La tensión de los mercados de fertilizantes afecta de lleno a Europa

La tensión de los mercados de fertilizantes afecta de lleno a Europa

Tras un breve alivio en verano, los precios de muchos fertilizantes vuelven a apuntar al alza. La situación es especialmente tensa en Europa, sobre todo después de que muchos productores de fertilizantes dejaran de operar ante la escasez de suministros de gas natural y los altos precios de la energía, según las conclusiones principales de un reciente seminario web del Sistema de Información de los Mercados Agrícolas («Agricultural Market Information System», AMIS) de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

 

En el resto del mundo, una serie de medidas políticas, como las restricciones a la exportación y las sanciones, siguen limitando las disponibilidades mundiales de fertilizantes, con los envíos internacionales muy restringidos desde Bielorrusia, China y la Federación Rusa, todos ellos principales proveedores de fertilizantes al mundo.

Con los preparativos para la campaña de comercialización 2023/24 a punto de comenzar, la baja disponibilidad de fertilizantes y los altos precios corren el riesgo de afectar negativamente a las siembras y los rendimientos, destaca el AMIS.

No es de extrañar, por tanto, que aumente el temor de que la agitación de los mercados de fertilizantes pueda constituir una grave amenaza para la seguridad alimentaria mundial.

Este seminario web ofreció una visión general de la situación actual de los mercados mundiales de fertilizantes y evaluó las implicaciones para la rentabilidad de los agricultores y la producción agrícola.

También se analizaron las principales tendencias de los mercados energéticos y cómo estas tendencias podrían afectar a la disponibilidad y los precios de los fertilizantes, antes de ofrecer una perspectiva regional sobre los principales retos y soluciones.

Crisis energética

Los mercados de fertilizantes se enfrentan también a riesgos ya conocidos, ya que la crisis energética en Europa, sobre todo del gas natural, ha llevado a muchos productores a reducir la producción.

Los precios de los fertilizantes respondieron de inmediato a este recorte  y la mayor parte de las cotizaciones de precios de este insumo básico para la actividad agraria mostraron aumentos notables, después de haber disminuido durante los meses de verano desde los máximos históricos alcanzados en abril.

Así, según destacaron, los fertilizantes nitrogenados se ven particularmente afectados, puesto que su producción requiere de grandes cantidades de energía, sobre todo de gas natural.

Impulsado por las tensiones geopolíticas y las sanciones ante la invasión rusa de Ucrania, el precio del gas natural en Europa se disparó y muchos productores de fertilizantes ahora consideran que no es rentable mantener abiertas las líneas de producción.

De hecho, actualmente se informa que alrededor del 70% de la capacidad de producción de Europa se encuentra inactiva.

Los precios de referencia de los principales tipos de fertilizantes apuntan al alza, con aumentos significativos de precios en la última semana de agosto.

Así, el nitrato de amonio, por ejemplo, aumentó un 9%, hasta 960 € por tonelada, mientras que el nitrato de calcio y amonio aumentó un 13%, hasta 850  € por tonelada.

Demanda adicional

Es probable que este repunte de los precios europeos, señala el AMIS, se propague a nivel mundial, ya que se espera que los europeos pasen de ser exportadores netos a importadores netos de fertilizantes, lo que generará una demanda adicional en los mercados internacionales.

Aparte de la menor disponibilidad de fertilizantes, la trayectoria alcista de los precios de los fertilizantes también se ve respaldada por las medidas y las perturbaciones de la política comercial.

China, uno de los principales exportadores mundiales de fosfato diamónico y urea, ha reducido sus envíos internacionales desde octubre de 2021 al introducir requisitos de inspección adicionales para las exportaciones de fertilizantes.

Por lo tanto, no sorprende que las exportaciones de fertilizantes del país entre enero y mayo de 2022 cayeron al nivel más bajo en cuatro años.

Además, los suministros de fertilizantes de la Federación de Rusia y Bielorrusia, que son los principales exportadores de fertilizantes nitrogenados y minerales, siguen estando limitados como resultado de las sanciones internacionales. Si bien los envíos no están completamente bloqueados.

Para los productores de cereales, el aumento de los costes de los fertilizantes reducirá los márgenes de beneficio y, en última instancia, podría limitar la producción.

Dichos riesgos de producción más altos agregarían tensiones al alza en los precios de los alimentos y contribuirían a las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria.

http://www.amis-outlook.org/events/detail/en/c/1155869/

Este contenido es únicamente para usuarios registrados.

SOY USUARIOREGÍSTRATE GRATIS

Desarrollado por eMutation New Media.