La superficie agraria útil (SAU) de España destinada a la producción ecológica ya supone el 10,79 %

La superficie agraria útil (SAU) de España destinada a la producción ecológica ya supone el 10,79 %

La superficie destinada a la producción ecológica en España aumentó el 8% en 2021 frente al año anterior, hasta alcanzar las 2.635.442 hectáreas, y sitúa ya la superficie agraria útil (SAU) dedicada a la producción ecológica en el 10,79 %.

 

Estos datos, recogidos en las estadísticas de producción ecológica correspondientes al año 2021, que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado hoy en su página web y que son provisionales hasta que EUROSTAT publique los definitivos, confirman la tendencia de crecimiento de los últimos años, y colocan a España como uno de los principales productores ecológicos por superficie de la Unión Europea  y del mundo.

En producción vegetal destaca el aumento de hectáreas dedicadas a los cultivos permanentes (+18%), en especial los frutos secos (+35%), las plataneras y subtropicales (+25%), los cítricos (21%) y el olivar (16%). Dentro de los cultivos arables (+15%), se ha producido un crecimiento de plantas cosechadas en verde para alimentación animal (+39%).

En cuanto a producción animal, ha aumentado el número de actividades ganaderas eco al alcanzar las 9.247 explotaciones ganaderas (+20% respecto año anterior). En concreto, en ovino (+24%), bovino (+22 %), caprino (+15 %) y porcino (+15%). El número de cabezas de ganado sube especialmente en bovino (+20%), ovino (+17%), porcino (+11%) y caprino (+9%).

La acuicultura bio ha disminuido su producción hasta las 4.891 toneladas (-35%).
Destaca la producción de mejillones con 2.806 toneladas. Las explotaciones acuícolas han bajado un -4 %, y se sitúan en 167.

El número de operadores ha aumentado un 16% frente al año 2020 y ya
alcanzan los 58.485. Este incremento se ha producido en casi todas las actividades: productores primarios (19%), establecimientos industriales (12%) y comercializadores (7%).

Si tenemos en cuenta que un mismo operador puede desempeñar varias
actividades diferentes, el número total de actividades han alcanzado los 62.320, lo
que supone una subida del 16,87% respecto al año anterior.

Las actividades industriales eco registrados han crecido un 5% y se sitúan en
10.920. La producción vegetal ha alcanzado los 9.436, entre los que destacan la
manipulación y conservación de frutas y hortalizas, y la elaboración de bebidas. La producción animal ha subido a 1.484, en especial la industria cárnica y láctea.

Las estadísticas de Producción Ecológica 2021 se pueden consultar en los
siguientes enlaces: https://www.mapa.gob.es/es/alimentacion/temas/produccioneco/estadisticas_pe_2021_definitivo_web_tcm30-628192.pd

Por otro lado, la Comisión Europea ha dado a conocer hoy a los ocho ganadores de los primeros premios ecológicos de la UE, desde un agricultor hasta un restaurante.

Procedentes de Austria, Bélgica, Croacia, Francia, Alemania, Italia, España y Suecia, todos ellos representan el crecimiento y la innovación del sector ecológico y de la cadena de valor europeos, así como su contribución a la reducción del impacto de la agricultura en el clima y el medio ambiente.

La entrega de los primeros premios ecológicos de la UE marca la segunda celebración del Día de la Producción Ecológica de la UE, puesto en marcha el año pasado por el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea.

Al presentar los premios en la ceremonia de entrega, Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura de la UE, subrayó que «me han impresionado todas y cada una de las historias de los ganadores. Se trata de personas, organizaciones e instituciones increíblemente comprometidas, que llevan fomentando la producción ecológica desde mucho antes de que se hiciera popular, a menudo en circunstancias muy difíciles. Proceden de toda la UE, lo que demuestra que los productos ecológicos están vivos en todas partes y que la excelencia ecológica puede encontrarse en todas partes. En este sentido, constituyen una gran esperanza para un mayor desarrollo de la producción ecológica y de los beneficios que puede aportar a nuestros agricultores, comunidades rurales y sociedad en su conjunto.»

