La reserva hidráulica está a un 62,4% de su capacidad total, con casi 35.000 Hm3 de agua embalsada

La reserva hidráulica española está al 62,4% de su capacidad total (56.074 Hm3) y los embalses almacenan actualmente 34.980 hectómetros cúbicos (Hm³) de agua, tras aumentar en la última semana en 1.251 Hm3, un 2,2% de su capacidad total,  según el Ministerio  de Agricultura.

Por  lo tanto, como sucedió ya en la pasada semana, el agua embalsada es un 5,8% y 1.916 Hm3 superior a la que había almacenada un año antes por estas mismas fechas (33.064 Hm3), pero continúa claramente por debajo en casi un 9,3% y en 3.581 Hm3 a la media acumulada en la última década, que es de 38.561 Hm3, según el Mapama (www.mapama.gob.es).

Por encima de la media estatal están las cuencas internas del País Vasco (100% y 21 Hm3); el sistema Cantábrico Oriental (94,5% y 69 Hm3); el sistema de Tinto, Odiel y Piedras (93,9% y 215 Hm3); Cantábrico Occidental (91,7% y 475 Hm3); Galicia Costa (88,9% y 608 Hm3); Miño-Sil (80% y 2.423 Hm3); Ebro (73,7% y 5.631 Hm3); Guadalete-Barbate (71% y 1.172 Hm3); Tajo (62,7% y 6.909 Hm3) y Duero (62,5% y 4.964 Hm3).

Por debajo de la media nacional, se encontraban los sistemas de la cuenca del Guadiana (60,4% y 5.591 Hm3);  Guadalquivir (59,4% y 4.820 Hm3);  cuencas internas de Cataluña (59,4% y 402 Hm3); cuenca Mediterránea Andaluza (54,3% y 637 Hm3); Júcar (31% y 1.033 Hm3) y Segura (24,6% y 280 Hm3).

Las precipitaciones afectaron en esta última semana considerablemente a toda la Península, siendo la máxima alcanzada en Oviedo, con 107,8 mm (107,8 l / m2).

Tajo-Segura

La cabecera del Tajo acumulaba con fecha de 27  de marzo un total de 438 Hm3, unos 38 hectómetros cúbicos por encima del límite legal permitido en el Memorando para poder realizar un trasvase a la cuenca del Segura, frente a los 453,26 Hm3 del año anterior (casi un 3,4% y 15,3 Hm3 menos).

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, señaló que el próximo 3 de abril se reunirá la Comisión del Desembalse para decidir si legal y técnicamente procede o no realizar y, en su caso, en qué volumen, ese trasvase de agua para riesgo y consumo humano de los embalses de cabecera de Entrepeñas y Buendía, el Alto Tajo, a la cuenca del Segura (Alicante, Murcia, Almería).

Desaladora de Torrevieja

Por otro lado, La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, realizó el lunes 26 de marzo una visita a la planta desalinizadora de Torrevieja (Alicante), una infraestructura “especialmente necesaria -según indicó- en estos cinco años de sequía en el Levante español” y que aumentará su capacidad de desalinización hasta 120 Hm3 al año, con una nueva inversión de 45 millones de euros.

La ministra recordó que la desalinizadora de Torrevieja surge de la fusión de dos desaladoras contempladas en el Plan Hidrológico Nacional (PHN), aprobado en el año 2001, pero que “no funcionaba cuando llegamos al gobierno”. “La cogimos sin terminar, la terminamos, y trataremos de avanzar lo más rápido posible para entregarla con 120 hectómetros cúbicos de capacidad”, añadió

La planta, que tras ser finalizada, funciona a 40 Hm3 de capacidad, actualmente está en proceso de duplicar su capacidad. Unas obras “necesarias y costosas”, que finalizarán en el mes de junio o julio tras trabajar Red Eléctrica Española (REE)  “a tres turnos, para tratar de acortar lo máximo posible los plazos”.

De manera paralela, el Ministerio desarrolla también el proyecto de futura ampliación para triplicar la capacidad de la desalinizadora y así “en circunstancias de especial sequía, poder garantizar el abastecimiento de la población, que es siempre la prioridad, y también complementar las dotaciones a los regadíos”, según la ministra.

Inversiones

La actuación en Torrevieja, en palabras de la ministra, es solo una “de las muchas que el Gobierno ha emprendido para garantizar el agua al regadío de todo el Levante”. García Tejerina destacó que  la inversión de, aproximadamente, 400 M€ para apoyar a los agricultores, que “con una de las sequías más largas que hemos conocido, han podido incrementar su renta agraria, la producción y las exportaciones”.

Entre las actuaciones realizadas en los últimos años, la ministra destacó las obras de emergencia y aperturas de pozos realizadas, la mejora de las canalizaciones, la conexión de las desaladoras con los usuarios, el apoyo al agua desalada o las exenciones de pago de los regantes a las confederaciones hidrográficas. “Los regantes saben que sin un Gobierno que apuesta por el medio rural, por la agricultura competitiva, esto hubiera sido imposible”, concluyó la ministra.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018