La patronal de la industria de alimentación y bebidas confía en un PERTE específico para digitalizar el sector

La patronal de la industria de alimentos y bebidas mostró su confianza en que el Gobierno apruebe finalmente un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) específico para este sector, puesto que sin ello será difícil abordar su digitalización, debido a su estructura, constituida mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas (pymes).

La patronal de la industria de alimentación y bebidas confía en un PERTE específico para digitalizar el sector

El director general de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García de Quevedo, incidió en que a la mayoría de las empresas del sector agroalimentario le cuesta «aprovechar las herramientas digitales», debido a su dimensión, al contrario de lo que ocurre en otros países competidores, donde sí existen compañías de mayor tamaño. «La propia configuración de este sector hace que tengamos una serie de barreras, como la existencia de una brecha digital», añadió el responsable de FIAB.

García de Quevedo consideró, durante su intervención en un foro organizado por la escuela de negocios IESE y la consultora Deloitte para analizar el impacto de los fondos europeos de reconstrucción, que no existe ninguna excusa para que el Ejecutivo no diseñe un plan destinado exclusivamente al sector agroalimentario, tras aprobarse un primer PERTE para la automoción.

Al respecto, destacó  el peso de la industria alimentaria en el PIB de la economía nacional y en el empleo, especialmente en la denominada «España vaciada”, pues se trata del primer sector industrial del país, compuesto por 30.000 empresas, de las cuáles el 95 % son pymes.

En este sentido, avanzó que, por las conversaciones mantenidas con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (Mincotur), el Ejecutivo estaría evaluando aprobar un total de tres PERTEs sectoriales (automoción, agroalimentario y aeroespacial), cuya presentación se prevé para finales de este mes de abril o principios de mayo.

La Manifestación de Interés, presentada ante el Mincotur por las empresas que se sientan en el Consejo de Dirección de FIAB, en representación de toda la industria de alimentos y bebidas, incluye tres planes de digitalización y cuatro vinculados con sostenibilidad.

Entre sus propuestas, destaca financiar la creación y desarrollo de «plataformas de servicios digitales colaborativas», que permitan a las pymes acceder a herramientas de robótica y de automatización, inteligencia artificial, ciberseguridad o «blockchain», entre otras.

García de Quevedo citó también otros ejemplos de las iniciativas ya planteadas por subsectores agroalimentarios, como el del vino, el café (centrado en el reciclaje de cápsulas) o el de la cerveza (para la renovación cerca de 3.000 vehículos entre turismos, furgonetas y camiones para sustituirlos por otros de bajas emisiones).

Sobre la composición de los fondos europeos de reconstrucción, señaló que FIAB ya ha reclamado para la industria alimentaria que la parte de subvenciones directas sea «generosa» para que sus empresas participen en estos proyectos.»Si sólo fuera financiación -a través de créditos-, nuestras pymes tendrían que endeudarse más» y no todas tienen capacidad para hacerlo, advirtió.

¿Qué son los PERTE?

Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE)

Los PERTE son proyectos de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad de la economía española, con un alto componente de colaboración público privada y transversales a las diferentes administraciones.

Son una nueva figura, con vocación de permanencia concebida como un mecanismo de impulso y coordinación de proyectos muy prioritarios, especialmente complejos o en los que exista un claro fallo de mercado, externalidades importantes o una insuficiente iniciativa o capacidad de inversión por parte del sector privado. Su objetivo es contribuir a una gestión ágil y eficiente de los fondos y reforzar aquellos proyectos que contribuyan claramente a la transformación de la economía española.

El tamaño y el número de actores potencialmente implicados en los PERTE recomienda definir una gobernanza singular, que permita a los distintos actores participar en la toma de decisiones con la transparencia y la rendición de cuentas que exige el sector público. Asimismo, todas las entidades interesadas deberán suscribir una serie de normas comunes para su acreditación en el nuevo Registro estatal de entidades interesadas en los PERTE.

Los PERTE serán aprobados por el Consejo de Ministros a partir de criterios objetivos y transparentes.

 

Desarrollado por eMutation New Media.