La juventud y la Visión a Largo Plazo para las Zonas Rurales. Por María Gafo.

por María Gafo, Jefa Adjunta de Unidad de la DG de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea*

La juventud y la Visión a Largo Plazo para las Zonas Rurales. Por María Gafo.

El 30 de junio de 2021, la Comisión Europea adoptó la «Visión a largo plazo de las zonas rurales de la Unión Europea. Es interesante señalar que la anterior Comunicación de la Comisión dedicada exclusivamente a las zonas rurales data de 1988, hace ya 33 años. La (entonces) Comunidad Europea solo contaba con 12 Estados miembros y el Muro de Berlín aún dividía Europa en dos bloques. Y no había Internet en ese momento…

En años recientes por supuesto que ha habido otros debates y documentos en la UE sobre el mundo rural. Sin embargo, «La Visión a largo plazo de las zonas rurales» es la primera en muchos aspectos.

Para elaborarla, la Comisión se ha apoyado en una amplia consulta pública, prestando especial atención a la gente de las zonas rurales; sale fuera de la política de Desarrollo Rural y se mete en el corazón de todas las políticas de la UE; forma parte de una cartera no económica del programa de trabajo de la Comisión (Democracia y Demografía), y es un documento visionario que se extiende hasta 2040.

Las zonas rurales forman una parte fundamental de la Unión Europea. Albergan a 137 millones de personas, casi el 30% de la población comunitaria, y cubren más del 80% de su territorio. Estas áreas rurales también son muy diversas, lo que exige respuestas y soluciones diseñadas a nivel local, que se correspondan con las necesidades y posibilidades específicas de cada territorio.

También significa que las estrategias de desarrollo territorial deben abordar las zonas rurales de acuerdo con sus características individuales y la relación con su entorno. En este sentido, las acciones deben centrarse especialmente en las regiones rurales remotas y menos desarrolladas, que son las que se enfrentan a los desafíos más pronunciados.

La pérdida de población, el envejecimiento, la degradación de la infraestructura y servicios y la falta de oportunidades laborales afectan a muchas zonas rurales, especialmente las remotas.

Al mismo tiempo, la bioeconomía, el teletrabajo y la prestación de servicios y un entorno de vida atractivo se encuentran entre las oportunidades que pueden capitalizarse para un mejor futuro rural. Algunas de estas oportunidades se han visto reforzadas tras la pandemia de COVID-19, que ha hecho que los ciudadanos miren a las zonas rurales con ojos renovados.

Para contribuir a abordar estos retos y oportunidades, la Comisión, utilizando como base el resultado de la consulta ciudadana, establece un Plan de Acción Rural a nivel de la UE, con el objetivo de contribuir a que nuestras zonas rurales sean más fuertes, resilientes, prósperas y estén mejor conectadas.

La visión y el Plan de Acción definen cuatro ámbitos de actuación, apoyados por iniciativas emblemáticas, a fin de facilitar que las zonas rurales sean o estén:

Más fuertes: se dará prioridad a capacitar a las comunidades rurales, mejorar su acceso a los servicios y facilitar la innovación social;

Conectadas: se mejorará la conectividad tanto en términos de transporte como de acceso digital;

Resilientes: se preservarán los recursos naturales y se ecologizarán las actividades agrícolas para luchar contra el cambio climático, sin olvidar la resiliencia social, para lo cual se ofrecerán cursos de formación y diversas oportunidades de empleo de calidad, y

Prósperas: se diversificarán las actividades económicas y se mejorará el valor añadido del sector primario, incluyendo los bosques, la agricultura, las actividades agroalimentarias y el agroturismo.

Si bien se proponen acciones concretas en el ámbito de la UE, la visión reconoce las especificidades de las diferentes zonas rurales y promueve el desarrollo de las llamadas soluciones “basadas en el lugar”.

Implicar a otras políticas

La Política Agraria Común (PAC) y la política de cohesión tienen un papel clave que desempeñar en el desarrollo de las zonas rurales, pero es necesario también implicar a muchas otras políticas.

Por ello, el Plan de Acción reconoce la necesidad de movilizar y coordinar todas las políticas de la UE. Un mecanismo de verificación rural, la «prueba rural» o “rural proofing,  introducido por la Comunicación, procurará garantizar que las necesidades de las zonas rurales se tengan en cuenta sistemáticamente en las iniciativas importantes de la Comisión.

También se creará un Observatorio Rural, con el objetivo de seguir recopilando datos precisos y actualizados sobre las zonas rurales.

Por último, la Comisión va a desarrollar un conjunto de herramientas sobre el acceso a las oportunidades de financiación de la UE para las zonas rurales, así como su óptima combinación. Su objetivo será actuar como guía sobre las diferentes oportunidades de financiación, centralizando la información en un solo documento.

Para hacer que la Visión sea un éxito, el compromiso de las políticas europeas no es suficiente y también depende de las iniciativas nacionales, regionales y locales. Por ello, se propone un» Pacto Rural» con el objetivo de reunir a todos los niveles de gobernanza y partes interesadas para trabajar en unos objetivos comunes para apoyar nuestras zonas rurales.

Iniciativas emblemáticas para jóvenes

Para asegurar el relevo generacional, la conectividad es fundamental. Por ello, la iniciativa emblemática «Futuros digitales rurales», donde se aborda el acceso a internet, y también la formación digital, es especialmente relevante para los jóvenes.

La «Plataforma de revitalización rural», ventanilla única para la colaboración entre las comunidades rurales, los promotores de proyectos rurales y las autoridades locales, también merece ser señalada. Apoyará sobre todo a las zonas rurales afectadas por el reto demográfico y la falta de oportunidades económicas, compartiendo información y mejores prácticas sobre herramientas y estrategias.

Vamos a trabajar con la Red Europea de Desarrollo Rural para identificar los elementos de esta plataforma, incluyendo cómo apoyar a los jóvenes, porque para tener zonas rurales vivas es absolutamente necesario asegurar el relevo generacional.

Es interesante también señalar la acción de acompañamiento «Apoyo a la educación, la formación, la juventud, el deporte y las actividades de voluntariado en las zonas rurales», que proporcionará medidas de apoyo a través de Erasmus+ y el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

* Artículo de María Gafo, jefa adjunta de la dirección general de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE, recogido en el estudio de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR) ‘La juventud es más que una palabra. Diagnóstico, políticas y oportunidades para la juventud rural en España’.

 

Desarrollado por eMutation New Media.