La producción mundial de aceite oliva se va a casi 3,18 Mt en la actual campaña 2017/18

La producción mundial de aceite de oliva para la actual campaña 2017/18 se estima en casi 3,18 millones de toneladas, según los últimos datos aportados por la Comisión Europea. De este volumen, un 65,74% procederá de la UE, que obtendrá unos 2,09 Mt y los casi 1,09 millones restantes procederán de países terceros extracomunitarios.

Se trataría, por tanto, de la segunda producción más elevada desde la campaña 2012/13, superando la media de las últimas cinco campañas, de unos 2,75 Mt,  y solo por detrás del volumen alcanzado en la campaña 2013/14, en la que se logró superar los 3,25 Mt.

Sobre los 2,09 Mt de la producción comunitaria de aceite de oliva, un 20% más que en la campaña anterior 2016/17, España logrará 1.225.000 t, un 58,61% del total, a pesar de reducir la misma un 5% sobre la campaña anterior.

En Italia se prevé una producción oleícola de 432.000 t (+137%), más que doblando la cifra muy baja de la campaña precedente; Grecia conseguirá  también una cifra mejo que entonces, con una estimación de 320.000 t (+64%). Lo mismo  que Portugal, que verá aumentar un 44% su producción de aceite de oliva, hasta sumar alrededor de 100.000 t. Otros países productores comunitarios (Francia, Croacia, Chipre, Eslovenia…) obtendrán unas 13.000 t, con un descenso del 6%.

De los cerca de 1,1 Mt de producción de aceite de oliva de países terceros, Túnez obtendrá unas 220.000 t (+120%), recuperándose también de la mala cosecha precedente; Turquía superará ese registro, con una previsión de 287.000 t (+62%); Marruecos podría alcanzar 140.000 t (+27%); Siria se quedaría en 100.000 t (-9% y 10.000 t menos) y otros terceros sumarían 342.000 t, un 16% más. Este volumen de producción es el más elevado de los últimos seis años, a niveles récord y superando la cifra de la campaña 2014/15, que fue de 1.024.000 t, superando la media de casi 900.000 t de las últimas cinco campañas, desde la 2012/13.

Balance

La CE estima un stock de aceite de oliva al final de la actual campaña (30 de septiembre) de 414.000 t, en línea con la media de los últimos años y que supone también una recuperación de un 19% y de 66.000 toneladas más que al término de la campaña anterior, aunque lejos de las existencias de final de la campaña 2011/12 (894.000 t) y de campañas anteriores (688.000 t al final de 2010/11, 632.000 t al final de 2009/10), así como de la 2013/14, que concluyó con 631.000 toneladas.

De acuerdo a las últimas estimaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI) (www.internationaloliveoil.org),  el consumo mundial en la actual campaña se recuperará hasta los 2,98 Mt, una cifra igual que la  de la campaña 2015/16, aunque un 6,4% y 179.000 t más que en la campaña anterior (2,8 Mt), pero sin que se espere superar los 3 Mt de las campañas 2010/11 (3,061 Mt); 2011/12 (3,086 Mt) y 2013/14 (3,076 Mt).

En la Unión Europea, la previsión del COI es de un consumo de 1,575 Mt (52,85% del total mundial), que supone un 7,8% y 114.000 t más que el de la campaña anterior 2016/17 (1,46 Mt), aunque sigue aún claramente por debajo del consumo de las campañas precedentes desde 2009/10, llegando hasta los 1,862 Mt en la 2010/11.

En el balance provisional de campaña 2017/18, la UE partió de unos stocks iniciales de 348.000 t, que sumados a una producción de 2,09 Mt y unas importaciones de países terceros de 157.000 t, dan una oferta disponible total de 2.595.000 toneladas.

De este volumen, se espera unas salidas totales de 2.106.000 t, de las cuales una cuarta parte (25,21%) y 531.000 t se exportarían a países terceros extra-UE y 1.575.000 t y casi un 74,8% del total irían a atender la demanda interna de consumo, quedando al final un stock de 414.000 toneladas a 30 de septiembre.

Precios a la baja

 Esta situación de suficiente oferta mundial disponible de aceite de oliva, superior a la demanda de consumo, ha llevado a un descenso de los precios en los principales mercados de referencia europeos. Con datos de febrero, el aceite de oliva virgen extra (AOVE) de 0,8º máximo de acidez, cotizó a una media de 357,47 €/100 kg en Jaén (España), un 1% menos que en enero y un 5% por debajo del precio medio de febrero de 2017;  a 414,50 €/100 kg en Bari (Italia), un 2% menos que en enero y nada menos que un 31% por debajo de la cotización media de febrero de 2017, y a 328 €/100 kg en Chania (Grecia, un 3% menos que en enero y un 5% por debajo que un año antes.

En aceite de oliva virgen, la cotización media para un máximo de 2º de acidez, fue en febrero en Jaén de 344,8 €/100 kg, un 3% menos que en enero y un 6% inferior que un año antes, mientras que en Chenia (Grecia) la media fue de 315 €/100 kg (-3% respecto a enero y -5%) sobre febrero de 2017.

Por último,  en aceite  de oliva lampante de más de 2º grados de acidez, la cotización media en  Jaén (España) fue de 334,97 €/100 kg en febrero, un 3% menos que en el mes anterior y un 6% por debajo del que había en ese mes de 2017; en Lecche (Italia) cotizó incluso por debajo, a 306 €/100 kg (-6% y -5%, respectivamente) y en Chania (Grecia),  a una media de apenas 265 €/100 kg (-3% y -5%, respectivamente).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018