La nueva campaña oleícola viene adelantada con previsión de un 15% menos de aceite

La campaña de aceituna para molino viene adelantada y se iniciará a principios del próximo mes de noviembre, debido a las altas temperaturas de este inicio de otoño y a la ausencia de precipitaciones, aunque no se generalizará y dependerá de las zonas, de si hay regadío o no, y de lo que se pague por calidad.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha se prevé que a nivel nacional se reduzca un 15% respecto a la cifra de la última cosecha (1,28 Mt), quedando en 1,1 millones, aunque si continúa sin llover, la cosecha sería aún más baja.

En esta región, las expectativas son de un 36% menos, hasta 80.000 t de aceite de oliva, pero “siempre que llueva próximamente”, ya que, como afirmó su portavoz sectorial, Gregorio Gómez, “la sequía está empezando a hacerse notar mucho en el olivar y nos tiene preocupados, ya que el olivo comienza a dar muestras de agotamiento.”

Por su parte, el vicepresidente de la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Francisco García, en declaraciones al diario “Jaén” considera que si hay poco cosecha, la gente esperará a recolectar todo lo que pueda dado que no hay tanta diferencia en precio entre los virgen extra y los lampantes en el mercado, en todo caso, cada uno tendrá que echar cuentas y hacer números para ver qué es le ofrece más rentabilidad.

Según García, “si la calidad no se paga, el oleicultor buscará rentabilizar costes y conseguir buenos rendimientos y, además, saben que la recolección no se les irá a marzo si hay poca cosecha.”

La campaña 2016/17, recién acabada el pasado 30 de septiembre, habrá concluido con algo menos de 300.000 toneladas en stock, uno de los volúmenes más bajos de los últimos años que, no obstante, no pone en peligro el enlace para abastecer el mercado, pese a lo ajustado del volumen, tras haberse comercializado algo más de 1,4 millones de toneladas en total y hasta que salga el nuevo aceite de la actual campaña 2017/18.

Recuperación mundial

La situación internacional, no obstante, esperándose una producción mundial de aceite de oliva mayor y mejor que en la anterior campaña, tras la recuperación de uno de los principales países abastecedores, como Túnez, Italia, Grecia o Portugal, según declaró el director ejecutivo del Comité Oleícola Internacional (COI), Abdellatif Ghedira, en la inauguración de la XV edición del Título de Experto en Cata de la Universidad de Jaén el pasado 2 de octubre.

En su último informe del mes de septiembre pasado, el COI estimaba que la producción mundial de aceite de oliva de la campaña 2017/10 podría rondar los 2.854.000 t, (2.677.000 t, un 94% del total, de los países miembros), con un aumento del 12% respecto a la campaña anterior, mientras que el consumo se prevé superior y en 2.889.000 t, con un incremento del 5%. El comercio (exportaciones e importacioens) se estima que supere las 830.000 toneladas.

No obstante, estas cifras son muy provisionales aún y las cifras serán examinadas por los países miembros del COI a finales del próximo mes de noviembre.

El conjunto de países productores de la UE y miembros del COI prevén una producción de 1.896.000 toneladas, con España a la cabeza, que podría alcanzar 1,15 Mt, con una disminución del 10% sobre la campaña anterior, seguida de Italia, para la cual dan una cifra de 320.000 t, con un aumento del  75% sobre la campaña precedente 2016/17; Grecia, con 300.000 t (+54%) y Portugal, con 110.000 t (+58%), una producción récord como productor gracias a la entrada en producción de las nuevas plantaciones que se llevaron a cabo en la campaña 2013/14, principalmente en la zona de Alentejo.

En el resto de países miembros del COI extra-comunitarios se prevé una producción total de 781.000 toneladas, con un aumento de 176.000 t, un 29% más respecto a la campaña anterior. Túnez espera obtener una producción de 220.000 t (+120%), seguido de Turquía, con 180.000 t (+2%), Marruecos, con 120.000 t (+9%); Argelia, 80.000 t (+27%), Argentina, con 37.500 t (+74%), Jordania y Egipto, con 25.000 t, con un aumento del 25%, respectivamente, mientras que en los demás países miembros ee mantendrán o disminuirán ligeramente las producciones.

El consumo mundial, según el COI, podrá llegar a los 2.889.000 t, con un aumento del 5% respecto a la anterior campaña, siendo superior, por tanto, a la produccion, con lo que volverían a disminuir las existencias finales de campaña a 30 de septiembre de 2018.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018