La AICA realizó cerca de 800 controles entre operadores de la cadena alimentaria hasta el pasado 30 de junio

La Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), del Ministerio de Agricultura, realizó durante el primer semestre de 2019 controles sobre 791 relaciones comerciales entre operadores de la cadena alimentaria, como consecuencia de las inspecciones de oficio llevadas a cabo en el marco del Plan General de Vigilancia.

Un 53% de las operaciones comerciales controladas se concentraron en el sector de las frutas y hortalizas (413), otro 21% en el sector lácteo (167( y otro 12% en el sector cárnico (94).

También se contralaron durante este primer semestre operaciones comerciales en los sectores vitivinícola (43); frutos  secos (20), cereales (11), oleícola (10),  y otros, como huevos, miel, conservas, etc. (30).

Se realizaron 111 opciones de oficio hasta el pasado 30 de junio, acumulando un total de 4.164 desde la creación de AICA en 2014. De este número, al sector hortofrutícola correspondieron 50;  al vino  (20), al lácteo (18), al cárnico (13); al oleícola, cereales y frutos secos (2, respectivamente) y otros (3).

Denuncias

Además, AICA actuó también ante las denuncias recibidas, unas 24 hasta el 30 de junio pasado. De ellas, el 50% de las actuaciones se llevaron a cabo en el sector de frutas y hortalizas (12), por delante de las denuncias del sector lácteo (29% y 7).

No obstante, desde el inicio de la actividad de AICA en 2014, este último sector fue el que acumuló el mayor número de denuncias recibidas, con un 40% del total y 109 denuncias recibidas, seguido por el de frutas y hortalizas (70); oleícola (34),  vino (29), cárnico (10),  cereales/arroz (6), general (6),  frutos secos/almendra (2);, aceite y leche (2) y semillas,  legumbres, atún en conserva y pienso (1, respectivamente), además de 3 denuncias generales.

La AICA trasladó un total de 77 expedientes a las CC.AA., correspondientes a la Ley de la cadena alimentaria, competentes para proceder a su investigación y, en su caso, a su sanción.

Además, del total de las 268 denuncias recibidas por AICA por «venta a pérdidas», un total de 52 en este periodo se trasladaron a las CC.AA. en las que se aludía a un presunta «venta a pérdida», práctica prohibida por la Ley del Comercio Minorista, y, de éstas, 3 denuncias lo fueron en este primer semestre del año.

Sanciones

El incumplimiento de los plazos de pago concentró el 68% de las multas impuestas durante estos seis primeros meses, seguido de la no inclusión de todos los extremos o de las cláusulas obligatorias en los contratos (18,5%); más de una infracción, que incluyen varios tipos de incumplimiento (6,7%), ausencia de contratos (4,6%), no suministrar información requerida (1,26%) y modificaciones unilaterales no pactadas (1,26%).

El 75% de las 238 sanciones impuestas por AICA, correspondieron en este periodo (primer semestre de 2019) al sector de frutas y hortalizas,  seguido del 13,3% del sector del vino (34), aceite de oliva (4,62% y 11), lácteo (4,62% y 11), atún en conserva (0,84% y 2) y cárnico/pollo (0,42% y 1 sanción).

De las 238 sanciones impuestas a los distintos eslabones de la cadena alimentaria en 2019, un 67,65% corresponden al de la distribución comercial mayorista (161); otro 21,85% al sector de la industria alimentaria (52); un  8,8% a la distribución comercial minorista (8,82%) y el 1,68% restante a los productores (4).

Sanciones acumuladas

Desde el inicio de su actividad en 2014, AICA impuso ya 1.735 sanciones por un importe de algo más de 10,6 millones de euros.

 De estas sanciones, el 53% del total corresponden al eslabón del sector de la distribución alimentaria (35,5% al comercio mayorista, con 616, y 17,64% al comercio minorista, con 306) , mientras que la industria transformadora concentró el 38% del total (659 sanciones) y el sector productor el 8,88% restante (154 sanciones).

Por sectores, del total de las 1.735 sanciones impuestas en el acumulado desde la creación de AICA, un 42,54% del total a parar al sector de frutas y hortalizas (738); otro 17,64% al sector lácteo (306), un 11,87% al vino (206); un 11,18% al aceite, aceituna, olivar (194); un 10,26% al general (sector no específico), con 178 sanciones; un 2,71% al sector de animales vivos (47); un 1,38% al de cereales (24); un 1,32% al de atún (23); un 0,52% al de huevos (9); un 0,29% al de carne (pollo), con 5; un 0,17% a forrajeras (3); un 0,06% al de atún en conserva (1) y lo mismo al de legumbres (1).

Durante todo este tiempo, casi la mitad (46,97%) de las 1.735 sanciones impuestas, con 815, lo fueron por incumplimiento de los plazos de pago; otro 16,43% y 285 por más de una infracción de la Ley de la Cadena Alimentaria; un 14,47% y 251 por ausencia de contratos; un 11,7% y 203 por no suministrar información requerida por AICA; un 9,45% y 164 por no incluir todos los extremos de la relación comercial en los contratos, y el 0,98% restante por modificaciones unilaterales no pactadas.

Labor de AICA

La Agencia de Información y Control Alimentario realiza una constante labor de inspección en todos los sectores y a todos los agentes que intervienen en las relaciones comerciales de la cadena de valor. Además, se ocupa de la tramitación de expedientes, investigación de denuncias y propuesta de sanciones.

AICA es un organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, creado mediante la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, con el objetivo de controlar el cumplimiento de la misma en lo que respecta a las relaciones comerciales entre los operadores.

La actividad de control que ejerce la Agencia se realiza cuando ésta recibe una denuncia por incumplimientos a la Ley de la Cadena Alimentaria, y mediante inspecciones de oficio. AICA inicia e instruye el procedimiento sancionador correspondiente en caso de detectar algún incumplimiento.

Además, AICA tiene encomendada la gestión y mantenimiento de los sistemas de información y control de los mercados en el sector oleícola y en el sector vitivinícola. 

También, desde 2016, AICA es competente en el control oficial de los operadores acogidos a las Denominaciones de Origen (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de ámbito supra-autonómico. Concretamente, la misión de AICA consiste en comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos en los pliegos de condiciones de las DOP Jabugo, Arroz de Calasparra y Cordero Segureño, y las IGP Los Beyos y Carne de Ávila.

Resumen informativo pdf: INFORME AICA JUNIO 2019


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018