Las organizaciones agrarias piden a Sánchez que el MAPA mantenga las competencias en Desarrollo Rural

Las tres organizaciones agrarias de ámbito estatal, ASAJA, COAG y UPA, remitieron una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el que le  solicitan que se  mantengan las competencias de Desarrollo Rural en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Las organizaciones agrarias mostraron su preocupación por el contenido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 13 de enero en el Real Decreto 2 /2020 del 12 de enero (Real Decreto 2/2020), en el que se reestructuran los departamentos ministeriales del Gobierno de España. Ver (https://www.agronegocios.es/el-ministerio-de-agricultura-se-queda-una-vez-mas-sin-secretaria-de-estado/).  

En el caso del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se indica que será competente para la «ejecución de la política del Gobierno en materia de recursos agrícolas, ganaderos y pesqueros, de industria agroalimentaria y de alimentación».

ASAJA, COAG y UPA lamentan que, entre estas atribuciones, no figure el Desarrollo Rural, que si estaba contemplado por el anterior RD de 7 de junio de 2018, máxime cuando esta materia, pilar esencial de la PAC, tampoco figura entre las atribuciones de ningún otro departamento ministerial.

En el escrito las organizaciones recuerdan a Pedro Sánchez que la política de Desarrollo Rural, segundo pilar de la PAC, es una parte esencial y primordial de la política agraria y se complementa de forma indisoluble con el resto de medidas e intervenciones que son de aplicación para asegurar el modelo europeo de agricultura, basado en explotaciones familiares y la asunción de importantes compromisos de producción, medioambientales, sociales y territoriales, que constituyen un todo alrededor de la actividad agraria y el medio rural.

Esta realidad se hace aún más patente en las negociaciones actuales sobre el futuro Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, donde España, junto con otros países de la Unión  Europea defienden un presupuesto robusto y ambicioso, que garantice una PAC fuerte, potente y a la altura de las nuevas exigencias de la sociedad y los compromisos internacionales adquiridos.

A estas tres organizaciones agrarias les preocupa seriamente el hecho de que los fondos que llegan a España destinados al Desarrollo Rural, fundamentalmente provenientes de la Unión Europea, pudiesen perder su configuración actual, siendo desgajada su gestión entre diversos Ministerios y departamentos, ante las modificaciones en marcha en la estructura del Gobierno.

Las tres organizaciones coinciden en que debe ser el MAPA quien siga capitaneando la negociación y la aplicación de la política agraria de España, tanto en su Primer Pilar,  relativo a los pagos directos y las medidas de gestión de los mercados agrarios, como en el Segundo Pilar, de Desarrollo Rural. Ambos pilares son, complementarios e indisociables.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018