Las salidas de aceite de oliva al mercado superaron ya el millón de toneladas hasta final de mayo

Según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), las salidas al mercado de aceite de oliva en las tres cuartas partes (de octubre a mayo) de la actual campaña 2018/19 superaron ya el millón de toneladas.

En concreto, la comercialización fue de 1.021.200 toneladas, de las que un 63,5% y 648.000 t (+19,6% sobre el mismo periodo de la campaña anterior) habrían ido al mercado exterior y el 36,5% restante y 373.200 t (+13,2%) a atender la demanda interna de consumo.

Fuentes del sector señalan que se trata de cifras bastante buenas, pero que se quedan por debajo de las estimaciones precedentes, que indicaban sobre todo una mayor salida al mercado exterior, que habrá que ver si sucede en el cuatrimestre último que resta por contabilizar.

A pesar del récord de producción de aceite de oliva en la campaña actual, de 1.085.900 t (+41,5% más que en 2017/18), superando los 1.081.500 t de la campaña 2013/14, los operadores oleícolas fueron capaces aún de comprar fuera, es decir, de importar, unas 103.400 toneladas, que se añaden al balance de oferta disponible, sobre todo procedente de Túnez (acuerdo de TPA), Portugal y Marruecos, y que aún así es un 11,2% menos que lo que se importó en la campaña anterior por estas mismas fechas.

Hasta 30 de abril, según datos de la AICA, se habían exportado 562.000 t, de las cuales unas 370.800 t  (casi un 66%) se habrían ido a otros países de la UE y de esta cantidad, casi un 52,7% a Italia (195.300 t) y el 47,3% restante al resto de países comunitarios, y el otro tercio del total, con 191.200 t a países terceros.

En cuanto a las importaciones, hasta esa fecha, sumaban 94.400 t, de las cuales, un 58,5% y 55.200 t de aceite se habían importado de países terceros, principalmente Túnez y Marruecos, y el 41,5% restante  y 39.200 t de otros países de la UE, sobre todo Portugal, aunque de Italia habrían llegado también 4.200 toneladas.

Solo en mayo, la producción de aceite de oliva aportó 2.800 t más, indicativo de que prácticamente, salvo ajustes de última hora, la cifra a 31 de mayo será casi la definitiva, mientras que se importaron unas 9.000 t, según datos aún provisionales.

La comercialización en mayo fue algo mejor que lo estimado en un principio, con 131.400 t, de las que unas 86.000 t se prevé que hayan ido al exterior, mejorando la cifra de abril  (78.700 t) y otras 45.500 t (52.900 t en abril) a cubrir la demanda del mercado interior aparente.

A finales de ese mes, no obstante, aún quedaban en stock  más de 1,24 Mt de aceite de oliva, un 53,1% y 431.400 t más que en las mismas fechas de la campaña anterior (812.300 t). De este volumen, unas 926.500 t estaban en las almazaras; otras 55.200 t en la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero (apenas un 15% de su capacidad instalada de almacenamiento) y 262.000 t en manos de envasadores y otros operadores del comercio.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018