La Comagri respalda el informe Herranz sobre los planes estratégicos de la PAC post 2020

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo respaldó ampliamente la negociación de la eurodiputada riojana del PPE, Esther Herranz.

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo apoyó este martes 2 de abril las propuestas realizadas por la eurodiputada del Partido Popular, Esther Herranz García (EPP, ES)con vistas a la próxima reforma de la Política Agrícola Común (PAC) , tras tres meses de intensas negociaciones.

En concreto, del informe sobre el «Establecimiento de normas de ayuda a los planes estratégicos que deben elaborar los Estados miembros en el marco de la PAC  y financiar el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEGA)  y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), que es el segundo de la terna de la futura PAC, mientras que el tercero (reglamento de gobernanza horizontal) se verá este próximo lunes 8 de abril.

Las enmiendas de la Comagri al citado reglamento fueron aprobadas por 27 votos a favor, 17 votos en contra, con una abstención, un resultado más ajustado que la votación del primer informe reglamentario sobre la OCMA.

La eurodiputada se mostró satisfecha del resultado de la votación, “pues se ha logrado un equilibrio entre los intereses económicos de los agricultores y la necesidad de disponer de una PAC más respetuosa con el medio ambiente, además una mayor financiación de la PAC para las regiones despobladas”.

“Se trata del mejor acuerdo posible después de más de cincuenta intensas reuniones técnicas y políticas”, destacó Herranz  al concluir la votación en la Comisión parlamentaria.

De los 117 compromisos presentados por la eurodiputada, 116 fueron aprobados por una «holgada mayoría», según el PPE, «a pesar de haber sido una negociación muy dura, en la que los grupos políticos del Parlamento han mantenido a menudo posiciones muy rígidas, en gran parte debido a la proximidad de las elecciones al Parlamento que tendrán lugar en mayo.”

El dictamen de la Comagri exige que al menos el 60% de los sobres de ayudas directas de la PAC, en manos de los Estados miembros, se emplee para garantizar una renta básica a los agricultores europeos. Dicho porcentaje incluiría los montantes que serían redistribuidos entre las explotaciones medianas y pequeñas, procedentes de las explotaciones de mayor dimensión.

Se trata, según destacó Herranz, “de la principal prioridad para el PP en estas negociaciones”. “Es necesario preservar unos ingresos básicos al colectivo de agricultores europeos, con independencia de las ayudas adicionales  que podrán obtener a través del nuevo régimen de “eco-esquemas” y que se pondrá en marcha con la reforma de la PAC para incentivar los esfuerzos medioambientales que vayan más allá de los requisitos obligatorios.”

El informe parlamentario prevé que otro 20% de las ayudas directas se destine a la puesta en marcha de dichos “eco-esquemas”, que serán voluntarios para el agricultor e incluirán medidas también de bienestar animal, “lo que permitirá mejorar el compromiso de los agricultores con su entorno, en línea con las demandas crecientes de la sociedad en esos ámbitos”, añadió Herranz.

La eurodiputada destacó también que “es necesario comunicar al público el papel medioambiental, que ya juegan actualmente los agricultores, a los que en cada reforma de la PAC se les exige nuevos requisitos para tener acceso a las ayudas europeas” y se lamentó de “los ataques continuos de algunos sectores que demonizan a la agricultura europea sin reconocer su papel crucial en la protección medioambiental y en la lucha contra la despoblación”.

Umbral de ayudas directas

Por otra parte, el informe sobre la reforma de la PAC post 2020 prevé el establecimiento de un umbral máximo de ayudas por explotación de 100.000 €, pero permitiendo a los agricultores, deducir el 50% de los salarios relacionados con la actividad agraria, incluidos los impuestos y la contribución social, del importe total antes de la reducción.

También prevé que, al menos el 5% del sobre nacional de pagos directos tenga que asignarse a los pagos redistributivos complementarios con destino a los pequeños y medianos agricultores (máximo del 65% de complemento por hectárea) y los Estados miembro que utilicen más del 10% de su presupuesto de pagos directos para este esquema de apoyo podrán decidir no aplicar el mecanismo de limitación.  El fin es lograr un reparto más justo de los fondos de la PAC, sin por ello se ponga en riesgo la rentabilidad de las explotaciones de mayor dimensión.

