los 4.800 millones (con una media cercana a los 3,63 €/kilo).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018