La CE pide más esfuerzos de prevención para frenar el riesgo creciente de incendios forestales

La Comisión Europea demanda  más esfuerzos de prevención que ayuden a frenar el riesgo creciente de incendios forestales en el futuro.

En su ultimo informe sobre incendios forestales, Bruselas pone de manifiesto la necesidad de hacer frente al cambio climático «para dejar un planeta más saludable a las futuras generaciones», como señaló el presidente Jean-Claude Juncker en su último discurso sobre el Estado de la Unión, abogando por reforzar las medidas de prevención de los incendios forestales.

La Comisión Europea hizo público su informe anual de 2017 sobre los incendios forestales en Europa, Oriente Medio y África del Norte. En él que se señala que en el pasado año ardieron más de 1,2 millones de hectáreas de bosques y tierras en Europa (más de la superficie total de Chipre).

Además, los incendios se cobraron la vida de 127 civiles y bomberos, y causaron daños económicos estimados en casi 10 000 millones de euros.

Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, declaró que las condiciones meteorológicas extremas (sequías prolongadas y olas de calor) agravan los incendios y dificultan los trabajos de extinción.

Más del 90 % de los incendios tienen su origen en actividades humanas, razón por la cual la UE está trabajando estrechamente con los Estados miembros en la prevención, garantizando que los ciudadanos y los responsables de la toma de decisiones sean más conscientes de las causas y los riesgos de los incendios forestales.

También es preciso invertir mucho más en la gestión forestal para garantizar las mejores prácticas en toda la UE. Como se ha constatado una vez más en el verano de 2018, aún queda mucho por hacer en materia de prevención y Europa debe seguir estando en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, responsable del Centro Común de Investigación (CCI), señaló que los científicos del CCI supervisan continuamente los incendios en Europa a través del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales.

Los datos constatan que los últimos dos años muestran que los incendios están aumentando en número y gravedad. “Me enorgullece que la recogida y el análisis de datos nos ayuden a comprender mejor los cambios y proporcionen a las autoridades nacionales una base para mejorar tanto la prevención como la preparación de la lucha contra los incendios”, añadió Navracsics.

Más y peores incendios en la UE

El último informe muestra una clara tendencia a que las temporadas de incendios sean más largas que en años anteriores, ya que ahora se producen incendios mucho más allá de los meses estivales (julio a septiembre).

En 2017, los meses más críticos fueron junio y octubre, meses en los que se produjeron incendios mortales en Portugal y el Norte de España.

La región Mediterránea sigue siendo la más afectada. Sin embargo, como consecuencia de unos veranos excepcionalmente secos en Europa central y septentrional, recientemente se han producido grandes incendios en países como Suecia, Alemania y Polonia, donde históricamente había muy pocos.

Por último, en 2017, más del 25 % de la superficie total quemada se hallaba dentro de la red Natura 2000, de modo que los países de la UE deben redoblar sus esfuerzos para restaurar y gestionar los hábitats protegidos y los servicios de los ecosistemas, en particular en aras de la prevención de los incendios forestales

Prevención forestal clave

Como en años anteriores, en 2017 la mayor parte de los incendios tuvieron su origen en actividades humanas. Las prácticas de gestión forestal no sostenible, la degradación de los ecosistemas, así como la plantación de especies de árboles forestales muy inflamables facilitan la ignición y favorecen la propagación de los incendios forestales.

Por tanto, la prevención es clave en la lucha contra los incendios forestales. La gestión adecuada de los bosques y las prácticas de uso del suelo pueden reducir el riesgo de incendios y mejorar la resiliencia del monte frente a los incendios.

Además, el informe muestra que la sensibilización y la formación de las comunidades locales, de los responsables políticos y de las partes interesadas aumentarán su nivel de preparación.

Para la CE, los Estados miembros y las instituciones de la UE deben seguir colaborando para proporcionar orientaciones sobre cómo actuar en caso de incendios forestales y sobre la forma de aumentar nuestra resiliencia, basándose en las experiencias nacionales y en las mejores prácticas.

Contexto

El informe sobre los incendios forestales en Europa, Oriente Próximo y África del Norte («Forest Fires in Europe, Middle East and North Africa 2017 <http://effis.jrc.ec.europa.eu/reports-and-publications/annual-fire-reports/> »), elaborado por el Centro Común de Investigación (CCI), que es el centro interno de ciencia y conocimiento de la Comisión Europea, proporciona un análisis detallado de los incendios forestales en 2017, incluidos los informes específicos por país.

El informe combina datos procedentes del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS) <http://effis.jrc.ec.europa.eu/> , gestionado por el CCI, con estadísticas e información facilitada por los Estados miembros de la UE y los países vecinos.

Ayuda de la UE

En 2018, el Mecanismo de Protección Civil de la UE se ha activado cinco veces para responder a los incendios forestales en Europa y se ha proporcionado un importante apoyo a los países que lo han necesitado, en particular Suecia y Grecia.

En total, este verano se han movilizado 15 aviones, 6 helicópteros y 400 bomberos y miembros de la tripulación. La Unión Europea ha aportado 1,6 M€ en costes de transporte para movilizar la ayuda a los países afectados.

Por otra parte, a petición de los Estados miembros, se han elaborado más de 139 mapas por satélite del sistema Copernicus. Además, se ha realizado una misión de prevención y preparación en Portugal, a fin de reforzar la capacidad de ese país para hacer frente a los incendios forestales.

Reforzar capacidad de respuesta

Asimismo, la Comisión ha propuesto reforzar las capacidades de la protección civil europea, a través de rescEU <http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-4731_es.htm> , a fin de preparar mejor a los Estados miembros para hacer frente a las catástrofes.

El sistema rescEU se basa en dos pilares fundamentales: prevención y preparación y una mayor capacidad de respuesta, incluida la creación de capacidades europeas en reserva para actuar como red de seguridad cuando las capacidades nacionales se vean desbordadas.

La propuesta rescEU es un elemento central en la agenda del presidente Juncker de una Europa que protege a sus ciudadanos.

Más información

Forest Fires in Europe, the Middle East and North Africa 2017 <http://effis.jrc.ec.europa.eu/reports-and-publications/annual-fire-reports/>

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018