La UE lanza Oficinas de Competencia de Banda Ancha para luchar contra la brecha digital en las zonas rurales

En áreas rurales y remotas, las empresas y las personas tienen una necesidad real de conexiones de alta velocidad para prosperar. Esta es la razón por la cual la Unión Europea ha establecido las denominadas Oficinas de Competencias de Banda Ancha (BCO) para asesorar a los entes locales y autonómicos sobre cómo invertir efectivamente en banda ancha y ayudar a los ciudadanos y empresas a tener un mejor acceso a servicios de banda ancha.

Esta medida fue anunciada el pasado 20 de noviembre de 2017 durante la jornada de Broadband Days 2017. Esta iniciativa surge como resultado de la brecha digital que asola el medio rural europeo.

Los datos confirman que solo el 40% de los hogares rurales tienen acceso a Internet de alta velocidad, en comparación con el 76% del total de hogares de la Unión Europea. La brecha digital urbano-rural no es solo un desequilibrio de la tecnología o la conectividad: es un desequilibrio de oportunidades.

Estas BCO formaran parte de una red y tendrán como misión orientar a los promotores de proyectos de banda ancha, públicos o privados, usuarios o inversionistas. Su función es recopilar toda la información relacionada con la banda ancha, como financiación, tecnología o cuestiones reglamentarias, en un único punto de contacto dentro de los países de la Unión Europea.

El acceso a Internet de alta velocidad es crucial para el futuro de la agricultura, vinculado a nuevas aplicaciones digitales como la agricultura de precisión. También es la base de los servicios electrónicos que podrían ayudar a superar un acceso menos óptimo a la infraestructura y los servicios en muchas zonas rurales, contribuyendo a que las zonas rurales sean un lugar atractivo para vivir y trabajar, tanto para los jóvenes como para las generaciones mayores.

La Unión Europea es consciente que la digitalización y la conectividad se traducen en nuevos negocios que suponen el desarrollo rural y la fijación de población en el medio rural.

Por ello se está trabajando en diferentes acciones encaminadas al desarrollo rural a través de la revitalización de los servicios rurales a través de la innovación digital y social, un ejemplo actual es el impulso de las llamadas aldeas inteligentes (Smart Villages).

La Unión Europea ha destinado alrededor de 6.000 M€ de financiación para la implantación de banda ancha de alta velocidad y otra infraestructura digital, en particular en áreas rurales y periféricas, para el período 2014- 2020. La gran parte de esta inversión proviene directamente del Fondo Agrícola Europeo para el Desarrollo Rural (FEADER).

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018