La Comisión de Agricultura del PE aprueba el informe sobre el Reglamento horizontal de la PAC post 2020

La Comisión de Agricultura (Comagri) del Parlamento Europeo aprobó este lunes 8 de abril el último informe sobre las propuestas reglamentarias de la PAC post 2020.

Las enmiendas de la Comagri al llamado reglamento horizontal de financiación, gestión y supervisión de la futura PAC fueron aprobadas por 28 votos a favor y 7 en contra, con dos abstenciones.

La semana pasada, los eurodiputados aprobaron ya los informes sobre nuevas reglas de la  Organización Común de Mercados Agrarios (OCM) y los planes nacionales estratégicos.

La reserva de crisis financiada fuera del presupuesto de la PAC

Entre los aspectos aprobados, destaca que la reserva de crisis agrícola, cuyo fin es ayudar a los agricultores en caso de un fuerte descenso de  los precios o de inestabilidad de los mercados agrícolas, se financiará de forma complementaria al presupuesto de los pagos directos de la PAC y a la financiación de la medidas de Desarrollo Rural.

El presupuesto inicial de esta reserva de crisis debería ser de 400 millones de euros, aunque se añadirían cada año los fondos no utilizados en el ejercicio anterior, hasta alcanzar los 1.500 M€, según los eurodiputados.

Además, si aún así este importe no resultara suficiente, la reserva podría nutrirse activando el denominado Mecanismo de Disciplina Financiera, que supone recortar los pagos directos para los agricultores. Esto sería solo como último recurso y excluiría los primeros 2 000 € de pagos directos de los perceptores.

Sanciones más severas por el incumplimiento recurrente de las exigentes normas de la UE

Por otro lado, si los beneficiarios incumplen una y otra vez, las reglas de condicionalidad, es decir, no cumplen los requisitos legales sobre el medio ambiente, el bienestar de los animales o la calidad de los alimentos, deberían ser penalizados con un recorte del 10% de sus derechos de pago (en comparación con el 5% actual). Si ese incumplimiento de la condicionalidad es, además, intencionado, los beneficiarios podrían llegar a perder el 15% del importe a cobrar de los pagos directos a la que tienen derecho.

Menos controles

Los eurodiputados aprobaron también cambios para pasar de un sistema basado en supervisar que los beneficiarios cumplen con las reglas a otro sistema más enfocado en controlar que se logran resultados en base a los objetivos, tal y como se incluye en los planes estratégicos nacionales.

Para evitar un exceso de burocracia a las autoridades administrativas competentes y a los agricultores, los Estados miembros tendrán que informar de los resultados a la Comisión Europea una vez cada dos años, y no todos los años como en principio proponía la CE.

No obstante, si los sistemas nacionales de control son muy deficientes, la CE debería llevar a cabo controles «in situ», basados ​​en el riesgo de incumplimiento, añadieron los eurodiputados.

Según la ponente principal, la eurodiputada liberal (ALDE) alemana, Ulrike Müller, «el informe sobre el reglamento horizontal de la PAC se ha redactado en base a dos objetivos: simplificar la gestión administrativa y hacer que las instituciones sean más transparentes. El informe aprobado cumple con estos dos objetivos, en beneficio de los Estados miembros, de los agricultores y de los ciudadanos por igual».

El texto aprobado por los eurodiputados de la Comagri deberá ser analizado por el Pleno del Parlamento Europea. Esto solo sucederá después de las elecciones europeas del 23-26 de mayo. No obstante, la Conferencia de Presidentes (presidente del PE y líderes de grupos políticos), al igual que con los dos informes anteriores sobre la PAC post-2020, deberá decidir enviar el texto a toda la Cámara, puesto que, de lo contrario, la nueva Comisión de Agricultura del PE tendrá que volver a examinar el asunto.

Coherencia y pragmatismo

Con su voto sobre el informe del eurodiputado Ulrike Müller sobre el Reglamento horizontal, la Comisión AGRI del Parlamento Europeo concluyó su ronda de discusiones sobre el futuro de la PAC de una manera pragmática y coherente, según los representantes de las organizaciones profesionales agrarias y sus cooperativas (COPA-Cogeca).

El COPA-Cogeca celebra en general el resultado de la votación, ya que las enmiendas de compromiso adoptadas aclaran algunas de las cuestiones que estaban pendientes sobre la gobernanza de la futura PAC.

A juicio de esta organización, el futuro Parlamento Europeo la CE deberían aprovechar este trabajo constructivo para avanzar hacia la oportuna conclusión de la reforma de la PAC.

Además, las enmiendas adoptadas deberían ayudar a reducir la carga administrativa para los agricultores y sus cooperativas, y no deberían poner en peligro el carácter común de la PAC.

El COPA-Cogeca considera que el hecho de que las características más importantes del nuevo sistema de gobernanza de la PAC, basado en resultados, se hayan mantenido en el informe del Parlamento Europea es una señal positiva.

El sector agrario de la UE ha abogado constantemente por un modelo que ofrezca una simplificación para los beneficiarios y no ponga en peligro el carácter común de la PAC. Por eso esperan que el nuevo esquema de la PAC y el sistema basado en resultados cumplan con estas expectativas.

Otro elemento importante para el COPA-Cogeca es desarrollar una reserva de crisis que funcione bien y que esté debidamente financiada, y que, además incluya mecanismos de activación claros y oportunos. Si bien las enmiendas de compromiso que se votaron en la Comagri satisfacen algunas de las demandas de los agricultores, creemos que podrían haber ido aún más lejos, según esta organización.

Para Peka Pesonen, secretario general del COPA-Cogeca, «hay que esperar que el nuevo sistema de gobernanza de la PAC basado en resultados cumpla con el compromiso de proporcionar más simplificación y de reducir la carga administrativa.»

«El trabajo de la Comagri está ahora ya completo y dependerá del futuro Parlamento Europeo concluir el debate de la PAC. Los próximos cinco años serán verdaderamente decisivos para el futuro de nuestro sector y solo podemos esperar que los eurodiputados recién elegidos apoyen e impulsen la propuesta actual, ofreciendo claridad y estabilidad al sector agrícola comunitario».

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018