Las salidas de aceite de oliva al mercado podrían haber superado las 130.000 t en marzo

La producción acumulada de aceite de oliva en la campaña 2018/19 alcanza ya casi 1,77 Mt, tras sumar una producción de casi 71.000 t en marzo pasado, según los datos avanzados, aún muy provisionales,  por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA).

Con los ajustes y la producción que aún queda por recoger y molturar no hay descartar que la producción de la actual campaña quede cerca de 1,8 Mt, superando el récord de la campaña 2013/14, en la que se superó los 1,78 millones.

Esta importante oferta tiene su contrapeso en las salidas al mercado, que se estima podrían haber superado las 130.000 t en marzo, acumulando un total de casi 745.000 t en esta primera mitad de la presente campaña.  De este volumen, unas 90.000 t podrían haber ido al mercado exterior y alrededor de 40.560 t a atender la demanda interna de consumo.

En esta campaña podría superarse también el récord histórico de exportación de la campaña 2013/14, que superó los 1,1 Mt, con una estimación de que podría llegar al menos a los 1,125 millones. Por el momento, llevaría acumuladas 505.140 t en este primer semestre de campaña, pero lo normal es que las salidas al exterior se acelerasen a partir de este mes, dado que las producciones en el resto de principales países productores, salvo Marruecos, han sido mucho más bajas que en la pasada campaña, sobre todo en Italia, donde se esperan solo 175.000 toneladas.

Otra buena noticia es que se espera que la demanda interna de consumo de aceite de oliva vuelva a superar el medio millón de toneladas, con un alza de dos dígitos, aunque con crecimientos inferiores a los de exportación. De octubre a marzo, ambos incluidos, acumula ya casi 240.000 toneladas, a pesar de haberse «enfriado» algo en este primer trimestre del año.

En cuanto a las importaciones, en marzo se calculan unas 7.000 toneladas, acumulando más de 70.000 t en lo que va de campaña, debido principalmente a las compras de los primeros meses de 2018/19, pero bajaron cerca de un 40% respecto a la campaña anterior.

Se espera que el mercado pueda absorber en la actual campaña entre 1,65 y 1,7 Mt, con una media de salida mensual cercana a las 140.000 toneladas.

Las existencias en stock a 31 de marzo aún son importantes, pero ya empezaron a disminuir en marzo pasado y continuarán haciendo a velocidad de crucero en el semestre que resta de campaña.  Había en stock casi 1,47 Mt, de las que más de 1,1 millones (75%) estaban en las almazaras; otro 19% y 273.100 t en poder de envasadores y otros operadores y el 6% restante y 89.500 t en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero (FPCO).

La previsión es que a 30 de septiembre quede un stock muy aceptable, con 615.600 toneladas, que permitirá un enlace entre campañas bastante tranquilo, sin tener necesidad de mirar al cielo para ver si llueve o no esta primavera  y en los primeros compases del próximo otoño.

Almacenamiento privado

Por otro lado, el ministro de Agricultura, Luis Planas, afirmó tras la reunión el pasado 10 de abril del Comité Consultivo con las CC.AA., preparatorio de los temas del próximo Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, que llevará a Bruselas su demanda para analizar la actual situación de precios «anormalmente bajos» en el mercado español de aceite de oliva, así como para solicitar que se revisen los precios mínimos (umbrales) de referencia que desencadenan el régimen de ayudas al almacenamiento de aceite de oliva, porque fueron fijados en 1998 y están muy lejos del actual contexto del sector.

Planas recordó que la producción mundial de aceite de oliva se ha reducido un 5%, «por lo que el aceite de oliva español será clave para el aprovisionamiento de la demanda de otros países», sobre todo en esta segunda parte de la campaña. «Este factor, añadió el ministro, unido a la solidez del consumo, hacen pensar que se den las condiciones para un cambio de tendencia en los precios en origen y la previsión es de que éstos vuelva a la estabilidad e incluso registren un ligero repunte.»

El ministro, que afirmó estar en contacto permanente con la Comisión Europea para supervisar la evolución del mercado, insistió también en la importancia de las medidas de autorregulación del propio sector. Y, en esta línea, explicó que ha solicitado a la Interprofesional del Aceite de Oliva español que elabore una propuesta de consenso de todo el sector para poderla transmitir a Bruselas.

Planas recordó, igualmente, que se está trabajando en una norma de reconocimiento de las organizaciones de productores (OPs), donde se incluirá el sector del aceite de oliva, como un mecanismos suplementario de regulación.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018