Asimismo, al menos el 2% de los presupuestos nacionales de pagos directos deberán destinarse a jóvenes agricultores, mediante un complemento de pago directo por hectárea durante los primeros siete años posteriores a su solicitud. 

Además, los eurodiputados podrían otorgar más apoyo a la financiación del Desarrollo Rural y los Estados miembros podrían apoyar las inversiones de este colectivo en el reglamento de Desarrollo rural, incluida la compara de tierras.

Las enmiendas de compromiso negociadas por la eurodiputada riojana preservan las ayudas destinadas a los pastos permanentes mediterráneos de gran valor medioambiental, como las dehesas, a pesar de que la propuesta inicial de la Comisión Europea debilitaba las ayudas a esas zonas.

“El texto adoptado hoy por la Comisión de Agricultura de la Eurocámara acentúa, en líneas generales, el apoyo a todas las zonas de alto valor medioambiental”, se señaló desde el PPE.

Esther Herranz afirmó que el dictamen también supone una mejora considerable de las propuestas de la CE en un sector estratégico para España, como es el de frutas y hortalizas, con un incremento de los subsidios a las organizaciones de productores que se comprometan a un esfuerzo mayor de concentración de agricultores, al tiempo que preserva los intereses del sector vitivinícola, y muy concretamente las campañas de promoción subvencionadas con fondos europeos, que querían ser suprimidas por otros grupos políticos de la Eurocámara.  

Dichas campañas, según Herranz  “son la principal razón de ser del éxito que vive el sector vitivinícola español y europeo en general, pues han permitido la conquista y la consolidación de mercados tanto dentro, como fuera de la Unión Europea, para los productos con distintivos de calidad”.

El sector apícola europeo también se ha visto muy beneficiado de la negociación encabezada por la eurodiputada riojana, ya que se ha logrado un aumento de la cofinanciación europea de las medidas de apoyo, que se ha aumentado de un 50 a un 75% y hasta un 85% en el caso de las regiones ultraperiféricas.

Desarrollo Rural

El dictamen contiene igualmente mejoras importantes en el capítulo de medidas de Desarrollo Rural, con el mantenimiento de los porcentajes de financiación actual para las distintas regiones europeas, frente a los recortes de más de un 10% propuestos por la Comisión Europea, así como un incremento sustancial de la cofinanciación (hasta un 90%) para determinados casos, como las ayudas a los jóvenes y a los agricultores de las regiones despobladas.

En materia de Desarrollo Rural, el informe prevé mantener las competencias actuales sobre diseño y gestión de los programas en manos de las comunidades autónomas, “asunto que no estaba totalmente claro en la propuesta de la Comisión Europea sobre la puesta en marcha de los nuevos planes estratégicos nacionales de la PAC”, explicó Herranz.

Se prevé que al menos un 30% del presupuesto de Desarrollo Rural se destine a medidas relacionadas con el medioambiente y el clima.

La eurodiputada riojana  indicó que los eurodiputados de la Comagri se pronunciaron a favor de introducir una convergencia interna total de las ayudas de la PAC en el 2026, en lugar de realizar una convergencia más progresiva en el tiempo, como pedía el PP.  En concreto, esta Comisión insistió en que todos los pagos por hectárea a los agricultores en cada uno de los Estados miembros de la UE o sus territorios alcancen al menos el 75% de la media de los pagos directos de la UE para 2024 y el 100% para 2027.

No obstante, dicha convergencia se realizaría no a nivel nacional, sino de acuerdo con la división por regiones según criterios socioeconómicos, medioambientales o agronómicos”, matizó.

Los Estados miembros podrían incrementar el apoyo a las regiones que presenten determinadas desventajas específicas y en las áreas despobladas”, según destacó también el acuerdo adoptado por la comisión parlamentaria.

Además, los europarlamentarios quieren que los Estados miembros utilicen fondos de Desarrollo Rural para acciones específicas que promuevan una mayor inclusión y participación de las mujeres en las economías rurales.

