La Comunidad Valenciana podrá celebrar mercadillos de alimentos de proximidad a partir del 30 de abril

LA UNIÓ de Llauradors informa que, finalmente, la Generalitat autorizará desde el jueves 30 de abril la celebración de los mercados no sedentarios de proximidad, con productos de primera necesidad, que se realizaban en muchas de nuestras localidades de la Comunitat Valenciana.

Eso sí, eso será posible siempre y cuando cumplan una serie de condiciones mínimas,  como se había reclamado de forma insistente desde la declaración del estado de alarma por parte de esta organización agraria.

Una vez reguladas las condiciones de apertura de estos mercados por parte de la Generalitat, ahora corresponderá a los Ayuntamientos de esta Comunidad decidir o no su celebración.

La UNIÓ insta a los mismos a tener sensibilidad y comenzar a celebrarlos, cumpliendo las normas que se marcan desde la Administración autonómica.

La  Consellería de Salud Universal y Salud Pública publicará de forma inminente una resolución, a propuesta de la Conselleria de Agricultura y de la Economía Sostenible, por la que se establecen las condiciones para abrir los mercados de venta no sedentaria de productos de primera necesidad en la Comunitat Valenciana, durante el estado de alarma provocado por el Covid-19.

Sólo se permitirán los puestos de venta de productos exclusivamente alimentarios y de primera necesidad, exluyendo hostelería y restauración.

En la Resolución autonómica se establecen una serie de requisitos para esos espacios, tanto en lugares cubiertos, como no cubiertos, como es la delimitación con vallas o cualquier otro medio para limitar los espacios y evitar aglomeraciones.

También se especifican otra serie de medidas complementarias basadas en el distanciamiento social y otro tipo de medidas higiénicas.

Desde LA UNIÓ se ha venido trabajando en las últimas semanas con Delegación del Gobierno, Federación Valenciana de Municipios y Provincias y Presidencia de la Generalitat para que esta regulación fuera factible, con objeto de evitar más pérdidas a todas aquellas personas productoras que abastecen o venden en este tipo de mercados, señala esta organización agraria, que no pueden acogerse a las medidas de compensación del Gobierno, como el cese de actividad, porque tienen que continuar manteniendo el cultivo o los animales.

Esta  organización agraria proponía retomar la actividad de estos mercados no sedentarios, y más teniendo en cuenta que buena parte de la venta corresponde a productos de la máxima proximidad. No tenía por tanto lógica su prohibición y dejar que los supermercados y grandes superficies sí pudieran abrir sin ningún tipo de problemas,concluye La Unió.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018