John Deere avanza en su transformación en una empresa tecnológica

A pesar del entorno de volatilidad en el que se encuentran sumidos los mercados (por cuestiones como la guerra comercial entre EE.UU y China o el Brexit) John Deere ha cerrado el último ejercicio (noviembre 2018- octubre 2019) a nivel mundial «con unos resultados excepcionales en todas las divisiones de negocio», según explica Enrique Guillén, director de la filial ibérica de esta compañía que, como veremos, está dando pasos muy firmes en su transformación en una empresa de tecnología.

La multinacional ha visto aumentar su facturación a nivel global en un 5% en el último año, hasta alcanzar un total de 35.198 millones de euros, con un aumento del beneficio operativo del 37% (situándose en 2.916 millones de euros). La acción bursátil se encuentra, en estos momentos, en máximos históricos.

Para Guillén la clave de estos resultados radica en que se trata de una compañía que mantiene un rumbo firme. La es­trategia de John Deere se fija por periodos de cuatro años y las revisiones no suelen in­cluir cambios drásticos. Prue­ba de ello es también la estabilidad en los puestos di­rec­tivos. John May, que acaba de asumir el mando, será el dé­cimo CEO de una empresa con 185 años de historia que afronta además ahora su trans­for­mación en una empresa tecnológica.

Hace veinticinco años John Deere ya creó una división independiente de agricultura de precisión, ISG (Intelligence Solution Group). Hoy en día, todos sus tractores de más de 150 CV viene equipados con el guiado automático y con un paquete de conectividad (que permite por ejemplo el mantenimiento predictivo de los equipos). Pero ante el reto global de tener que alimentar a más de 9.500 millones de personas en el año 2050, será necesario aumentar los rendimientos agrícolas en un 70% y eso, solo será po­sible con la agricultura 4.0.

Su apuesta por la tecnología se refleja en cuestiones como el nombramiento de un lí­der digital como Dennis Do­cherty –que ha estado al frente de ISG durante muchos años– como nuevo vicepresidente de Ventas y Marketing para Eu­ropa; la participación de la multinacional por segundo año con­secutivo en el Consumer Equipment Show, la feria tecnológica por excelencia que se celebra en Las Vegas (EE.UU) o un cambio en la mentalidad de la compañía que se ve re­fle­jado en proyectos colaborativos para el de-sarrollo de nuevas máquinas y soluciones, algunos de los cuales se han podido ver ya en la última edición de Agritechnica como el VoloDrone (desarrollado junto con Volocopter) o Da­taConnect (en colaboración con otras empresas competencia en el sector agrario).

La filial ibérica cierra también su ejercicio financiero (oc­tu­bre 2018 – noviembre 2019) con unos resultados inmejorables. Un 29% de cuota en el mercado de tractores (+2,3% vs. 2018) y un 26,5% en cosechadoras (+5% vs. 2018) si­tuándose en la segunda posición del mercado. En suma, unos resultados que no alcanzaban desde 2012/13, si bien habrá que esperar a los datos del ROMA de diciembre de 2019, aún sin publicar, para co­no­cer el acumulado de la compañía durante el último año (enero – diciembre 2019) en am­bos mercados.

Y arranca este año con un sólido reconocimiento a su es­fuerzo en innovación como son las ocho medallas con las que han sido reconocidos en el Concurso de Novedades Téc­ni­cas de FIMA 2020: siete me­da­llas por desarrollos propios y una por el desarrollo conjunto de la solución DataConnect con Claas, CNH Industrial y 365 FarmNet, según destacaba Alfonso Lorenzi, director de Marketing de la filial, durante la tradicional rueda de prensa celebrada el pasado 9 de ene­ro (posiblemente la última en las instalaciones de Parla porque la compañía tiene previsto trasladarse al Campus de Getafe).

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018