Kultistrip 4500 F de Kverneland, para el trabajo del suelo en la línea de siembra

El apero Kultistrip 4500 F de Kverneland para el trabajo en bandas del suelo fue analizado en campo sobre un rastrojo de maíz, mostrando que esta tecnología tiene serias posibilidades de implementarse en nuestras explotaciones en un futuro muy cercano como labor previa a la siembra, al permitir, en una única pasada, preparar el lecho de siembra y aplicar abono localizado, manteniendo en un gran porcentaje del suelo la cobertura existente de los restos del cultivo anterior.
F. J. García Ramos, A. Boné, M. Videgain, J. Val. Escuela Politécnica Superior. Universidad de Zaragoza – Campus Huesca.

E­­­­­l pasado 3 de mayo, parte del equipo de trabajo del Laboratorio de Maquinaria Agrícola de la Escuela Politécnica Superior (Campus de Huesca – Universidad de Zaragoza) nos desplazamos a la localidad de Grañén (Huesca) para realizar una prueba de campo con un apero Kultistrip 4500 F, fabricado por Kverneland. Adicionalmente, también se utilizó una sembradora Optima HD, de Kverneland.

Durante las pruebas, contamos con la colaboración de Jordi Badiola, product ma­na­ger de Kverneland, Jorge Lainez, delegado de Kverneland en la zona, Luis e Is­mael Ballesteros, propietarios del equipo Kultistrip y Luis Sanagustín, propietario de la sembradora Optima HD.

También colaboraron José Luis Usón, dueño de la parcela donde se realizaron los ensayos, Ta­lle­res Cogasal, distribuidores de Kve­rne­land en la zona y Julio Sopena, del concesionario Lamusa y Servicios de John Dee­re, que nos facilitó el acceso a la telemetría del tractor utilizado.

La técnica de laboreo en bandas, conocida como strip-till, fue desarrollada en la década de los 90 en Estados Unidos. Po­dríamos decir que su filosofía es una mezcla entre la siembra directa y la siembra tradicional.

Este es un sistema ideado para cultivos en línea tipo maíz, girasol, colza, etc. La técnica se basa en trabajar exclusivamente una banda del suelo que coincide con la línea de siembra, manteniendo en el resto de la parcela la cobertura creada por los restos del cultivo anterior. El laboreo en banda se puede plantear en otoño, realizando la siembra en primavera y también, en el caso de dobles cultivos, tras la cosecha de un cereal (por ejemplo cebada), como labor previa a la siembra.

El o­b­je­tivo es mantener un porcentaje elevado de la superficie de la parcela, aproximadamente el 60-70%, con cobertura de restos vegetales, mejorando así la estructura del suelo, reduciendo pérdidas de humedad y evitando la erosión.

Adicio­nal­mente, el hecho de trabajar en la línea de siembra tiene como objetivo aportar aireación al suelo (aspecto de interés en suelos con componente textural arcilloso) y mejorar la germinación de la semilla, por un me­jor contacto de la semilla con agregados finos y una mayor temperatura de la capa superior del suelo al no haber cobertura superficial, potenciando su desarrollo radicular.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018