La producción de aceite de oliva superó ya el millón de toneladas en el primer cuatrimestre de 2017/18

Hasta el pasado 31 de enero, la producción nacional de aceite de oliva fue de 1.042.000 toneladas, de las que 396.000 t se produjeron solo en el mes pasado, según el avance muy provisional realizado por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) (www.aica.gob.es)

El mes que más producción de aceite de oliva se logró fue en diciembre, con 421.340 t, seguido de noviembre, con 197.837 t y octubre finalmente, con apenas 26.917 toneladas. Con estos datos, se mantiene la previsión de lograr 1,15 Mt de aceite de oliva en la actual campaña 2017/18, un 10,6% y 45.000 t menos que en la campaña anterior.

Las salidas al mercado en enero estuvieron próximas a las 111.000 toneladas, una cifra que se considera bastante buena y que es la más alta en lo que va de campaña. Superado el ejercicio a efectos fiscales de 2017, el nuevo ejercicio de 2018 ha contribuido a reanimar de nuevo las ventas de este producto.

Las importaciones podrían haberse elevado a unas 15.000 t, aunque habrá que esperar a conocer aún el dato definitivo. En el acumulado octubre-enero sumarían ya casi 54.000 t, previéndose que se eleven a lo largo de toda la campaña a unas 150.000 t, con un incremento del 61,3% respecto a la campaña anterior (93,000 t) para paliar la menor cosecha disponible.

De las salidas totales en enero pasado, alrededor de 36.000 t se habrían destinado a abastecer el mercado interno y en torno a 75.000 t (dato aún muy provisional) al mercado exterior. Con estos datos, el acumulado en este primer cuatrimestre de campaña sería de 431.130 t, casi 107.800 t de media mensual.

En el balance para toda 2017/18, la previsión es de que salgan 1,28 Mt (-8,9%), de las que 450.000 t irían al mercado interior (más pérdidas), con una caída del 1,1% y de 5.000 t sobre la campaña 2016/17, y 830.000 t a exportaciones, con un fuerte descenso del 12,6% y de 120.000 t menos sobre la campaña precedente, al esperarse mejores cosechas en otros países productores de la UE y en países terceros y, por lo tanto, una demanda externa inferior a las campaña anteriores.

A 31 de enero pasado, por tanto, quedarían unas 969.930 t de aceite de oliva, de las que 765.100 t estarían en almazaras; 23.340 t en los depósitos de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero y 181.570 t en poder de envasadores, refinadores y otros operadores del mercado. A cierre de campaña 2017/18, a 30 de septiembre de 2018, la previsión es de que queden alrededor de 325.000 t en stock final, un 6,6% y 20.000 t más que a finales de la anterior campaña.

El precio medio de campaña se estima, por ahora, en torno a algo más de 3,57 €/kilo, un 1,5% menos que en la campaña anterior, y los ingresos previstos podrían superar los 4.000 millones de euros, un 15,1% menos que en 2016/17, cuando el valor económico comercial medio estimado de la producción fue de más de 4.760 M€, marcando un récord histórico, con una media de cerca de 3,63 €/kilo de aceite de oliva.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018