Asesoría agrícola

Los eurodiputados respaldaron también el plan de la CE para obligar a todos los Estados miembros a establecer servicios de asesoramiento agrícola, con el fin de informar a los agricultores sobre todos los requisitos y condiciones relacionados con las ayudas, las formas de prevenir la resistencia a los antimicrobianos en sanidad animal, así como la disponibilidad de apoyo a la innovación y a las tecnologías digitales.

No obstante, quienes asesoren deben estar debidamente capacitados para ayudar también a los agricultores a mejorar su competitividad, producción y prácticas ecológicas, así como a informarles sobre las organizaciones de productores, la seguridad en sus explotaciones, ayudar a los que quieren cambiar de producción agraria o empiezan en la misma, a reducir el uso de fertilizantes; a gestionar los nutrientes de forma sostenible y adaptarse mejor al cambio climático.

Agricultor activo

La figura del agricultor activo, es decir, la persona elegible para poder percibir los pagos directos de la PAC, será definida por los Estados miembros, de manera que se garantice que no se otorga apoyo a aquel cuya actividad agrícola constituye solo una parte insignificante de sus actividad económica  general. Tal definición, según los eurodiputados, debe preservar el modelo de agricultura familiar de la UE. Las empresas, pero no los grupos de agricultores que producen a gran escala, podrán ser excluidas.

Los eurodiputados respaldaron también la propuesta de la CE de permitir la transferencia del 15% de los pagos directos al presupuesto de Desarrollo Rural, pero añadieron la condición de que los fondos transferidos deben usarse para los esquemas ecológicos y, en este sentido, añaden que no se debe permitir ninguna otra transferencia del primero al segundo pilar de la PAC.

Por último, aprobaron que la transferencia de fondos de Desarrollo Rural al primer pilar de la PAC de pagos directos debe limitarse al 5%, no al 15% como propone la CE, aunque con las excepciones para algunos países recién incorporados como Croacia, Polonia, Hungría y Eslovaquia, y siempre que, al menos el 5% de ese 15% se destine a apoyar los esquemas ecológicos o medioambientales.

La eurodiputada popular hizo un llamamiento a los miembros de la Comagri del Parlamento, para que el informe “siga su curso en la próxima legislatura” y añadió que confiaba en la “responsabilidad” del nuevo Parlamento para llevar a buen puerto esta reforma.

El nuevo modelo de planes nacionales de la PAC, a redactar por los Estados miembros para su aprobación por la Comisión Europea, debería retrasar su entrada en vigor un año, hasta 2022, para permitir más tiempo de adaptación.

El texto ahora aprobado por los eurodiputados de la Comagri debe ser analizada por el Pleno del Parlamento, algo que no puede ocurrir hasta después de las elecciones europeas del 23-26 de mayo. En este sentido, la Conferencia de Presidentes (presidente del PE y líderes de los grupos políticos) puede decidir enviar el texto a toda la Eurocámara, puesto que, de lo contrario, una nueva Comisión de Agricultura tendría que volver a examinar este asunto.

S&D: seguiremos luchando por una PAC más sostenible

 Por su parte, el Grupo de Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) quiso subrayar las deficiencias del informe aprobado, «respaldado por la mayoría conservadora-liberal», al considera que «tiene menos ambición en términos de sostenibilidad y protección del medio ambiente que la propuesta de la Comisión.

La ponente suplente al Reglamento del Plan Estratégico de la PAC, la eurodiputada alemana,  Maria Noichl, afirmó que «la propuesta proviene de un comisario europeo conservador y ha sido empeorada por una mayoría conservadora -liberal en la Comagri, a pesar de los esfuerzos de nuestro grupo y de otros a lo largo de estas semanas para hacer una propuesta más progresista.

Noichl declaró que, aunque se ha logrado que más de 100 enmiendas del Grupo S&D salieran adelante, hay puntos clave en los que el resultado no ha sido satisfactorio, especialmente cuando se trata de recompensar a los agricultores que produzcan bienes públicos de modo más sostenible. Los ciudadanos quieren ver cambios en los campos de Europa, con una PAC más sostenible y respetuosa con los animales, que ofrece bienes públicos a cambio del dinero de los contribuyentes europeos.»

