La CE plantea mecanismos para sancionar a infractores de la OMC tras el bloqueo de su Órgano de Apelación

La Comisión Europea hizo pública una propuesta, que permitirá a la UE proteger sus intereses comerciales a pesar de la parálisis del Sistema Multilateral de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

A fin de hacer mayor hincapié en el cumplimiento y la vigilancia de la aplicación de los acuerdos comerciales de la UE, la Comisión creó este jueves  12  de  diciembre el cargo de Alto Responsable de la Aplicación de la Política Comercial.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró al respecto que «una Europa más fuerte en el mundo implica un liderazgo eficaz de la UE en el comercio mundial y unas facultades adecuadas para garantizar el respeto de las normas del comercio internacional. Por este motivo, inicio mi mandato adoptando medidas rápidas para reforzar nuestros instrumentos comerciales. La propuesta nos permitirá defender nuestros intereses en estos tiempos especialmente difíciles para el comercio internacional. Dado que están en juego muchos puestos de trabajo en Europa, la UE debe equiparse para garantizar que nuestros socios respeten los compromisos que han contraído y esa es la finalidad de esta propuesta».

Por su parte, el nuevo comisario de Comercio, Phil Hogan, afirmó que «es un momento crucial para el multilateralismo y para el sistema de comercio mundial. Al quedar el Órgano de Apelación fuera de juego, hemos perdido un sistema de solución de diferencias aplicable, que ha sido un garante independiente de la puesta en práctica imparcial de las normas de la OMC. Pese a que intentamos reformar la OMC y restablecer un sistema que funcione correctamente dentro de esa organización, no podemos permitirnos permanecer indefensos si no existe ninguna posibilidad de obtener una solución satisfactoria en el seno de la OMC. Las modificaciones que proponemos nos permitirán defender a nuestras empresas y a nuestros trabajadores y consumidores siempre que nuestros socios incumplan las normas».

La propuesta para modificar el Reglamento de aplicación existente constituye una reacción directa al bloqueo de ayer de las operaciones del Órgano de Apelación de la OMC. Una vez aprobadam supondría que la CE podría imponer contramedidas o represalias a los países que incumplan las normas de la OMC, a pesar de la parálisis del Órgano de Apelaciones por el bloqueo al que le ha sometido la Administración Trump al negarse sistemáticamente a renovar a dos de sus tres jueces, que habían cumplido ya su mandato de ocho años.

El Reglamento vigente —que constituye una base en virtud del Derecho de la UE para la adopción de contramedidas comerciales— exige que las diferencias se sometan a todos los procedimientos de la OMC, incluida la fase de apelación, antes de que la Unión pueda reaccionar. La ausencia de un Órgano de Apelación de la OMC funcional permite que los miembros de la OMC eludan sus obligaciones y eviten una resolución vinculante simplemente apelando contra un informe de un grupo especial.

La propuesta de la Comisión permitirá a la UE reaccionar incluso si la OMC no emite una resolución final en el nivel de apelación, porque el otro miembro de la OMC bloquee el procedimiento de resolución de diferencias al apelar a la nada.

Esto se ha traducido ahora en una enmienda al reglamento de ejecución de 2004, que permite a la CE, en nombre de los 28 Estados miembros, actuar en asuntos relacionados con el comercio internacional y que puede ser la base para «imponer contramedidas», cuando se gane un procedimiento de resolucón de disputas en la OMC o en el marco de un acuerdo bilateral entre la UE y otro socio, y éste recurra la decisión a la falta de un órgano de apelación, que ya no está operativo.

Este nuevo mecanismo se aplicará también a las disposiciones en materia de solución de diferencias incluidas en acuerdos comerciales bilaterales o regionales suscritos por la UE.

La UE ha de ser capaz de dar una respuesta firme en caso de que los socios comerciales obstaculicen la resolución efectiva de diferencias, por ejemplo, mediante el bloqueo de la composición de los grupos especiales.

En consonancia con las orientaciones políticas de la presidenta Von der Leyen, la Comisión pone en marcha los instrumentos de la Unión para hacer hincapié en el cumplimiento y la vigilancia de la aplicación de los acuerdos comerciales de la UE, creando el cargo de Alto Responsable de la Aplicación de la Política Comercial, cuyo titular será nombrado a principios de 2020.

El respeto de los compromisos contraídos con otros socios comerciales es una prioridad clave de la Comisión Von der Leyen. Por consiguiente, la UE está haciendo un mayor hincapié en garantizar el cumplimiento de los compromisos contraídos por sus socios en los acuerdos comerciales multilaterales, regionales y bilaterales.

Para ello, la Unión se apoyará en un conjunto de instrumentos. La propuesta presentada hoy se someterá ahora a la validación del Parlamento Europeo y de los Estados miembros de la UE en el Consejo mediante el proceso legislativo ordinario.

El Órgano de Apelación de la OMC, que venía funcionando desde 1995, tenía la «última palabra» en los conflictos comerciales que los 164 países miembros de esta organización multilateral someten al árbitro del organismo, y quedó inoperativo desde este miércoles 11 de diciembre, al quedar solo uno de los tres miembros de los que constaba.

En suma, la propuesta de la  CE premitirá a la UE reaccionar incluso si la OMC no emite una sentencia final a nivel de apelación, porque otro miembro de la organización bloquee el procedimiento de disputas apelando al vacío legal existente.  El nuevo mecanismo se aplicará a las provisiones para la resolución de controversias en acuerdos comerciales o regionales de los que forma parte de la UE, además el Alto Responsable de aplicar las Politicas Comerciales podrá dedicar más atención al cumplimiento y aplicación de los acuerdos comerciales de la Unión Europea, una vez sea nombrado.

En cualquier caso, la UE ya llegó a establecer este año con dos socios, Canadá y Noruega,  sendos acurdos interinos para que, en caso de disputas comerciales,  solucionarlas teniendo en cuenta las normas de la OMC en sustitución del Órgano de Apelación.

Más información: 

Propuesta

Nota informativa

Preguntas y respuestas

Infografía

Declaración del comisario Hogan sobre el Órgano de Apelación de la OMC 

Propuesta de la UE para la reforma de la OMC y de su sistema de solución de diferencias

Acuerdos provisionales de la UE con Noruega y Canadá

Orientaciones políticas de la Comisión de 2019

Carta de mandato del comisario Hogan

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018