La CNMC considera que la indicación obligatoria del origen de la leche puede restringir la competencia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)  ha aprobado y emitido un informe en el que considera que la indicación obligatoria del origen de leche y los productos lácteos,  como se recoge en el proyecto de Real Decreto elaborado en su día por el Ministerio de Agricultura, puede restringir la competencia.

Para este organismo, dependiente del Ministerio de  Economía, Industria y Competitividad,  la indicación de origen de la leche y los productos lácteos en los envases puede ser relevante para el consumidor, pero también puede constituir una restricción a la libre circulación de mercancías y, por ende, a la competencia efectiva.

Según la CNMC, este tipo de  medidas pueden tener un efecto proteccionista con la industria láctea nacional, contribuyendo a compartimentar el mercado por zonas geográficas y, ante ello, “debe extremarse la precaución a la hora de introducir esta clase de obligaciones.

Además, en su recomendación, la Comisión considera que debería justificarse mejor que se trata de una medida de interés público,  así como la relación entre el origen de la  leche y sus cualidades con la relevancia de indicar el origen para los consumidores finales.

Y, en este sentido, estima que la medida debería tener una mayor justificación sobre las razones imperiosas de interés general que se ven afectadas en la situación actual y cómo va a contribuir a protegerlas la medida proyectada,  más  allá de constatar que otros Estados  miembros han adoptado normativas similares.

La  CNMC estima además que “sería conveniente justificar la proporcionalidad de la nueva exigencia a la luz de  las posibles alternativas menos gravosas existentes”

Ver informe adjunto: RDIndicaOrigenLeche


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018