La industria de transformación agroalimentaria cumple con altos estándares legales de seguridad y calidad

El sector agroalimentario español goza de latos estándares de seguridad y calidad, como pusieron de manifiesto varias asociaciones de la transformación industrial.

Este miércoles 25 de septiembre se celebró la jornada La calidad del sistema alimentario español en el Meeting Point de Agrifood, con la colaboración de Ana Fraile, jefa del Servicio Técnico de la Subdirección General de Control y de Laboratorios Alimentarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación  (MAPA); Primitivo Fernández, director general de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (ANIERAC); Rebeca Vázquez, secretaria general de la Asociación Española de Comerciantes y Envasadores de Miel (ASEMIEL-ANIMPA); y Javier Valle, secretario general de la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS).

El objetivo de este evento fue poner de manifiesto los altos estándares que el sector alimentario español debe cumplir para que los productos que llegan al consumidor sean de la más alta calidad y cumplan con la normativa.

Para ello, Ana Fraile resaltó durante su ponencia de apertura que “bajo el Programa de Control Oficial de la Calidad Alimentaria durante 2018, se han realizado 6.815 controles que mayoritariamente se han focalizado en sectores como las bebidas alcohólicas, los derivados cárnicos, los aceites vegetales comestibles y las frutas y hortalizas frescas. De estos, en 925 se han detectado infracciones. En 2018 el total de número de sanciones impuestas fue 694 por un valor de más de 3.5 millones de euros”.

En una mesa redonda en la que participaron los representantes de los sectores de la miel, los zumos y aceite vegetal se explicó lo que cada uno de estos sectores de la transformación industrial hace para cumplir todos los requisitos de calidad al máximo nivel.

En este sentido, Javier Valle comentó que “a menudo se dice que los zumos de fruta contienen azúcares añadidos, cuando la realidad es que la legislación no lo permite. Por ello, me parece básico dar a conocer la legislación bajo la que se ampara nuestro sector, así como el estricto sistema de autocontrol de calidad al que estamos adheridos desde 1999 y que nos convierte en un sector pionero a la hora de velar por la autenticidad y calidad de nuestro producto.

Valle añadió que, «además de nuestra legislación, tenemos 27 códigos de buenas prácticas que afectan a todas las categorías que forman nuestro sector”.

Por su parte, la Asociación Española de Comerciantes y Envasadores de Miel, a través de su secretaria general, Rebeca Vázquez, declaró que “nuestro compromiso con la calidad, sumado al interés de asegurar la autenticidad de la miel, es lo que nos llevó a la creación del Protocolo de Autocontrol de miel de ASEMIEL-ANIMPA en 2017.

Dicho programa consiste en detectar no conformidades por infracción de la normativa en el mercado mediante muestras en puntos de venta, con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las normas, ofrecer al consumidor aquello que espera y asegurar la competencia leal entre los operadores sectoriales.

Este sistema de autocontrol se presentó en la FEEDM (Federación Europea de Embotelladores y Distribuidores de Miel), que lo consideró muy novedoso y lo valoró positivamente”, afirmó Vázquez.

Por último, Primitivo Fernández, director general de Anierac, que representa a la industria de refinado y envasado  de aceites vegetales, hizo referencia a cómo en este sector no se tiene conciencia de lo que realmente se hace para garantizar la calidad, comentando que “es injusto que no se valore lo suficiente el esfuerzo que hacemos para que el consumidor tenga acceso a productos seguros y de calidad.»

Es esencial, añadió Fernández, que la sociedad también conozca lo que se hace bien para que no sólo se hable de casos aislados que, de alguna manera, dañan la imagen de un sector que realmente está muy regulado. Tenemos un sistema de trazabilidad que da todas las garantías necesarias además de más de 20 parámetros que definen la calidad del aceite de oliva”.

Como conclusión,  todos estos  sectores de  la industria de transformación agroalimentaria resaltaron el trabajo que llevan a cabo para cumplir con los estándares de calidad requeridos legalmente y que en ocasiones la sociedad civil no conoce como debería.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018