La CE es consciente de las “implicaciones sistémicas” de las sanciones a la aceituna negra española

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström señaló, respecto a la imposición de medidas antisubvenciones provisionales a las importaciones de aceituna de mesa españolas en Estados Unidos, que la Comisión Europea es “plenamente consciente de la importancia de este asunto y de sus implicaciones sistémicas”, en clara referencia a que podría afectar al marco de la PAC y a otras exportaciones alimentarias.

Desde el inicio de las investigaciones, señala la comisaria, la CE ha intervenido  activamente y ha proporcionado a las autoridades estadounidenses toda la información pertinente, actuando en estrecha cooperación con el Gobierno de España y las empresas españolas afectadas.

Además, añade, los comisarios Hogan y Malmström han planteado personalmente esta cuestión a sus homólogos del Gobierno norteamericano.

En respuesta a la pregunta escrita a los eurodiputadas españolas del Grupo Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), Inmaculada Rodríguez-Piñero, Clara Aguilera, Soledad Cabezón y Sergio Gutiérrez, se señala que “los servicios de la CE siguen prestando asistencia a la industria española y al Gobierno de España, con el fin de velar por que las autoridades de los Estados Unidos respeten plenamente las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) durante tales investigaciones.”

“Estas intervenciones enérgicas, añade la comisaria, se mantendrán enérgicamente a todos los niveles, a fin de evitar cualquier medida injustificada”

La CE recuerda que, gracias a las sucesivas reformas de la PAC, la UE ha contribuido de forma muy  importante a abandonar las subvenciones agrícolas que distorsionan el comercio, animando así a otros miembros de la OMC a proceder del mismo modo.

La Comisión, por último, prevé que la decisión final en el marco de estas investigaciones se adopte el próximo 9 de abril. Y, “a la luz de dicha decisión, examinará todas las opciones y la adopción de más medidas.”

Los eurodiputados  socialistas españoles preguntaban a la CE sobre las medidas que tenía previsto adoptar la Comisión en relación con este caso y para evitar que pueda producirse un riesgo sistémico que cuestione el sistema de la PAC y que otras exportaciones europeas se vean afectadas, así como su valoración sobre la imposición de estas medidas antisubvenciones provisionales.

El pasado 21 de noviembre de 2017, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció la imposición de medidas antisubvenciones provisionales a las importaciones de aceituna de mesa españolas (aceituna negra oxidada), al entender que las subvenciones a los productores que se reciben en el marco de la PAC constituirían una competencia desleal hacia los productores estadounidenses.

Las exportaciones de aceituna de mesa españolas a Estados Unidos alcanzaron en 2016 un volumen de 70,9 millones de euros, y de su producción dependen miles de puestos de trabajo y familias.

Más presión

Por su parte, la delegación del Partido Popular en el Parlamento Europeo pidió también a la Comisión Europea que aumente la presión política contra Estados Unidos por su castigo arancelario a la aceituna española, y le pidió a su vez que no trate este asunto como un caso aislado, sino como el primer paso de una ofensiva más amplia contra la Política Agrícola Común (PAC).

En una carta enviada a los comisarios de Agricultura y Comercio, Phil Hogan y Cecilia Malmström, por iniciativa del vicepresidente de la Eurocámara Ramón Luis Valcárcel, los eurodiputados populares reconocen que “la intervención a nivel puramente técnico de la Comisión ha demostrado ser insuficiente, como prueban los subsecuentes gravámenes impuestos a la aceituna de mesa”.

En paralelo a esta carta, el PPE también está trabajando, a través de su ponente, Esther Herranz, en una resolución al respecto que será consensuada con los distintos grupos políticos del Parlamento Europeo en las próximas semanas.

Así, si bien los eurodiputados populares agradecen a la Comisión que haya ofrecido apoyo y asistencia a los productores españoles desde el principio, le apremia a “dar pasos más allá, y preferiblemente en forma de mayor presión política”.

La necesidad más urgente, según apuntan los parlamentarios en su misiva, es “disuadir a la Administración estadounidense de que no apruebe con carácter definitivo” en los próximos meses los aranceles provisionales, que ya está cobrando a las empresas españolas del sector, puesto que “esta medida altamente irresponsable podría ser fatal para la industria”.

Asimismo, los populares no creen que a día de hoy “el camino de la OMC” deba ser el único, ya que “el sector no podría permitirse esperar el plazo de al menos año y medio que requiere el procesamiento de una denuncia ante la OMC.”

Puesto que las nuevas barreras a la importación se basan en la “infundada suposición” de que las ayudas de la PAC constituyen una práctica comercial injusta, el PP indicó a los comisarios que “este asunto no puede seguir tratándose como un caso aislado”, puesto que “no estamos asistiendo sólo a una ofensiva contra la aceituna española, sino a la aplicación de una estrategia proteccionista más amplia que pretende minar la competitividad europea”.

Desde el PP se advierte de que “las acciones emprendidas por la Administración de EEUU no sólo suponen una amenaza para el sector español de la aceituna, sino para la PAC en su totalidad”. De esta manera, se afirma que “hacer la vista gorda ante este caso sentaría un alarmante precedente que podría amenazar el sistema europeo de apoyo a la actividad agraria”.

Como recuerdan en su carta, “la imposición de medidas anti-subsidios por parte de Estados Unidos ha incrementado los aranceles a la importación de aceitunas negras producidas en España hasta alcanzar entre un 17,11 y un 26,97%, situándose el arancel medio en el 21,60%”.

Esto “tiene un efecto directo en un sector que es de particular importancia en zonas que se vieron duramente golpeadas por la crisis”, según explica el PP, recordando que “miles de puestos de trabajo, y por tanto miles de familias, dependen de la industria de la aceituna”.

Los populares temen que, de consolidarse las medidas arancelarias, el movimiento de la Administración Trump “podría prácticamente suponer la pérdida del mercado estadounidense” para la aceituna negra española.

Así pues, urgieron a la Comisión Europea a “tomar todas las medidas necesarias para probar lo infundado de las alegaciones que amenazan directamente al sector español de la aceituna, pero que también entrañan un serio riesgo para la PAC en su conjunto”.

Los eurodiputados del PP responsables de temas agrícolas (Esther Herranz, Ramón Luis Valcárcel, Gabriel Mato y Pilar Ayuso) ya se han dirigido anteriormente a la Comisión para que emprendiese acciones que evitaran las subidas arancelarias contra la aceituna española.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018