Noich considera que los grupos PPE y ALDE lo ven de forma diferente y «han trabajado para socavar las obligaciones ambientales de los agricultores, pues el texto actual incluso está por debajo de las expectativas ambientales de la Comisión Europea.

La eurodiputada socialista alemana señaló que el grupo S&D defiende que los pagos básicos, que se gastan sin verificar las necesidades económicas de los destinatarios, deben limitarse a un nivel inferior (al 60%) para garantizar un enfoque más equilibrado. Este grupo quiere asegurarse que el dinero público llegue a quienes más lo necesiten y que se utilice para incentivar la provisión de bienes públicos a los ciudadanos, especialmente en el ámbito de los «eco-esquemas.»

Por su parte, el coordinador del grupo S&D en la Comisión de Agricultura, el eurodiputado italiano, Nicola Caputo, añadió que «la nueva PAC debe colocar a los pequeños agricultores sostenibles en el centro de todas las decisiones y alentar a los jóvenes agricultores a incorporarse al sector agrario. Éstas deben ser nuestras prioridades.»

«Las explotaciones pequeñas se están muriendo, mientras que las grandes siguen creciendo. La UE ha perdido alrededor de un 30% de sus explotaciones agrarias desde 2003», afirmó Caputo, quien indicó también que «en la actualidad nada menos que un 72% de la producción ganadera europea proviene ahora de las explotaciones más grandes, que son las que más destruyen el medio ambiente y la PAC ha venido acompañando esta tendencia.»

Con la reforma de esta política común, el grupo S&D ha tratado de cambiar el rumbo de un modelo de agricultura industrial intensiva, buscado por el PPE y la ECR, en particular al limitar los pagos para los grandes productores a 60.000 € por explotación beneficiaria (en vez de los 100.000 €), con el fin de redistribuir los ahorros entre los pequeños agricultores.

Aunque los Estados miembros, a través de los planes nacionales estratégicos, pueden cambiar esta situación, a largo plazo no es beneficioso que se erosione el «marco común» de la PAC, porque eso solo puede servir para dañar a la agricultura europea en general, añadiendo que espera que se asegure el carácter común de la política agraria.

Por último, indicó que los miembros del próximo Parlamento Europeo participarán activamente en las negociaciones futuras de la reforma de la PAC post 2020, y ahí jugaremos nuestro papel desde el lado progresista de la Eurocámara.

Nivel de pagos directos

Como respuesta al resultado de la votación de la Comagri del PE sobre el informe de la eurodiputada, Esther Herranz, sobre el reglamento del Plan Estratégico de la PAC post-2020, el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, que defiende los intereses de las organizaciones de productores y cooperativas agrarias de la UE, afirmó que «los miembros de la Comisión de Agricultura del PE asumieron su responsabilidad, disipando a algunos de las preocupaciones sobre el proceso político y tranquilizando a los agricultores sobre la orientación general dada a la futura PAC.»

Pesonen afirmó acoger con  satisfacción el arduo trabajo realizado por la ponente del PPE, cuyo informe defiende el enfoque común que se necesita dentro de la futura arquitectura de la PAC.  Al mantener el nivel de los pagos directos y al fortalecer la definición de agricultores activos, el informe Comagri asegurará un apoyo más específico para los agricultores europeos.

Sin embargo, añadió, «lamentamos la decisión de adoptar la limitación obligatoria de los apoyos directos, ya que esto no tiene en cuenta las diferencias en la estructura de las explotaciones agrícolas en la Unión Europea «.

Sobre los próximos pasos,  Pesonen añadió que el próximo lunes 8 de abril, los eurodiputados de la Comagri deben aprobar el último informe sobre la gobernanza horizontal de la PAC y  esperamos que se dé luz verde a este tercer informe.

Esto asegurará, añadió,  que el nuevo Parlamento electo tenga un paquete sólido de PAC, a partir del cual pueda trabajar y pueda avanzar sin más demora en la adopción de la PAC después de 2020 «.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018