Los premios ecológicos de la UE dan reconocimiento a diferentes agentes implicados en la cadena de valor ecológica que han desarrollado un proyecto innovador, sostenible e inspirador y que ha tenido como consecuencia un valor añadido real para la producción y el consumo ecológicos.

Están organizados conjuntamente por la Comisión Europea, el Comité Económico y Social Europeo, el Comité Europeo de las Regiones, COPA-COGECA e IFOAM Organics Europe, con la participación del Parlamento Europeo y del Consejo en el jurado. Se otorgaron ocho premios:

–  Mejor agricultora ecológica femenina a Nazaret Mateos Álvarez, de España. Mateos Álvarez gestiona una planta de producción ecológica de champiñones en el norte de España. Ha desarrollado un método de cultivo único que maximiza la calidad del producto, minimizando al mismo tiempo los insumos y reduciendo drásticamente el consumo de agua.

–  Mejor agricultor ecológico masculino a David Pejić, de Croacia. Pejić gestiona la explotación ecológica más antigua cercana a Zagreb, en Croacia, con más de 60 cultivos diferentes. La explotación lleva a cabo actividades de educación, formación y asesoramiento e incluye una panadería y un restaurante in situ.

–  Mejor región ecológica a Occitania, en Francia. La agricultura ecológica es una prioridad para el desarrollo de Occitania, en el sur de Francia. En la actualidad, se dedican a la agricultura ecológica 608.285 hectáreas y 13.265 explotaciones agrícolas, lo que equivale al 19% de todas las tierras agrícolas. El objetivo es alcanzar el 30% de todas las tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica de aquí a 2030. Se ha adoptado un enfoque global que implica una gobernanza regional inclusiva y la totalidad de la cadena de valor, desde la producción hasta el consumo.

–  Mejor ciudad ecológica a Seeham, en Austria. Esta ciudad, situada en el noroeste de Austria, forma parte de la Red de Ciudades Ecológicas de Europa. Los comedores públicos de la ciudad, las guarderías y las escuelas cocinan y sirven alimentos ecológicos al 100%. También existe una intensa colaboración con las infraestructuras turísticas, que lleva productos ecológicos a la gastronomía y a los hoteles.

–  Mejor biodistrito ecológico a la Associazione Bio-Distretto Cilento, en Italia. El biodistrito de Cilento invierte en la producción sostenible y local de alimentos, vinculando también iniciativas turísticas como playas ecológicas y rutas ecológicas. Esto beneficia a la creación de empleo, a la cohesión social y a la revitalización de la zona.

–   Mejor pyme ecológica a Goodvenience.bio, en Alemania. Con sus diez empleados, esta empresa produce caldos, sopas, salsas, especias y aceites artesanales y ecológicos. Hace especial hincapié en la producción sostenible, circular e innovadora y en la promoción de dietas saludables a través de un blog de recetas y vídeos de cocina.

–  Mejor minorista de producción ecológica a La ferme à l’arbre de Liège, en Bélgica. Desde 1978, este supermercado a pequeña escala ubicado en una explotación agrícola vende productos ecológicos, como carne y harina, de toda la región. La empresa pone un fuerte énfasis en la producción sostenible y circular, y también utiliza energía verde, evita el envasado y limita las emisiones del transporte al centrarse en la contratación local.

–   Mejor restaurante ecológico a Lilla Bjers, en Suecia. Situada en la isla de Gotland, en el mar Báltico, Lilla Bjers es una granja ecológica y un restaurante que opera bajo el concepto «de la semilla al plato». Se siembran 300 cultivos diferentes en una explotación sin combustibles fósiles que preserva la biodiversidad. El restaurante se ha convertido en un centro de formación de jóvenes agricultores y cocineros ecológicos.

Este contenido es únicamente para usuarios registrados.

SOY USUARIOREGÍSTRATE GRATIS

Desarrollado por eMutation New Media.